El carro de oro de Carlsson, entre las extravagancias del Salón de Ginebra 2014

El modificador alemán Carlsson llevó a la cita europea quizá el más costoso Mercedes S500 del momento pues parte de su carrocería está recubierta de oro. Será una edición limitada a 25 unidades.

Redacción Motor

08:11 p.m. 07 de marzo del 2014

Las citas automovilísticas también se convierten en vitrinas de extravagancias que en muchas ocasiones corren por cuenta de los preparadores y modificadores más famosos del mundo. En Ginebra, Carlsson se llevó el primer lugar en esta materia por llevar un lujoso Mercedes Benz cubierto de oro.

Por obvias razones este carro, que recibió por nombre Carlsson CS50 Versailles, está destinado a clientes particulares, la mayoría de ellos jeques del mundo árabe y empresarios asiáticos, quienes decantan sus gustos por el metal precioso en la mayoría de sus posesiones.

Por esta razón, Carlsson creo esta edición especial, y limitada a 25 unidades, basada sobre el Mercedes Benz S500 sobre el cual puso más de mil láminas de oro puro para recubrir la mitad de la carrocería.

El carro también tiene oro en el volante y una parte del tablero de instrumentos, así como asientos de cuero y alfombras de piel de cordero.

Según la empresa, para este trabajo se requirieron más de 200 horas de trabajo y las laminas de oro se aplicaron con ayuda de un pincel fabricado con pelos de ardilla. El proceso dura en total 14 días y el oro se fijó con una laca especial.

Diez estos lujosos y extravagantes automóviles ya fueron comprados por empresarios chinos, quienes debieron pagar por anticipado unos 500 mil dólares por cada unidad.

DATO
El nombre Carlsson CS50 Versailles se puso en homenaje al Castillo de Versalles, París que lo mandó construir el rey de Francia Luis XIV (1638-1715), conocido como el Rey Sol. Este castillo es símbolo del lujo absoluto.

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.