Un campero 4x4 y un multipropósito de plástico podrían ser una realidad gracias a Uniqueco

La empresa alemana desarrolló un proyecto para darle una estructura ligera hecha en este material a dos vehículos, el eFroog que es un híbrido, y el Kitesh, un 4x4 para 4 personas. Futuro modular.

Redacción Motor

05:32 a.m. 28 de octubre del 2013

Vea imágenes de este proyecto de vehículos hechos en plástico

La compañía alemana Uniqueco desarrolló dos vehículos, capaces de resistir a los más agrestes terrenos y condiciones, incluso con la misma seguridad frente a los choques de los autos comunes de la actualidad, pero cuya carrocería está hecha en plástico y para cuya movilización recurre en uno de ellos a la motorización eléctrica y en el otro a un tradicional diésel pero con tracción 4x4.

El primero de ellos se denomina eFroog y un híbrido con capacidad para dos personas y tiene una estructura interna de aluminio y acero a la que se fijan páneles de un plástico especial y resistente pero que le da una especial característica, un bajísimo peso total cuyo ahorro, frente a los materiales tradicionales, sería de hasta un 50 por ciento. Esto, para un campero que mide 3.53 metros de largo y 1.82 de ancho.

Este plástico además vendría con la posibilidad de ser personalizado, tanto en su color como en sus formas, y haría de este vehículo uno muy ecológico ya que los páneles se componen hasta en un 72 por ciento de material reciclado.

Al mismo tiempo sus motores serían pequeños. Tendría la posibilidad de contar con uno de 1.2 litros y 70 caballos de potencia que se sumaría a un motor eléctrico de 20 caballos con lo que tendría una autonomía de 185 kilómetros con velocidades de hasta 80 kph. Y para diferentes usos, la marca cuenta también con diversas carrocerías, entre ellas una pick up que puede cargar hasta 1 tonelada de peso.

El otro vehículo es el Kitesh. Este sería un verdadero 4x4 con capacidad para 4 personas y que estaría fabricado de la misma forma y con los mismos materiales del eFroog, aunque tendría capacidades para soportar cualquier clase de terreno.

Su peso también será su atractivo pues se estima que tendrá el 60 por ciento de ahorro frente a un modelo convencional y debido a su material, el fabricante estima que su vida útil sería de más de 25 años.

Este carro tendría un motor diésel de 125 caballos de origen Opel y dispondría de una caja manual de seis velocidades con tracción permanente en las cuatro ruedas. En su configuración tendrá buenos ángulos de entrada y salida y una gran distancia al suelo. Además de un diferencial trasero autoblocante con control electrónico y airbags frontales, ABS y un control electrónico de estabilidad, estarán dentro de su equipo.

El precio de este vehículo arrancará desde los 48 mil dólares, mientras que el eFroog se podrá conseguir desde 24 mil dólares. Sin embargo el proyecto tan interesante sólo tiene un 'pero'. Los carros están listos pero para empezar a producir en serie necesitan algo que no hay por estos días en Europa, inversores que se le midan a este tipo de proyectos novedosos. Quizá en un futuro, ojalá no muy lejano.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.