Preámbulo de lo que será el nuevo Serie 8

Este borrador, presentado en el pasado Concurso de Elegancia de Villa del Este (Italia), es la representación del nuevo auto de lujo de BMW.

Revista Motor

03:32 p.m. 13 de junio del 2017
Regresa el Serie 8

Regresa el Serie 8

Será lanzado oficialmente el año entrante como Serie 8 Coupé, con la carrocería más grande de la historia de la marca. Todo un despliegue de diseño y tecnología, sin descuidar el ADN de la casa matriz.

Regresa el Serie 8

.

“El próximo BMW Serie 8 Coupé demostrará que la dinámica definida y el lujo moderno pueden ir de la mano”, dijo el presidente del Consejo de Administración de BMW, Harald Krüger, luego de la presentación de este vehículo conceptual, preámbulo del que será el auto definitivo, el cual reforzará la oferta de vehículos de lujo tipo cupé que la marca viene incorporando a su portafolio.

Aunque es su última novedad, lo cierto es que la referencia ‘Serie 8’ no es nueva para BMW. Treinta y tres años atrás, la matriz alemana presentó en el Salón de Fráncfort al abuelo de este modelo, armado con una carrocería en forma de cuña, de gran tamaño y ostentación, con unidades de luz delanteras ocultas bajo el capó y motores V8 y V12, destinado a un nicho de clientes exclusivo que buscaba una combinación de lujo y deportividad.

Al bautizarlo Serie 8, BMW lo ubicó de inmediato un escalón por encima del Serie 6 de los años 80 y 90 y, por supuesto, del emblemático 3.0 CS (precursor del deportivo CSi), el cual rodó hasta mediados de los años 70 y hoy es muy apetecido por los coleccionistas, como lo es también el 850i, con motor V12 de 5.0 litros y 300 caballos de potencia, que vio la luz en 1989.

Regresa el Serie 8

.

Pero el más buscado por los amantes de aquel Serie 8 es el 850 CSi (el de mayor brío), equipado con una renovada máquina V12 de 5.6 litros que desarrollaba 381 caballos y 550 Nm de torque. Fue lanzado en 1993 junto al modelo 840 Ci, un V8 de 4.0 litros y 286 unidades de potencia, y con la evolución del 850i, el cual empezó a ser reconocido como 850 Ci gracias a su nueva instalación mecánica V12 de 5.4 litros y 326 caballos.

La estética y la potencia no eran la única carta de presentación de ese Serie 8 fabricado entonces. Detalles de seguridad y confort, como los controles de estabilidad y de tracción, el computador a bordo, la caja manual de seis velocidades, la confortable suspensión trasera multilink de cinco brazos, el cierre de puertas a distancia, el volante ajustable eléctricamente o los cinturones de seguridad en todos los asientos dictaron cátedra en su época.

Regresa el Serie 8

.

Desde entonces, el número ocho (8) se ha convertido en sinónimo de exclusividad para quienes siguen de cerca lo que hace BMW: no en vano su híbrido eléctrico más apetecido, presentado en el 2014 como i8, copia la cifra y emula las formas del Serie 8 noventero y –como aquel– fue diseñado para marcar un antes y un después en los modelos de lujo con soluciones deportivas.

A esta pieza futurista le fueron aplicadas una serie de tecnologías desarrolladas por la unidad BMW EfficientDynamics para otorgarle un comportamiento deportivo destacable y soluciones de conectividad, seguridad y confort de última generación, como el tren motor, que consta de una planta eléctrica de 131 caballos ubicada en el eje delantero, unida a un motor de tres cilindros y 1.5 litros TwinPower Turbo de 231 unidades adicionales, los cuales le permiten una aceleración de 4.4 segundos desde la posición 0 hasta los 100 kilómetros por hora.

Regresa el Serie 8

.

El turno es ahora para el renovado modelo de esa serie, un espectacular cupé de gran formato que revivirá al 850i con una carrocería más grande y cómoda, líneas muy marcadas (pero fieles al ADN de la casa de Múnich) y soluciones de lujo y confort de última generación que lo ubicarán, de nuevo, como referente del segmento.

Por lo pronto fue mostrado su borrador que, según sus diseñadores, fue armado con un exterior que representa el pasado y el futuro de la marca:

“Proporciona una interpretación fresca de los signos de estilo icónicos de BMW, al tiempo que luce nuevas líneas, más esculpidas y de carácter propio”.

Esto se traduce en un perfil muy deportivo, con un capó alargado que recuerda al recientemente desaparecido Z4, entradas de aire frontales, laterales y traseras, rines de aleación de 21 pulgadas y una pintura especial desarrollada por Barcelona Grey Liquid, que le permite resaltar cada pliegue para inspirar a quienes ya están desarrollando, a partir de este borrador, el producto final.

Regresa el Serie 8

.

Regresa el Serie 8

.

Esa interacción entre pasado y futuro de la marca se revela también en las unidades de luz traseras, que –como las de todos los modelos de la marca– mantienen la forma en L, aunque más delgadas y estilizadas para acentuar, según sus voceros, su carácter deportivo. También se descubre en la parrilla frontal fraccionada (riñones), la cual deja en claro que este es un BMW en toda su extensión.

Naturalmente, aún hay mucha tela para cortar hasta la develación del modelo definitivo, el cual equipará seguramente uno o varios motores de la reconocida tecnología TwinPowerTurbo de BMW, con un interior inspirado en sus autos más lujosos y rebosante de todas las soluciones de conectividad y autonomía con las que BMW ya es reconocido mundialmente.

Regresa el Serie 8

.

Interior muy sofisticado
Este prototipo del Serie 8 luce asientos forrados en cuero de alta calidad y dos colores: café (Merino Dark Brown) y blanco (Fjord White), y una cabina con detalles en fibra de carbono y aluminio pulido a mano con los que se busca una sensación deportiva y futurista. La palanca de cambios ubicada en la consola central y el panel de instrumentos iDrive Controller hecho de cristal de Swarovski de color cuarzo ahumado “le dan al interior toques modernos y elegantes”.

Regresa el Serie 8

.

DATOS

En los años 90, BMW quiso lanzar una versión más deportiva de esta carrocería 850i a la que bautizaría M8. Sin embargo, nunca fue comercializada, aunque sí alcanzó a ser develada como prototipo, con un motor V12 de 550 caballos de potencia.

Diez años de vida comercial tuvo la primera generación del BMW Serie 8 (1989-1999), durante los cuales fueron colocadas 30.621 unidades y armadas con impulsión trasera y transmisión automática de cuatro marchas o mecánica de seis.

Con el nuevo serie 8, BMW pretende desarrollar referencias nuevas en el segmento de los cupés de lujo. Actualmente ruedan el Serie 4 y el Serie 6, ambos con carrocerías Gran Coupé, Coupé y Cabrio y equipamiento m de motores de alto rendimiento y molduras deportivas.

Noticias recomendadas

Más noticias

Una mirada a la MV Agusta RVS#1

Primer modelo que sale de la división Reparto Veicoli Speciali de Agusta, que creó una unidad enfocada en la fabricación de motos de edición limitada.

Obtenga este jueves el tanque ruso KV-2

Recorte el cupón que saldrá este 27 de julio en EL TIEMPO y, más 21.900 pesos, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Colección 'Autos Mate': BMW M5 2014

El último modelo de esta compilación es uno de los deportivos más representativos de BMW equipado con motor turbo y caja automática de doble embrague.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.