BMW Serie 2 Active Tourer: El carro que revolucionó la marca llegó a Colombia

Es el primer monovolumen en la historia de la marca y llega al país como su más familiar y revolucionario. También es el primero en usar una plataforma Mini, tracción delantera y motor tres cilindros.

Redacción Motor

03:09 p.m. 30 de marzo del 2015

Imágenes del nuevo BMW Serie 2 Active Tourer

Una verdadera revolución le da la vuelta a los paradigmas y prejuicios existentes para mejorar. Y ese tipo de revoluciones carga a cuestas con una palabra que la sustenta de principio a fin: innovación. Esa es precisamente la palabra clave del nuevo BMW Serie 2 Active Tourer que llega a Colombia.

Este carro es el más revolucionario y marca todo un Cisma en la exitosa historia de BMW por muchas razones. Es el primer monovolumen de esta casa, también es el primer vehículo que utiliza una plataforma de Mini por lo que se convierte además en el primer BMW de tracción delantera y como si esto fuera poco, es el primero de la firma bávara en utilizar un motor de 3 cilindros. Es decir, en su esencia pareciera contradecir la tradición de BMW, pero no es así.

Y no es así porque el Serie 2 Active Tourer sigue siendo un BMW de principio a fin. Sigue contando con el ADN estético, dinámico y tecnológico que siempre ha distinguido los autos de la firma alemana, aunque para algunos, su empaque sea de amores y odios ya que se pensó para un público que tiene una necesidad primordial, el espacio.

Por eso, BMW hizo su mejor esfuerzo para entrar en un segmento que no estaba en su horizonte comercial y eligió la plataforma UKL de Mini para configurar su primer monovolumen compacto con 4.32 metros de largo, lo que le da mayor longitud que un Serie 1, pero mucho más ancho hasta los 1.8 metros y también más alto hasta los 1.55 metros, gracias a lo cual tiene 2.67 metros entre ejes y puede gozar de un gran espacio interior y soluciones para el habitáculo que lo hacen modular y versátil. Incluido un buen baúl de 468 litros de capacidad.

A esta extraña geometría para un BMW se le transplantaron los rasgos de diseño que identifican a la marca para darle su correspondiente ascendente deportivo que se define con una nariz muy inclinada y baja, un capó de pliegues y curvas definidas, unas grandes y alargadas luces frontales, unos marcados 'riñones' en la parrilla frontal y un bómper delantero de tres secciones integrados en un conjunto que le da un aspecto dinámico. En la vista lateral, lo único que nos saca del mundo BMW son las dos pequeñas ventanas triangulares con las que empieza y termina la sección de cristal, pero el pliegue lateral y la cintura marcada nos devuelven a la esencia bávara. Y atrás, sólo el tamaño de los stops hace pensar en otro vehículo.

Pero lo más interesante del Active Tourer es lo que no se ve. Al hacer uso de la misma plataforma del Mini y en virtud de una mejor aprovechamiento interior, este es el primer BMW en tener tracción delantera, algo que se opone a la historia de la marca que hizo de la propulsión desde el eje trasero un rasgo de identificación de sus vehículos.

Además, tiene un motor de tres cilindros con una cilindrada de 1.500 c.c., lo que lo convierte en toda una herejía para los puristas. Pero la innovación técnica hace que estas cifras sean sólo anecdóticas porque el Active Tourer conserva intacta la personalidad deportiva, además de una tremenda eficiencia.

Ese motor se apoya en la tecnología Twin turbo gracias a la cual disponed de 136 caballos de potencia y un torque de un torque de 220 Nm que se consigue rapidísimo, desde las 1.250 revoluciones.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.