Borrón y cuenta nueva con el plazo para renovar la licencia de conducción

Gobierno escuchó a usuarios, pero todavía no se resuelven temas como las caídas del Runt y los tramitadores.

Redacción Motor

08:55 p.m. 10 de enero del 2014

El balón está de nuevo en la cancha de los usuarios. Así se los hizo saber el pasado miércoles el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán –a la salida de una reunión con 15 secretarios de tránsito del país– a los más de dos millones de conductores que continúan en un limbo provocado, en parte, por su propia dejadez y en parte por la resolución 623 del 2013 que fijó como fecha límite para el trámite de la nueva licencia de conducción el 15 de junio del año pasado, movida posteriormente al 15 de octubre y, finalmente, al 31 de enero de este año.

Pero esta vez Mintransporte fue más allá: decidió, por fin, ‘ponerse en los zapatos’ de los usuarios y arrancar de nuevo el proceso, a partir del primero de febrero, teniendo en cuenta los últimos dígitos de la cédula de ciudadanía. Esta nueva prórroga, acompañada del ‘pico y placa’ documental, llega en un momento en que los mismos CRC y los SIM de Bogotá venían trabajando a ‘full’ capacidad para ayudarles a los conductores a cumplir.

“Tan solo en Bogotá faltan más de 600 mil personas por realizar el trámite –le dijo a esta sección Luis Octavio Caicedo Sánchez, gerente general de SIM–. Nuestra capacidad instalada no da para expedir ese número de licencias antes de enero 31”. El ejecutivo culpó a los mismos usuarios por dejar el trámite para última hora, pero también a las autoridades, que no midieron el viacrucis al que se verían abocados médicos, funcionarios de tránsito y conductores cuando se fijaron los plazos.

Lo paradójico del asunto es que el Plan Nacional de Desarrollo le dio tiempo al Gobierno Nacional hasta el 2015 para acabar con el despelote de las licencias de conducción y el decreto 019 del 2012, llamado ‘ley antitrámites’, otorgó 10 años para ese propósito. De haber acudido a estos mandatos, quizás los funcionarios del Ministerio de Transporte habrían tenido más tiempo para analizar lo que se les venía encima y adoptar este ‘pico y placa’ mucho antes.

Fue lo que planteamos en estas páginas en agosto pasado, cuando decidimos renovar la licencia sin más información que la suministrada por las autoridades nacionales y distritales. Esa semana nos dimos cuenta de que, por más que corrieran los diferentes CRC y los SIM (en el caso de Bogotá) sería imposible cumplir con lo ordenado por Mintransporte, más cuando, tal como lo vivimos, subsisten los ‘tramitadores’, que se apropian de las citas médicas para vendérselas a los incautos y que el Runt sigue colapsando cuando se desborda su capacidad.

Al cierre de esta edición, las autoridades nacionales y municipales estaban definiendo los nuevos derroteros para realizar el trámite y se analizaban propuestas como la ampliación de los horarios de atención en las oficinas de tránsito, la habilitación de más CRC y la adecuación del ‘pico y placa’ teniendo en cuenta las necesidades de cada municipio.

¿Por qué ‘se cae el sistema’?

Es el gran lunar para el trámite de la licencia. Nuestra sección ha preguntado una y otra vez al Runt sobre este problema y la respuesta ha sido siempre la misma: porque se desborda. O bien los colombianos se volcaron a consultar esa base de datos o bien la plataforma se quedó pequeña. El Ministerio de Transporte tiene la palabra.

¿Es cierto que no cobrarán por el trámite?

Los CRC y las oficinas de tránsito tienen libertad de cobro: los exámenes los realizan entidades médicas avaladas por el Ministerio de Transporte, las cuales son privadas, y las secretarías de tránsitos o los SIM (en el caso de Bogotá) están autorizados para emitir tarifas de acuerdo con el tipo de trámite (duplicado, vencimiento, recategorización, etc.). El cobro o no de la licencia se convirtió en un debate político que el Gobierno no enfrentará en época de elecciones.

¿Se puede realizar el examen médico en una ciudad y el trámite del pase en otra?

No. Precisamente una de las motivaciones del Runt es acabar con la corrupción de los conductores que, por ejemplo, sacaban licencias en otras ciudades cuando les eran despojadas por acumulación de comparendos o embriaguez. Si su pase está inscrito en su ciudad, está obligado a tramitar el nuevo allí mismo, incluido el examen médico.

¿Cuál es la vigencia de los pases ‘viejos’ que no necesitan recategorizarse?

Es el 2022, correspondiente al límite de 10 años contados a partir del primero de enero del 2012 que fijó el decreto 019 del 2012 o ‘ley antitrámites’. Pero, ojo: si Ud. tiene 60 años de edad o más, o los cumple antes del 2022, su pase solo tiene cinco años de vigencia.

Las más ‘colgadas’

Según el Ministerio de Transporte, Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla son las ciudades más críticas para la obtención de la licencia de conducción.

¿Es posible acudir a tramitadores?

¡No! El examen médico requiere la huella y los datos del paciente, y en los SIM y las secretarías de tránsito le toman la foto y lo inscriben ante el Runt con su huella digital. Si un CRC está vendiendo ‘turnos’ a través de tramitadores, denúncielo ante la Superintendencia de Puertos y Transporte. El viceministro Nicolás Estupiñán se comprometió a sancionar a quienes están promoviendo esta práctica.

¿Se debe cumplir con el trámite antes del 31 de enero?

Tan solo los conductores de servicio público. Los particulares que tengan que recategorizar o sacar de nuevo el pase por vencimiento, deben hacerlo teniendo en cuenta las nuevas fechas que fijará el Ministerio de Transporte antes de finalizar el mes y de acuerdo con los últimos dígitos de la cédula.

¿Qué pasa si no saca el pase dentro del ‘pico y placa’?

Eso está por definirse. El viceministro Estupiñán aseguró que, culminadas las fechas del ‘pico y placa’, ya no habrá más prórrogas y arrancarán las sanciones. Un consejo: no deje el trámite para última hora.

Redacción Vehículos

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.