BMW Serie 2 se estrenó en Colombia con una prueba en Tocancipá

Tiene 'alma' deportiva y su carrocería es una oda a la belleza. Desde 99.9 millones de pesos.

Redacción Motor

04:39 p.m. 04 de abril del 2014

Fotos del nuevo Serie 2 de BMW

En el mundo automotor hay un enamoramiento cuando un carro no sólo impacta visualmente sino también cuando al sentarse detrás del volante, la posición de manejo y la visual encajan como el zapato del número adecuado y más aún si al buscar la fuerza interior del vehículo este la transmite sin demoras, amplificando en comunión el deseo de correr y no bajarse durante un buen rato, algo que en nuestra geografía no es muy común. Eso transmitió el nuevo BMW Serie 2 que Autogermana presentó ayer en el Autódromo de Tocancipá.

Fueron tres vueltas, breves como un suspiro, pero suficientes para saber que más allá de las cifras que trae la ficha técnica, de las posibilidades potenciales del motor y del tamaño, de las ayudas electrónicas, este es un cupé que divierte, que alegra, que sube el ánimo y que transmite seguridad en cada curva por lo bien que se tiene, porque frena en el acto. Es un deportivo, pero uno racional, de uso diario y 'ropa' elegante.

El BMW Serie 2 que probamos es el de 2 litros con TwinPower Turbo que entrega 184 caballos y 250 Nm desde las 1.250 revoluciones y que le permite acelerar en cualquier circunstancia y transformarse de un dócil carro familiar en una fiera del asfalto en milésimas de segundo, en una metamorfosis de la que apenas se darán cuenta sus cuatro ocupantes. Esto también se debe a la transmisión automática de 8 velocidades con levas detrás del volante que pasa muy rápido y de forma progresiva cada relación.

Las curvas las traza como un compás pues es una maravilla sentir la forma en que se tiene y la fiel obediencia que transmite la dirección, que por supuesto tiene una asistencia eléctrica. Además, su chasis tuvo un trabajo especial en rigidez torsional que se puede adaptar en tres opciones, Confort, Sport, Eco Pro. Por su misma configuración, la suspensión es un poco rígida, pero así lo exigen los cánones de ingeniería y si tuviéramos un mejor asfalto seguro que no se echaría de menos esta incomodidad.

Sin embargo existe la posibilidad de contar con el sistema Driving Experience Control con el que pueden modificarse, además de las características del acelerador, del volante y la caja de cambios automática, el reglaje de la amortiguación.

Y en caso de que los efectivos frenos, que tiene la propiedad de frenar sobre una moneda, el BMW Serie 2 cuenta con un sistema de estabilización DSC (Dynamic Stability Control) que integra los frenos ABS, el control dinámico de la tracción (DTC), la asistencia de frenado en curvas (Cornering Brake Control, CBC), y el control dinámico de los frenos (DBC). A estas funciones se suman el asistente de frenado, el sistema de compensación de la pérdida de eficiencia de los frenos a causa del desvanecimiento, la función de activación intermitente de los frenos para secar las pastillas y los discos. En fin, para respirar con tranquilidad en caso de que surja un 'imprevisto' en la carretera.

Una vez uno se baja del carro, que no será el ambiente natural de este carro, su perfil se vuelve una pintura. Tiene unas líneas limpias, proporcionadas y simétricas, de allí su elegancia. La suave caída del techo, la ausencia de paral B y la postura del baúl, así como su frontal con luces más agresivas le dan un inconfundible aire de deportividad y belleza. Aunque a simple vista se ve muy compacto este carro es 7.2 centímetros más largo y 26 más ancho que el BMW Serie 1 Cupé. Por ello su presencia en la vía es destacable, pues respetó la geometría atlética y de paso se mejoró el espacio interior con una mayor distancia entre ejes.

En un tiempo tan breve no pudimos probar todo el arsenal tecnológico que tiene el BMW Serie 2 en materia de conectividad e infoentretenimiento, pero no le falta nada para el disfrute y la comodidad interior que se administra a través de una pantalla de hasta 8.8 pulgadas.

En una experiencia muy motivante se convirtió este lanzamiento y eso que no tuvimos la posibilidad de manejar la edición más brutal, el M235 que tiene un motor de 6 cilindros y 3326 caballos y que viene con una caja deportiva que tiene una función de Launch Control y en la que los cambios entran aún más rápido que con seguridad lo volverán en todo un cohete.

El BMW Serie 2 llega en tres versiones: BMW 220i Ejecutivo ($99.900.000), BMW 220i Sport Line (104.900.000) y BMW M235i ($129.900.000).

Además, ecológico y ahorrador en consumo
El BMW Serie 2 tiene un modo ECO PRO que favorece un estilo de conducción más suave y económico. Este consiste en una conducción de 'propulsión por inercia' con la caja de cambios automática. En ese caso, conduciendo a una velocidad entre 50 y 160 kph, se desacopla el conjunto propulsor en el momento en que el conductor retira el pie del acelerador.

DATOS

La nueva nomenclatura con el 2 de identificación no es la primera vez que se usa en la marca. Este número data de hace más de 45 años, cuando se lanzó al mercado la Serie 02 de BMW. En aquella época ese número fue sinónimo de la extraordinaria deportividad del automóvil compacto de dos puertas.

La palanca de cambios automática se activa al pisar el freno.

GIOVANNI AVENDAÑO
Redacción MOTOR
https://plus.google.com/118089746628776700907/posts

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.