Cayenne 2015, la tercera generación de la SUV de Porsche. Más brava, Más inteligente

Viene con motores más pequeños pero más potentes, sistemas de desconexión de la propulsión para ahorrar combustible y una versión híbrida enchufable.

Redacción Motor

03:52 p.m. 07 de octubre del 2014

Galería de imágenes de la nueva Cayenne 2015

También fue maquillada externamente para hacer la diferencia 12 años después de su controvertida introducción.

En el mundo ya existen cerca de 580.000 Cayenne fabricadas a lo largo de 12 años, durante los cuales el controvertido modelo tuvo que quebrar muchas barreras, las principales nacidas dentro de los propios seguidores de Porsche, para quienes pasar del circunspecto y clásico deportivo 911 a esta SUV enorme, no necesariamente atractiva en sus líneas, significaba un cisma.

Sin embargo, las cifras hablan solas. Mucha gente no compraba un Porsche así estuviera muerta de ganas por saborear sus fantásticos deportivos, debido a las limitaciones de espacio y el egoísmo que ello significaba frente al núcleo familiar. La altura, ancho, largo y, sobre todo, los músculos de la Cayenne coparon esa necesidad y ampliaron la clientela de la marca, que ahora puede escoger, además de los biplazas, la pequeña SUV Macan, el sedán Panamera o esta SUV, en los cuales todo el ADN de Porsche está perfectamente instalado.

Precisamente, la tercera generación de la Cayenne se remite a recibir cambios profundos en su esencia, es decir, la potencia, el comportamiento y la inteligencia, sin necesidad de hacer un nuevo exterior, aunque sí diferencian esta tercera generación de la camioneta con unos stops particulares, una presentación más sobria de la compuerta trasera, y adelante los quiebres de las láminas fluyen hacia el exterior y no longitudinalmente, con lo cual el aspecto es mucho más ancho y vigoroso, reforzado con un capó más amplio. Otro rasgo distintivo es la entrada central de aire frontal más pequeña, pero las laterales crecieron para darle mayor enfriamiento al intercooler del motor.

El techo es más caído y el remate con el spoiler trasero es más limpio aerodinámicamente. Todo ha sido revisado y retocado pero, a primera vista, y más de cerca también, la Cayenne mantiene su esencia estética, que hoy es una característica tan consistente como lo son las líneas de los deportivos.

Esta nueva tanda de camionetas presenta novedades importantes en la motorización y siempre en la misma línea de la marca, que en todos sus lanzamientos incluye otro racimo de caballos sacados del saber de sus ingenieros y de la optimización de los sistemas, en donde hay un trabajo silencioso para poder ofrecer siempre más potencia, sin pasar por despilfarradores irresponsables de combustible para mover a velocidades de competencia las 2,1 toneladas que cada Cayenne marca en la báscula.

Prueba de ello es el motor V6 3,6 biturbo que reemplaza al V8 de 4,8 litros sin perder una línea de rendimiento, pues arroja 420 caballos que se manejan con una caja de ocho cambios adelante, empuja la masa en 5,5 segundos hasta los 100 kph y la sostiene a 260 kph en las rectas de las autopistas, con un consumo estimado por Porsche cercano a los 35 kpg en condiciones de laboratorio. ¡Un avión rodante de dos pisos!

Existen simultáneamente la Cayenne Turbo, la más extrema, con un V8 de 4,8 litros y 520 caballos, velocidad tope de 280 kph, pique hasta 100 en solo 2,5 segundos y toda la destilación de adrenalina que supone llevar este aparato a sus límites.

Para conductores más racionales hay dos motores diésel, uno de 262 y otro de 385 caballos, con cifras de torque aplastantes y un descenso más lento de la aguja del medidor de gasolina.

La novedad final de las Cayenne, que fue presentada en el Salón de París, es el modelo híbrido pero enchufable en la red doméstica para cargar las baterías que surten a un motor eléctrico sincrónico que acopla con un V6 3,0 sobrealimentado, para entregar un total de 416 caballos con una enorme higiene ambiental.

Galería de imágenes de la Cayenne 2015

Potencia

Tamaño, detalles, sonido, ruedas enormes, todo en la Cayenne se asocia con la potencia y la diferencia en el mundo de las SUV de altísima gama.

Los retoques en toda la carrocería, sin ser grandes cirugías, actualizaron perfectamente la tercera generación de la camioneta.

DATOS
280 kilómetros por hora alcanza la Cayenne biturbo V8 con los 520 caballos de potencia que tiene su motor, y luego de pasar los ocho cambios de la caja tiptrónica.

‘Velero’ es la función automática de ahorro de combustible que tiene la Cayenne. Cada vez que se levanta el pedal del acelerador queda en neutro y rodando por inercia sin gastar combustible, pero con cualquier acción del freno o acelerador se reengancha el motor con la caja.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.