Los carros convertidos a gas pueden funcionar bien con este sistema si la conversión fue buena

Seriedad de los talleres, rendimiento del motor, autonomía, medio ambiente¿ son muchas las dudas que persisten entre quienes estudian la posibilidad de la conversión.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

MANUEL ANTONIO ORDUZ TRUJILLO
REDACTOR DE EL TIEMPO

¿El secreto de una buena instalación de gas natural vehicular no solo radica en la idoneidad del taller, la calidad de los equipos, la experticia de los mecánicos y el mantenimiento oportuno al sistema. También exige un buen estado general del vehículo al momento de realizar la conversión¿.

Así le explicó a EL TIEMPO Jorge Devoignes, del taller de conversión Surpetroil Controls Ltda., por qué hace seis años, cuando los diferentes mecánicos avalados en Bogotá por las autoridades para instalar equipos de conversión a gas, recibían innumerables quejas sobre el buen funcionamiento del motor del vehículo.

Según el experto, así como el gas es ¿agradecido¿ con los motores, también les exige un estado general óptimo en su sistema eléctrico, de combustión y de refrigeración.

¿La razón es muy simple ¿continúa el experto-. A la hora de la combustión, el gas es un poco más caliente que la gasolina. Si un carro está pasando aceite,  se recalienta más rápido de lo normal, y si tiene gas, ese riesgo se acrecienta y daña más rápidamente las culatas, los empaques y las válvulas, y es ahí cuando el conductor dice que el gas le dañó su carro¿.

Inconvenientes como este motivaron al Ministerio de Minas, la Superintendencia de Industria y Comercio y las entidades certificadoras, como Icontec, BVQI y SGS, a exigir una revisión técnico-mecánica previa, que despeje toda duda acerca de la idoneidad del vehículo.

Instalación rápida
Cuando un carro llega al taller autorizado para la conversión, los técnicos  especializados revisan el motor en su conjunto y, con un mecánico avalado por cualquiera de las certificadoras, dan el visto bueno para incorporarle el sistema a gas.

Una vez instalado (la operación dura 24 horas, a lo sumo), el mecánico certificador revisa que todo esté en su punto y le añade al vehículo un chip especial, sin el cual no se puede tanquear en ninguna de las 298 estaciones de gas que tiene el país.

Ese chip va conectado a una caja, que a su vez manda una señal a una electroválvula del regulador del sistema para dejar pasar el combustible. En un vehículo inyectado, les manda una señal eléctrica a los inyectores para que el motor funcione a través del regulador del sistema, es decir, con gas, o a través de los inyectores, si se quiere andar con el ¿modo¿ gasolina.

Esa operación la realiza el conductor con tan solo accionar un interruptor desde la cabina, como si se tratara del ¿on-off¿ del sistema de luces. ¿Si la instalación quedó a satisfacción, no tiene por qué alterarse el normal desempeño del vehículo cuando se pasa de gas a gasolina o viceversa¿, advierte Devoignes.

¿Todo a su favor?
Hoy en día no hay duda sobre las bondades ecológicas y económicas del gas. Según Miguel Sánchez, gerente del área de gas natural vehicular de la compañía proveedora del combustible Gas Natural S.A. E.S.P., un galón de gasolina equivale a tres metros cúbicos de gas y ambos permiten la misma autonomía por kilómetro.

¿La pregunta sobre qué tan autónomo es un vehículo a gas fue relevante hace algunos años porque tocaba hacer unas colas interminables para tanquear los vehículos. Hoy es irrelevante porque, tan solo en Bogotá, hay 97 estaciones en todos los puntos cardinales de la ciudad¿, añade.

Para el ejecutivo, la autonomía se debe medir en términos del recorrido y no desde el punto de vista del ahorro, pues el gas que mueve un vehículo durante un kilómetro es un 55 por ciento más económico que la gasolina equivalente.

¿Un taxi gasta cinco galones en un solo turno, equivalentes a 32 mil pesos de gasolina y 16 mil en gas -explica Sánchez-. Si multiplica esa suma por 25 días, al conductor y al dueño del taxi a gas les quedan más de 500 mil pesos de ganancia adicional.¿

Sin embargo, como lo explica Devoignes, el espacio que ocupa el cilindro y su peso (alrededor de 65 kilos, en promedio) son dos factores que ¿ponen a dudar¿ a quienes están pensando en la conversión.

¿Un auto promedio tiene una tolerancia de entre 400 y 600 kilos de carga, pero si su sistema de suspensión está en regular estado, el peso adicional puede terminar de dañarlo. Por eso es clave que esté en buen estado mecánico, en su totalidad¿, insiste el asesor técnico.

Otro motivo de queja tiene que ver con la descompensación del motor, que se manifiesta cuando el vehículo se apaga en los semáforos. ¿En este caso, lo más seguro es que el regulador necesite ser afinado.¿

También existe la posibilidad de que el auto dispare el consumo, fenómeno que es motivado por la falta de presión adecuada a la hora del tanqueo o, la más común, por una fuga en las mangueras o las conexiones.

¿Cabe anotar que este gas no explota ni contamina. Sin embargo, es importante decir que el sistema requiere un mantenimiento periódico (dos veces al año) para detectar esas fugas a tiempo.
Eso sí, la revisión la deben hacer mecánicos expertos, que saben cómo manipular las piezas con seguridad¿, advierte Devoignes.


TECNOLOGÍA LIMPIA
El crecimiento en la demanda de gas se está dando en un momento en que el mundo entero está cuestionando los combustibles fósiles y buscando alternativas nuevas, como el hidrógeno o la misma electricidad.

En el caso colombiano, la Ley 1083 de 2006 estableció una serie de normas sobre planeación urbana sostenible y les ordenó a los ministerios de Minas y Energía, de la Protección Social y de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, determinar cuáles son los combustibles limpios, teniendo en cuenta la salud y el medio ambiente.

Fue así como nació la Resolución 180158 del 2007 de los ministerios en cuestión, que les dio plazo hasta el primero de enero del 2010 a los vehículos de servicio público para incorporar combustibles de buena calidad en sus motores. Así mismo, define qué es un combustible limpio (ver recuadro) y contempla unas tablas de rangos dentro de los cuales se debe mover cada uno.

¿Todos los combustibles deberán ser limpios y homologados con los estándares europeos ¿dice Miguel Sánchez, de Gas Natural-. La gasolina, el diesel, el hidrógeno o el gas pueden serlo, siempre y cuando cumplan con los rangos exigidos¿.

Precisamente el gas es ecológico porque es 100 por ciento metano, que al hacer combustión no bota residuos de carbón o de hollín. ¿Usted abre un motor impulsado exclusivamente a gas, después de cinco años, y encuentra los cilindros limpios porque no es un elemento contaminante¿, dice Jorge Devoignes, de Surpetroil Controls Ltda.

MITOS Y VERDADES

La potencia disminuye con el gas. A bajas revoluciones no se siente el cambio, pero cuando se quiere acelerar a fondo, la gasolina es 15 por ciento más eficiente.

El cambio de altura afecta el rendimiento del motor. En Bogotá, el aire es un 30 por ciento más pobre en oxígeno que el del nivel del mar, luego cualquier motor (gas, diesel o gasolina) gasta más combustible y pierde agilidad.

El gas es más ecológico. Es cierto porque no deja residuos en el motor, y tampoco los libera en el aire. Un motor de gas permanece más limpio y ¿sano¿ que uno de gasolina.

Si instalo gas, me dan incentivo. Sí, ese incentivo fue creado por toda la cadena de gas y, en Bogotá, equivale a 700 mil pesos, que se los descuentan en el taller de conversión. Una instalación cuesta alrededor de 2,5 millones de pesos para un vehículo promedio.

El motor diesel no se puede convertir a gas. Sí se puede, pero aún es muy costoso en nuestro país (alrededor de 20 millones de pesos) porque requiere alterar su composición y hasta su diseño.

El gas se enfría y daña el motor. El regulador del sistema calienta previamente el gas con el agua del sistema de enfriamiento, antes de entrar al motor.

Habrá sobretasa al gas. Aún no está en estudio, pero los expertos dicen que sería una medida inconveniente, que afectaría primordialmente a los vehículos de trabajo.

El precio del gas ha subido como la espuma. No es cierto. Estuvo congelado en un poco más de 800 pesos durante 18 meses, luego subió a 983 y hoy cuesta alrededor de 1.140 pesos el metro cúbico.

NÚMERO DE ESTACIONES DE GAS EN EL PAÍS
Bogotá   97
Medellín   36
Barranquilla   35
Cali    28
Cartagena   19
Bucaramanga  10
Santa Marta   7
Villavicencio   7
Resto del país  57
TOTAL   298

MERCADO POTENCIAL EN BOGOTÁ (A JUNIO DEL 2007)
Además de los camiones, los buses, los vehículos oficiales y las busetas, entre otros, Gas Natural y la Secretaría de Movilidad del Distrito consolidaron estas cifras a junio de este año.

Tipo de vehículo   Cantidad  Con gas  %
Taxis de baúl pequeño  21.770  3.180   15
Taxis de baúl grande  29.335  11.962  41
Automóvil particular   562.973  6.790   1
Camioneta/campero  202.089  10.521  5
Utilitarios    13.067  2.459   19
FUENTE: Gas Natural S.A. E.S.P.

CONVERSIONES A JUNIO DEL 2007
Bogotá   73.706
Cali    23.952
Barranquilla   23.481
Medellín   19.814
Bucaramanga  10.194
Cartagena   9.711
Santa Marta   4.922
Resto del país  37.798
TOTAL   203.548


¿EN QUÉ CONSISTE LA INSTALACIÓN?
La instalación GNV consiste e en hacer una adición de ciertos elementos a todo el sistema del vehículo. No se le quita ni se le cambia nada.

El primer paso a realizar es un diagnóstico al vehículo en el que se analiza principalmente el estado del motor y el sistema eléctrico del vehículo. Dentro de esta evaluación, si el instalador lo considera necesario, se le hacen las recomendaciones pertinentes al cliente para que el funcionamiento del GNV sea el apropiado. Si no hay inconveniente, de inmediato se programa la instalación que dura máximo dos días. Por último se realiza la certificación de la instalación de GNV realizada por el taller, que en los talleres serios debe ser verificada, aprobada y certificada por el Icontec. Con esto el vehículo ya podrá funcionar con GNV y por ende transitar por donde lo desee, sin contaminar y gastando la mitad de lo que consumiría en gasolina.

Fuente: Carrogas de Colombia. Teléfono 256 9068, de Bogotá (www.carrogas.com)

¿QUÉ ES UN COMBUSTIBLE LIMPIO?
El Artículo 3º de la Resolución 180158 del 2007 los define así:
¿Combustibles limpios. Para efectos de lo previsto en la Ley 1083 de 2006, se consideran combustibles limpios, los siguientes:

*Hidrógeno.
*Alcohol carburante o etanol anhidro desnaturalizado.
*Gas natural.
*Gas licuado de petróleo (GLP).
*Biocombustible para uso de motores diesel (biodiesel).
*Diesel hasta de 50 ppm de azufre.
*Gasolina reformulada.
Parágrafo. La energía eléctrica es una forma de energía limpia que puede ser utilizada para la movilización de vehículos¿.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.