Carrito de golf Ford Raptor, un monstruo en las trampas de arena

Casi como ver un dinosaurio en miniatura, este curioso aparato que evoca las formas del descomunal Ford Raptor, causa sensación en los campos de golf. Devorador de caddies.

Redacción Motor

06:59 p.m. 13 de junio del 2014

 Algunas réplicas de los mini Ford para golf del 'taller Caddyshack'

Cuando una jornada de golf se torna letárgica, nada mejor para salir del sopor que pisar el acelerador y sentir la adrenalina que proporciona en el campo, este pequeño carro de golf Ford Raptor.

Su apariencia es feroz, aunque las dimensiones no tienen comparación con el intimidante tamaño de la Raptor a escala real; aunque es precisamente ese aspecto de rudeza en miniatura lo que impacta del vehículo.

Ford otorgó las licencias para que el mini Raptor, que no es de su portafolio, luzca como uno de sus mejores especímenes. El carrito tiene un pequeño motor eléctrico Yamaha que le permite moverse con decoro y suficiencia a través del campo de golf. Alcanza una velocidad máxima de 32 kph y su potencia es de 13,42 kW.

Los neumáticos sobrepasan las medidas reglamentarias para un vehículo en un campo de golf, por lo que su conductor debe ser muy cuidadoso en el momento de pisar el césped para no ‘sacarle un pedazo’ al terreno.

La capacidad de carga permite acomodar cuatro o seis pasajeros, que por un precio de 19 mil dólares se darán el gusto de viajar en un vehículo muy original (por lo menos mientras recorren los 18 hoyos).

Es construido por la firma Caddyshack, especializada en carros de golf y será vendido en su sitio web de Internet, así como en las boutiques de accesorios de Ford, que tienen otras miniaturas en su haber hechas también por Caddyshack, como una versión Shelby Cobra, un Ford Shelby GT500, el Mustang Boss 302 y el Super Snake.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.