Basada en la exitosa BMW R1200 GS, llegó al país la nueva R 1200 GS Adventure

Una moto que busca ser la alternativa para quienes recorren largos trayectos en asfalto o caminos de tierra. Ergonomía de primera clase y gran cantidad de ayudas electrónicas para total seguridad.

Redacción Motor

10:42 p.m. 01 de julio del 2014

Detalles de la nueva motocicleta de BMW

La Adventure de BMW es una moto evolutiva que se construye sobre el popular modelo R 1200 GS, pero adaptada para un uso mucho más amable y rutero, que cuadra perfecta­mente con las necesidades de quienes recorren trayectos importantes en su aparato, sin importar el tipo de terreno que les espere. Está movida por el nuevo motor de dos cilindros opuestos 'bóxer', refrigerado por agua-aire, que se estrenó en la R 1200 GS. Tiene 1.170 cm3 y 125 caballos de potencia a 7.750 rpm.

El motor es el mismo de su máquina hermana, pero para la versión Adven­ture modificaron el peso del cigüeñal, más pesado casi un kilo, con el objetivo de suavizar la respuesta del motor a bajo y medio régimen de revoluciones. Esto hace que el motor sea un poco más lento a la hora de subir de vueltas, sin sacrificar potencia final, con una mejor respuesta y reduce las vibracio­nes para hacerlo más confortable.

En la nueva R 1200 GS Adventure las suspensiones instalan a la moto con 20 mm más de altura, el tanque de ga­solina en aluminio tiene 30 li­tros de capacidad (3 menos que la versión anterior, pero como gasta menos, mantiene la misma auto­nomía), rines de radios de color negro y el motor del mismo color. Estas son las características que a la vista la diferencian de la R 1200 normal.

En esta versión el parabrisas es más grande (regulable en altura por medio de una manija giratoria) y tiene un par de deflectores laterales para proteger al piloto del viento, agua y mugre que le depare el camino.

Un detalle curioso es el pequeño compartimiento con tapa sobre el tan­que de gasolina, al que le faltaron po­cos centímetros para que cupiera un teléfono, pero en el que podemos guar­dar los documentos de la moto, dinero para el viaje, etc.

Por supuesto la electrónica es uno de los pilares técnicos de esta moto, pues ofrece cinco modos de conduc­ción (Road, Rain, Dynamic, Enduro y Enduro-Pro).

En modo Rain podemos rodar en piso mojado sin problema. Demora la entrada del motor cuando hay poca tracción. En Road, la moto está confi­gurada para una conducción normal, y en Dynamic podemos sacarle jugo a un manejo más deportivo y agresivo. La posición Enduro es el estándar para carreteras destapadas, y el Enduro-Pro está pensado para un andar más rápido por destapado y barro. Para seleccio­narlo hay que activar un botón situado debajo del asiento y solo debe usarse con llantas de tacos, es decir, se usa so­lo en esa condición específica, por eso no se selecciona sobre la marcha.

Aunque la suspensión es de regu­lación independiente, cada modo de manejo tiene una configuración equi­valente de dureza determinada, pero se puede ajustar a gusto del piloto en tres posiciones (duro, normal y suave). También se calibra de acuerdo con el peso que lleva la moto. Por ejemplo, podemos programar la moto para que ruede en modo Dynamic, pero con la suspensión suave y calibrada para el peso de dos ocupantes más una maleta.

En el sistema de frenos también hay un cambio importante, pues la R 1200 Adventure viene equipada con Brembo en la rueda delantera, con pinzas de anclaje radial, siste­ma utilizado por las motos de pista. El diámetro del disco trasero crece 11 mm con respecto a la R 1200 GS normal.

La Adventure tiene ABS como equipo de nor­ma, que puede ser desconectado a voluntad del piloto. Pero es más avanzado porque tiene un modo 'carretera' y dos 'off-road'. El off road 1 está previsto para campo y actúa sobre ambas ruedas. El 2 in­fluye solo sobre la rueda delantera, para así poder bloquear la rueda trasera en los caminos de tierra y hacer más fácil la entrada a las curvas gracias al derrape que se puede causar con el freno.

Rodamos varios kilómetros sobre la unidad de prueba que tiene Autogermana, en pisos se­co, mojado y en carretera destapada. La moto es muy agradable, pues, a pesar de su tamaño y peso, después de andar en ella se siente muy suave, es fácil de manejar y sus ayudas electrónicas están muy bien calibradas. La moto genera confianza y el piloto se adapta fácilmente a la conducción y a sus diferentes controles después de pocos kilómetros.

Mientras el piso estuvo seco rodamos en modo Dynamic, donde se aprovecha al máximo el poten­cial. Responde al acelerador en cualquier cambio gracias a un excelente torque y una caja bien re­lacionada. Jugamos con la regulación de la suspensión, y donde más a gusto nos sentimos fue en la posición normal.

Luego empezó a llover y pasamos al modo Rain, donde la respuesta del acelerador es más lenta, el control de tracción es más intrusivo, pero permite rodar tranquilo y muy seguro. Eso sí, es normal ver el testigo del control de tracción prenderse continuamente.

Por último nos metimos en una carretera destapada y cambiamos la moto a Enduro. A pesar de rodar con llantas de calle, en una moto que para nuestro tamaño es grande y pesada, pudimos caminar a una velocidad de­cente, con total control y sin ningún susto. Hicimos casi 300 kilómetros en la jornada, y co­mo conclusión podemos decir que es un aparato hecho para comerse los kilómetros sin compasión, en cualquier terreno.

Gonzalo Clopatofsky G.

Detalles de la nueva motocicleta de BMW

Un programa para cada uso

Los modos de conducción actúan sobre la respuesta del acelerador, haciendo que haga falta más o menos recorrido para obtener respuesta. En Road la respuesta del acelerador es lineal, en Dynamic mucho más brusca y activa, y más lenta para piso moja­do en Rain. Además, cada una de esas modalidades también trabaja con el ABS de frenos, la cantidad de patinado que permite el ASC (control de tracción) y la configu­ración del sistema de suspensión electrónica, llamado ESA.

DATOS
La nueva R 1200 GS Adventure viene únicamente en la versión full equipo, cuesta $ 71'900.000 y se puede pedir en tres colores: blanco alpino, verde oliva mate y azul racing metalizado mate. Ya está disponible en Autogermana y sus distribuidores en el país.

La Adventure tiene un amortiguador entre el final de la caja y el cardán para que los golpes de la transmisión sean más suaves, especialmente al abrir o cerrar el acelerador en marchas cortas y circulando despacio, como ocurre en la ciudad.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.