Boeing reinventó completamente su jumbo 747 y lo alargó hasta los 3.28 metros

Aunque mantiene su clásica silueta, la versión 747-8 de Boeing tiene alas nuevas, es más largo y ofreece un gran rendimiento de combustible para competir en las rutas intercontinentales.

Redacción Motor

08:12 p.m. 14 de mayo del 2012

Ver galería de fotos de la versión 747-8 de Boeing

El Airbus A380 es el avión de pasajeros más grande y voluminoso del mundo en este momento. Pero el Jumbo 747 de Boeing, en su nueva versión -8, cuya primera unidad de pasajeros fue entregada
a Lufthansa a comienzos de este mes, logró quebrar una de las cotas del gigantismo pues es ahora 3.28 metros más largo que su competidor europeo y 5.6 metros más que el anterior 747-400.

Boeing no se embarcó en un proyecto nuevo en los megaaviones pues tenía el aparato de referencia que obligó a Airbus a emularlo y a fabricar una aeronave aún más grande, de dos pisos completos.

Los estadounidenses actualizaron completamente el tradicional 747, pero no podían por las limitaciones estructurales y conceptuales de origen correrle "el tejado" hasta la cola, por lo cual el segundo piso va hasta más o menos la mitad del fuselaje, estampa que ha sido una imagen clásica desde el primer modelo, que voló en ¡1970!

Desde su nacimiento fue una noticia sorprendente pues ya sus
medidas eran el doble de las de un Boeing 707, que era el avión intercontinental más avanzado y grande del momento.

Como es tradicional en este mundo de los aviones, comenzaron
a salir versiones más avanzadas, que suelen denominarse con números después de su apelación original. Así, volaron el 747-100, el 200, el 300, el 400 y el 400ER (rango extendido) y ahora viene el 747-8.

Usualmente esos cambios suelen referirse a la longitud del fuselaje y a motores proporcionalmente más potentes, para aumentar las capacidades de carga o pasajeros, según las necesidades de cada operador.

Pero en este caso del 747-8 no hay ceros en la segunda parte de su referencia sino un simple 8, que se refiere a la nueva tecnología que impera en toda la máquina, derivada y acomodada del 787 Dreamliner, que también acaba de iniciar sus actividades
comerciales.

El 8 significa un perfil de alas totalmente diferente, más delgadas, que rinden mejor aerodinámicamente pues tienen menos resistencia al avance, lo cual reduce el consumo del combustible a unos términos que Boeing anuncia como los mejores del mercado para ese tamaño de avión y su capacidad de transporte.

A pesar de ser más finas y de tener un perfil espectacular, las alas del 747-8 llevan nada menos que 64.225 galones de combustible
y no tienen aletas terminales independientes sino que el trazo completo de los planos remata en una fuga perfecta del aire con el mejor rendimiento, como en el 787.

Aunque Boeing sigue manteniendo los timones tradicionales y no recurre al "joy stick" de Airbus, los controles de las superficies
laterales de vuelo se mueven por órdenes electrónicas, sin cables ni mandos mecánicos.

La cola del avión mantiene básicamente sus medidas con la parte más alta a 19.35 metros del suelo, seis pisos de un edifico común, y en muchos de los componentes se recurrió al uso de la fibra de carbono y plásticos reforzados especiales para reducir el peso y, por ende, el gasto de  combustible, que es la variable más crítica hoy en la oferta de aviones nuevos.

Las empresas compran la máquina que tenga el precio por asiento o por kilo más rentable. De momento, el 747-8 solamente se entrega con los motores General Electric GEnx, que son los mismos del 787, con las entradas de aire un poco más pequeñas
para acomodarlos bajo las alas.

El proyecto de este nuevo avión fue ofrecido en 1996 con varias propuestas conocidas como el 747X, que no atrajeron el interés de las aerolíneas de manera suficiente para arrancar el desarrollo.

Solamente en 2005 se consolidó el nuevo modelo que, finalmente, en versión de carguero hizo su primer vuelo en febrero de 2010 y empezó a operar con Cargolux en octubre de 2011, seguido de aparatos con las insignias de Cathay Pacific, Atlas Air y Volga-Dnepr, y a finales del año pasado había 75 pedidos firmes, de ellos 36 son para pasajeros, de los cuales Lufthansa, fiel cliente de
Boeing, estrenó el primero y estará en servicio certificado con pasajeros regulares el 1 de junio próximo en la ruta entre
Frankfurt y Washington.

RECUADROS:

La versión 747-8 no es el avión de pasajeros más grande del mundo pero está muy cerca del gigante A380 de Airbus. Es el más largo, con 3.28 metros más de fuselaje que el avión europeo. Aunque mantiene su clásica silueta, tiene alas totalmente nuevas -de lindo perfil- y un gran rendimiento de combustible para competir en las rutas intercontinentales. 42 años después, el 747 se reinventa completamente.

Frente a frente

Aunque el Boeing 747-8 no pretende ser el avión de pasajeros
más grande del mundo, sus cifras son muy competitivas con las del Airbus A380, y por supuesto en diversos sitios de Internet (cnn.com) afloran las comparaciones. Hay que tener en cuenta que no hay ningún avión de sus medidas y capacidad, y se dirige a operadores que no requieren todos los puestos de un 380 y a rutas que son menos concurridas.

Veamos algunas de estas cifras comparativas: Pasajeros: En configuraciones típicas de aerolíneas convencionales, el 747-8 lleva 467 pasajeros en una cabina con tres clases. El A380 es para 525 personas acomodadas de similar manera. Longitud: 747-8: 76 metros; A380: 72.72 metros. Ancho de la cabina: Boeing: 6.1
metros; Airbus: 6.54 metro. Precio: 747-8: 317,5 millones de dólares; A380: 375.3 millones. Velocidad: 747-8: 0.86 Mach
(porcentaje de la velocidad del sonido); A380: 0.88 Mach.
Autonomía: Boeing: 8.000 millas náuticas; A380: 8.300. Envergadura de las alas: 747-8: 68.5 metros; A380: 79.75 metros.
Eficiencia: Boeing: 2.8 litros cada 100 kilómetros por pasajero.
Airbus: 2.9 litros para las mismas cuentas.

Datos "Jumbo"

Un 747-400, la versión anterior del Jumbo, tiene 6 millones de partes de las cuales 3 millones son remaches. Cada ala de ese avión pesa 43 toneladas y sobre ella se podrían estacionar 45
automóviles de tamaño mediano. 

Un avión de este tipo tiene un complejo sistema eléctrico que circula por 274 kilómetros de cable y uno hidráulico que trabaja en 8 kilómetros de tubo.

Un 747-400 utiliza 66 toneladas de aluminio reforzado. 

75 mil planos de ingeniería fueron necesarios para fabricar todas las partes del primer Jumbo, hace casi medio siglo.

FRASES:

Las nuevas alas del 747 no son solo una perfecta pieza de ingeniería con los materiales más avanzados de carbono y plástico, sino también un espectacular elemento estético y aerodinámico.

La flota de los 747 había volado, antes del 747-8, 3.5 billones (americanos) de pasajeros, cifra que equivale a la mitad de
la población del mundo.

Para un vuelo internacional se estima que en el 747-8 se llevan más de cinco toneladas de alimentos y bebidas y más de 5.000 elementos diversos que soportan las operaciones en el aire.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.