Carta de la semana

Carta de la semana

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Los ¿viejitos¿ y la revisión
Muchos propietarios de carros de modelos viejos están preocupados por la revisión técnico-mecánica pues sus carros, de fábrica, carecen de ciertos elementos requeridos por la norma.

¿Soy aficionado a los carros antiguos, los clásicos y los ¿hot rods¿, y poseo varios modelos del 28, 40, 50 y 60, los cuales han sido modificados para exhibiciones y para pasear los domingos. Estos carros hacen parte del patrimonio nacional y no son utilizados como carros para diario. Quisiera que me dieran una respuesta respecto a la revisión técnico-mecánica puesto que según los requerimientos que ellos piden mis carros no cumplen con muchas de las características exigidas. Como no soy el único en esta situación, me gustaría saber qué se hace con estos carros.
Eduardo Cardozo

Pues hay buenas y malas noticias. Para los carros con placas de clásico la revisión no existe, ya que el requerimiento es que estos vehículos estén originales y que sean de interés especial, según parámetros establecidos. Hasta ahí todo va bien. Sin embargo, el problema está en los carros que estén en buen estado de conservación o que hayan sido modificados pero que funcionen perfectamente pero que no clasifiquen como clásicos o antiguos.

En conversaciones de EL TIEMPO con el Ministerio de Transporte, ellos concluyen que definitivamente no importa cuán viejo sea el carro, debe tener luces de reversa, cinturones de seguridad, freno de mano y demás elementos de seguridad, así no los traigan de fábrica.

Hay lectores que, con razón, expresan que instalar una luz de reversa que funcione cuando uno mete el cambio para dar marcha atrás es muy complicado en la mayoría de vehículos.

Sin embargo, la norma no dice que no se pueda tener una luz de reversa que se active mediante un botón, siempre que vaya a dar reversa. Esa podría ser una solución y se aprovecharía un vacío en la norma. Es, como en la Fórmula 1, una interpretación de las reglas, aunque más adelante el Ministerio podría reglamentar que tampoco se puede hacer así.

Por petición de los lectores, a través de esta Redacción, el Ministerio está estudiando los casos específicos que se presentan con este tipo de vehículos, que viven un limbo, ya que no son antiguos o clásicos y no son tan nuevos como para cumplir con las normas exigidas.

No todo es tan grave
Una noticia de alivio es que, por ejemplo, unos frenos no necesariamente tienen que tener ABS para pasar la prueba de frenado en la revisión.

Dicen algunos propietarios de Centros de Diagnóstico Automotor (CDA) que desde que un carro esté en buenas condiciones de sincronización, frenos, dirección y carrocería pasa el examen.
Prueba de ello son los miembros del Volkswagen Club de Colombia, que dicen que más del 90 por ciento de los Escarabajos y Karmann Ghia adscritos ¿con placas terminadas en cero¿ pasó la revisión.

El consejo es que su carro esté en óptimas condiciones mecánicas y que tenga esos elementos de seguridad, así sean adaptados, cuando no los traiga de fábrica.

En la revisión también se tienen en cuenta el estado de los vidrios, el funcionamiento de las cerraduras, el ajuste de la carrocería, el estado de las latas y la condición de las llantas. Recuerde que hay que llevar el carro en perfecto estado de aseo y, lo más importante, no dejar la revisión para el último día.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.