¡La BMW 650 GS se actualiza!

Autogermana trae a Colombia la nueva cara de la conocida 650 GS, una motocicleta que asegura calidad, seguridad y economía. El ¿face lift¿ la deja al día con la moda actual de las dos ruedas.

Redacción Motor

08:55 p.m. 29 de agosto del 2011

Con su diseño moderno y agresivo, propio de una moto todoterreno, la 650 GS tiene ahora un aspecto más atrevido, ligero y aventurero.

El motor del nuevo modelo sigue siendo el mismo que equipaba la versión anterior, un 650 cm3 monocilíndrico con 48 caballos de potencia a 6.500 rpm. La transmisión es de 5 velocidades y transfiere la potencia a la rueda trasera por medio de cadena.

En el campo del frenado, viene con un disco delantero de 300 mm y el trasero de 240 mm, pero la importante diferencia la hace el sistema ABS que ofrece más seguridad al efectuar maniobras de frenado en situaciones de alto riesgo. Es interesante anotar que para darle una mayor versatilidad y uso deportivo, el ABS tiene una
posibilidad de desconexión con un botón para conducir en terrenos destapados.

Otro detalle diferencial es que el tanque de gasolina está situado en la parte posterior de la moto, debajo del asiento, por lo cual va más bajo y se mejora el centro de gravedad con las consabidas ventajas de estabilidad y maniobrabilidad. Se nota bien la diferencia con respecto a las motos de arquitectura tradicional con el tanque adelante y especialmente en el momento de inscribir la máquina en las curvas a alta velocidad.

En esta nueva versión el timón es más ancho y ergonómico lo cual se traduce en una posición de manejo muy cómoda y todos
los mandos son fáciles de manipular. La manigueta del embrague es graduable, para adaptar su largo al alcance de la mano del piloto.

En cuanto al diseño exterior, las novedades más relevantes de esta moto se ven en la luz delantera asimétrica, las direccionales deportivas, el guardabarro delantero que gira junto con la horquilla y la nueva gama de colores, blanco y rojo, que se pueden combinar con el asiento rojo o gris.

El tablero de instrumentos, es completamente nuevo y con toda la información necesaria. Tiene el velocímetro análogo y un display de LCD con tacómetro digital.

En esta pantalla es posible consultar el kilometraje total, el parcial de viaje y la hora. En el mismo cuadro encontramos los testigos de norma tales como direccionales o luces de parqueo, indicador de luz alta y testigo de reserva de combustible.

Que no suple la falta de un medidor de gasolina pues es muy importante para este tipo de motos por su uso todoterreno. También se muestra el indicador del sistema ABS y hay un testigo de alerta para la temperatura del aceite del motor.

Los rines son de fundición ligera y tienen un nuevo diseño, a diferencia del modelo anterior que los tenía de radios. La llanta trasera es más ancha pues pasó de 3 a 3,5 pulgadas. Adelante pisa unos cauchos 110/80 R19 59V y atrás 140/80 R17 69V, cambio que implementó BMW para aumentar la estabilidad de la moto a altas velocidades.

En la marcha la 650 GS es una motocicleta agradable, se maneja fácil, cruza muy bien y es bastante predecible. Los frenos fantásticos y en cambio nos pareció que le falta un poco de potencia al motor y que vibra mucho en el rango de 5.000 a 6.000 rpm, situación que para viajes muy largos es bastante incómoda.

Considerando su peso moderado y la baja altura de su asiento, es la máquina ideal para iniciarse como motociclista en aparatos de buena potencia y rendimiento y en ese caso, el ABS es una enorme ayuda para quienes vienen ascendiendo en la gama.

El precio de la 650 GS que viene de Alemania es de $27.900.000.

FRASES

El tanque de la gasolina ya no va en el sitio tradicional sino debajo de la silla para bajar el centro de gravedad.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.