Bentley quebró su tradición de autos premium y fabricó su primera SUV EXP 9F

Bentley incursionó en el mercado de las SUV, con la presentación de este prototipo que no solo está cargado de lujos y equipos sino que monta un enorme motor de 12 cilindros en W de 600 caballos.

Redacción Motor

02:46 p.m. 30 de abril del 2012

Ver galería de fotos de la primer SUV de Bentley

Hoy ya no existen temas vedados para los vendedores de carros. Ya hay un Ferrari 4x4 y no está lejos el día que haya uno de 4 puertas, así la marca lo desmienta categóricamente.

Hay camioneta Jaguar, BMW arrastró a Audi y a Mercedes a las SUV, y ahora Bentley quiebra su tradición de autos de gran corpulencia, pero igual adrenalina en el acelerador, con una monstruosa SUV.

Se llama por ahora, porque seguro le conseguirán un nombre más acorde con su pedigrí, EXP 9F y presentaron el prototipo en China, algo que también se sale de los rituales de los alrededores del palacio de Buckingham.

La camioneta es todo un derroche de confort, de espacios, de amenidades, y basta mirar las fotos para ver cómo maderas, aluminios y otros metales juegan con cueros de las mejores especies para mantener el nivel, si no subirlo.

El motor es tan impresionante como su contextura. Se trata una mole de 12 cilindros, con seis litros de capacidad total pero en forLo ma de W para agregarle exotismo, y dos turbocargadores para garantizar que los 600 caballos de potencia muevan correctamente esta carrocería en hora puntual para el picnic, saltando en las 8 relaciones de la caja superautomática.

Los más modestos, en el rango del medio millón de libras esterlinas para arriba, lo podrán pedir en configuración híbrida al lado de un motor V6 o con un rutinario V8 de 4 litros, pero 500 caballos de potencia de todas maneras.

Sobran palabras para hablarles de sistemas de entretenimiento, pantallas sensibles al tacto, sillas con tapicerías de doble faz y diferentes texturas de cueros para el caso del uso convencional o para una eventual ensuciada de zapatos y atuendos en un exótico "paseo de olla".

De paso, permita darle buen uso a la fina cristalería, vajilla y bar que van acomodados en la parte trasera del carro, sin reducir el espacio de los equipajes.

Como siempre en estos carros de series tan limitadas, la gran mayoría de partes visibles de la cabina son hechas a mano, una por una, y al capricho de cada cliente, pues sobra decir que el portafolio de opciones de un carro de estos debe ser capaz de solucionar cuanto capricho y antojo tengan los compradores.

La producción de esta SUV no está anunciada pero seguramente será el siguiente paso de esta firma con el cual romperá los esquemas de sus tradiciones para estar a tono con las nuevas tendencias de la movilidad, en las cuales las configuraciones SUV son una opción que mucha gente demanda y se debe satisfacer. Además, serán piezas muy exclusivas pues la producción nunca será masiva y debe tener ya una garantizada lista de espera.

RECUADROS:

Bentley siguió la línea de Mercedes, Porsche, Volvo y BMW, que incursionaron hace años en el mercado de las SUV, con la presentación de este fabuloso prototipo de una camioneta que no solo brilla por sus lujos y equipos sino por el motor de 12 cilindros en W que produce 600 caballos de potencia.

Lo máximo

Este prototipo debía representar lo máximo dentro de los topes de la marca y crear un punto de referencia para todos sus émulos del mercado del gran lujo. Una de las grandes novedades del SUV de Bentley es que el techo de cristal tiene cuatro secciones que se ajustan de manera independiente de tal manera que cada pasajero puede escoger la dosis de luz, visibilidad o privacidad que quiera en su puesto. Todas las partes de madera, cueros y guarniciones metálicas del interior son hechas a mano para cada auto.

¿Un bar, una suite, una oficina, una cabina de primera clase de avión, de un avión privado, el sillón de la biblioteca? Todo eso debía estar incluido en el concepto de la cabina y los accesorios de esta enorme SUV para que sus propietarios encontraran el entorno al cual están habituados.

El año pasado se vendieron 1.759 unidades de los diversos modelos, de los cuales 578 se fueron para China. Los estadounidenses se quedaron con 468 y en los países árabes hubo 168 postores. El resto del mundo se repartió el sobrante, pero en casa solo 233 ingleses pagaron por ellos.

FRASES:

Las ruedas de 23 pulgadas y varios elementos del diseño de la SUV están inspirados en las aspas de una turbina, y la tuerca central emula la sujeción de las ruedas de los carros de competencia que ganaron las 24 Horas de Le Mans a finales de los
años 20 del siglo pasado.

El diseño del interior se desarrolló alrededor de la habitabilidad, servicios, ayudas visuales y todas las facilidades para los exquisitos pasajeros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.