Caleños buscan seguridad y elegancia en el 'engalle' de sus vehículos

Caleños buscan seguridad y elegancia en el 'engalle' de sus vehículos

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

JAZMÍN PILAR ÁVILA C.
Especial para EL TIEMPO
CALI

La competencia por el uso de accesorios llamativos se nota en las calles de Cali. Elevavidrios y cristales polarizados, luces HID para más intensidad, rines con diseños aerodinámicos y brillantes, equipos de sonido ¿a todo timbal¿, motor turbo timer y llantas ¿gordas¿ son los preferidos entre los conductores ¿fantoches¿.

Pero todos buscan que el valor agregado sea el servicio y que no le reste calidad ni potencia al carro.

"Hay gente que quiere ser única y uno le arma un ¿combito¿ para dar opciones originales", dice Andrés Guzmán asesor del concesionario Agrícola Automotriz.

Por ejemplo, a los propietarios de Toyota Hilux les ofrecen un combo de alarmas y elevavidrios, un kit que se obsequia por la compra del vehículo, pero que, para instalárselo, cuesta -aproximadamente- un millón de pesos, dependiendo de la marca de los ¿gallos¿.
 
Usualmente, los clientes traen los accesorios al concesionario y éste se los instala al carro. Para vehículos como el Toyota Hilux, los accesorios más buscados son las barras antivuelco, que van en el platón, y la carpa plana para que no se empoce el agua.

Sebastián Domínguez piensa en el 'engalle' y también en el rendimiento del vehículo. Por eso le agregó a su Nissan Sentra verde oscuro 1.600 centímetros cúbicos, unos rines de corte F1, neumáticos más anchos y películas de seguridad.

Sin exagerar¿
Los rines de aleación son diferentes a los normales y vienen estampados en acero. Dan mayor sofisticación al carro y lo hacen ver más elegante.

Pero se debe tener mucho cuidado a la hora de agregarlos y de cambiar su tamaño original, advierten los expertos consultados. Si se escogen muy anchos, las ruedas pueden pegar con los guardafangos y si son más ¿altos¿, las llantas deberán mantener su diámetro igual al de fábrica.

En este caso habrá menos caucho y la suspensión será más dura, menos flexible y fácilmente se cortarán cuando caigan o tropiecen con un hueco.
 
"Por lo regular se instala lo que la gente le gusta", dice Javier Franco, gerente de repuestos del concesionario Autama Motors.  Expresa que el cliente siempre sabe lo que quiere para su carro. "Nosotros recomendamos y sugerimos, pero es el usuario el que tiene la última palabra", dice.

OJO CON LAS 'LLANTOTAS'
Hay a quienes les gusta usar las llantas del carro más grandes con el fin de verse originales y llamar la atención. Los expertos recomiendan hacerlo debidamente, pues puede implicar desgaste en los rodamientos de los ejes. Además, se endurece la dirección y se aumenta el trabajo de los amortiguadores.

Cuando las llantas se cambian por unas más altas, el carro acelera, frena menos y consume más gasolina. Y si son más bajas, el vehículo se arrastra. De esta forma el sistema se vería afectado, puesto que la suspensión está hecha a la medida exacta de las llantas.

EL TURBO TIMER
Otro accesorio que tiene gran salida en Cali es el turbo timer para motores diesel. "Es para controlar el apagado del carro", apunta Javier Franco, de Autama Motors.

Algunos vehículos se demoran mucho en apagar, y este motor regula el sistema y lo desconecta automáticamente luego de un tiempo. 

En el mercado cuesta e entre 350 y 400 mil pesos. Es sólo para motores diesel, que no se pueden apagar instantáneamente. La instalación de este sistema se debe hacer de forma segura porque pueden resultar daños en el motor.

LUCES HID
Entre 400 mil y 550 mil pesos cuestan las lámparas de Xenón o sistema de luces HID. Son más intensas, duraderas y les dan mayor visibilidad a los conductores.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.