Can-Am trajo al país una cuatrimoto muy deportiva, radical y todoterreno

La compañía presentó hace unos días sus modelos 2014, entre los cuales se destaca la Maverick XR-S, el aparato indicado cuando se trata de divertirse en todo tipo de terrenos.

Redacción Motor

11:03 p.m. 05 de agosto del 2013

Ver en imágenes la nueva Maverick 2014

El Maverick sucede al Commander 1000, que es vehículo potente (85 caballos), con buen comportamiento, capacidad de carga sobresaliente y, además, ofrece un nivel de seguridad muy alto. Pero le faltaba algo: ser un aparato mucho más deportivo y con adrenalina de competencia.

En Can-Am lo entendieron así y después de varios años de trabajo, para algunos demasiados, acaban de presentar un nuevo modelo deportivo, muy radical, más agresivo y espectacular, obviamente más potente y que nos pone a manejar para sortear situaciones extremas. Ese es el Maverick.

Su chasis fue totalmente rediseñado y fabricado en acero para garantizar una rigidez superior a los off road de su categoría y está configurado con una geometría que garantiza una tracción óptima, agilidad y manejabilidad.

El Maverick tiene una altura de 30,5 cm desde la parte más baja del chasis al suelo, por lo cual ofrece un rendimiento óptimo en los terrenos más complicados, tarea en la cual las suspensiones juegan un papel excelente pues es fácil de llevar y predecir en los peores terrenos y en la curvas muy estrechas.

Lo mueve un motor Rotax 1000 cm3 bicilíndrico en V, con 101 caballos de potencia. Tiene árbol de levas individual, refrigeración líquida, incluye cuatro válvulas por cilindro y recibe alimentación de una boca de 54 mm y dos inyectores de combustible.

El motor está ubicado en la parte trasera en el sitio más bajo posible y cercano al centro del espacio entre los ejes, con lo cual se favorece la distribución del peso. Además se genera un centro de gravedad que se refleja en un mejor comportamiento y control en las curvas, cualidad clave a la hora de medírsele a las que se dan en tierra a alta velocidad.

Los 110 caballos son controlados por un sistema de acelerador electrónico iTC que favorece la suavidad y precisión al poner la potencia en terrenos difíciles. El piloto puede elegir entre un modo estándar o el deportivo, que entrega toda la potencia de forma lineal a las ruedas.

Como es costumbre en este tipo de aparatos, el sistema de transmisión es CVT, pero en este nuevo modelo se actualizó con nueva correa con refuerzo de zylon, un material con una fuerza de tracción mayor y rigidez mejorada en compresión, en comparación con las correas normales, por lo cual se calienta mucho menos. Cabe anotar que el Maverick tiene freno motor para facilitar la reducción de la velocidad durante el descenso de pendientes.

Entre las muchas novedades de este aparato vale la pena destacar el sistema Visco-Lok, exclusivo de Can-Am, compuesto por un diferencial delantero de bloqueo progresivo automático que se activa al seleccionar el modo 4x4. De forma inteligente, Visco-Lok posibilita la transferencia de potencia de la rueda delantera que patina a la rueda opuesta con tracción.

Otro punto a favor para este Maverick es la implementación del sistema DPS (Dynamic Power Steering), que viene con tres modos de uso, en los cuales varía la suavidad de la dirección y la rapidez de cruce, lo que permite una conducción más confortable en trochas muy cerradas pues suaviza la dirección a baja velocidad, pero aumenta la dureza de la misma a medida que andamos más rápido. En las pruebas, nos pareció un elemento clave, sobre todo en el vehículo de 4 plazas.

La suspensión delantera es de doble tijera con un generoso recorrido de 356 mm mientras que atrás hay un sistema independiente TTA (Torsional Trailing A-Arms), que se basa en unas tijeras que conforman un doble trapecio que genera un perfecto control de la posición de las ruedas de empuje.

En cuanto a los frenos, viene equipado con disco en las cuatro ruedas, de 214 mm adelante con pinzas de doble pistón, y atrás de la misma medida pero con callipers de un solo pistón.

El Maverick tiene un habitáculo espacioso diseñado para albergar a pilotos de distintos tamaños, con asientos regulables en largo y altura. Se destacan la orientación y la distribución de los mandos del vehículo, que están siempre a la mano del piloto.

El tablero de instrumentos tiene una pantalla LCD, en la que se muestran las diferentes opciones de conducción y datos del vehículo, pero también tiene medidores de velocidad, revoluciones del motor, reloj y contador parcial de recorrido. Está montado en la columna de dirección, de forma que se ajusta con el timón y permanece en la línea de visión del piloto.

Rodamos el Maverick en diversos terrenos con sus variadas configuraciones y nos dejó aterrados. En la versión XR-S se siente uno en un vehículo de carreras pues es un aparato potente, muy ágil, cruza y frena muy bien y se puede caminar rápido si se tiene experiencia. Eso sí, hay que tenerle mucho respeto pues los 110 caballos de potencia se hacen sentir más si lo está manejando en 4x2, porque con la aplicación de la potencia se pone de medio lado con facilidad.

El de cuatro puestos tiene una excelente maniobrabilidad con relación al largo y el tamaño, tanto que podemos decir que si uno no va con el cupo completo, no se percata de que va en un aparato más grande, pues se mueve rápido en la trocha.

Son destacables la comodidad y el espacio en la parte trasera, además de los elementos de seguridad para los pasajeros.

 FRASES:

EL CAN-AM VIENE EN SEIS VERSIONES DE LAS CUALES HAY DOS SOBRE PEDIDO. LOS PRECIOS ARRANCAN EN 56,5 MILLONES DE PESOS Y EL MÁS EQUIPADO VALE 66 MILLONES.

EL MOTOR ES DE 110 CABALLOS, PROVENIENTES DE LA CONOCIDA Y CONFIABLE MECÁNICA ROTAX, DE DOS CILINDROS QUE DESPLAZAN 1000 CM3, Y ESTÁ UBICADO EN LA PARTE TRASERA.

RECUADROS: 

GEOMETRÍA Y DINÁMICA PERFECTAS
El diseño TTA (Torsional Trailing A-Arms) de las suspensiones genera una geometría óptima del movimiento de los brazos y de la transferencia de peso y además mejora el apoyo de las llantas en el suelo. También aumenta la capacidad de absorción de baches y la tracción.

Ambos ejes están equipados con amortiguadores FOX, recargados con gas desde un depósito externo ‘piggyback’ y con ajustes de compresión de rebote y precarga, para poder graduar el vehículo de acuerdo con las condiciones del terreno sobre el cual se va a rodar.

*Asistimos a la presentación de los productos Can-Am 2014 gracias a una invitación de BRP y su distribuidor en el país, IMB Colombia.

Ver fotos de la cuatrimoto Maverick 2014

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.