Cesvi probó siete vanes chinas para conocer los costos de reparación

Cesvi pasó a su rampa de choque a siete vanes para pasajeros de origen chino. La más económica de reparar resultó ser la Lifan Minivan Pass, y la más costosa la Hafei Luzun 1.1 para siete pasajeros.

Redacción Motor

08:30 p.m. 16 de abril del 2012

Ver galería de fotos de las vanes chinas

El más reciente estudio de Cesvi sobre los costos de reparación que se deben afrontar luego de un choque simple que implique daños menores tanto en la carrocería como en la mecánica del vehículo, arrojó que en la mayoría de las camionetas chinas, hechas sobre la exitosa Carry Van de Chevrolet (Suzuki), la mecánica sigue siendo su parte más económica y menos  vulnerable por sus formas y diseño.

Los costos de reparación oscilaron entre 8 y 14 millones de pesos para estas vanes chinas cuyos precios de mercado, a noviembre del año pasado, van desde 24 hasta 35 millones de pesos.

El grueso de las facturas por estas reparaciones estuvo en los costados, las puertas laterales y traseras y las estructuras frontales que, dependiendo del modelo, resultaron más o menos costosas. La camioneta más económica de reparar resultó ser la Lifan Minivan Pass, pues por su arreglo total hubo que pagar
7.9 millones de pesos, un valor que estuvo casi un 23 por ciento por debajo del promedio del presente estudio.

La razón de su desempeño se debe a que 11 de sus repuestos resultaron ser los de más bajo costo de la muestra, dentro de ellos el más barato de todos y solo uno entre los más costosos, el amortiguador delantero izquierdo. A pesar del gran número de piezas económicas, solo obtuvo el menor valor en la sección central.

En el segundo lugar se ubicó la Van Pass de Chery, por cuya reparación hay que cancelar una factura de 8.21 millones de pesos. En este caso sucede lo contrario del anterior modelo, pues a pesar de que solo tiene una pieza entre las más económicas,
el panel trasero, y cuatro entre las más caras, su costo en las tres secciones de la carrocería siempre estuvo muy por debajo del promedio y esto le bastó para estar en el podio.

La Chana Star Van ocupó el tercer puesto con un costo de reparación de 8.28 millones de pesos. Los dos bómperes y el condensador del aire acondicionado afectaron su promedio, pero a pesar de ello logró el menor costo de la sección trasera.

Los vidrios de las puertas del costado izquierdo estuvieron entre las piezas más baratas de la muestra. La cuarta casilla fue para la DFM Family 1.0 con 8.35 millones de pesos que se requirieron para dejarla como nueva después de un choque simple.

Esta van tiene el vidrio panorámico y la tijera delantera izquierda más baratos del grupo, mientras que el radiador afectó su promedio. Para resaltar, fue la camioneta con la sección delantera de menor valor, pero, al mismo tiempo, la de mayor cuantía en la adecuación de sus elementos mecánicos.

Por la reparación total de la Chevrolet N300 se debe pagar casi 11 millones de pesos. Seis de sus repuestos, entre los que se cuentan el capó, la farola delantera, el panorámico y las puertas del costado izquierdo, le impidieron ubicarse mejor.

De hecho, registró la reparación central más costosa y solo dos elementos estuvieron entre los de menor costo, entre ellos el marco frontal que fue, proporcionalmente, el de más bajo valor en el presente estudio.

Más de 12 millones de pesos se deben pagar por el arreglo de la Haima F Star, que llegó a la sexta casilla a pesar de tener 5 piezas de las de menor valor en el estudio e incluso determinaron que  tiene la mecánica más barata de componer en este grupo pues solo la tijera quedó por fuera del rango de los económicos, entre
los que también estuvo el capó.

A pesar de su promedio, no tuvo repuestos con saldo en rojo.
En el último lugar quedó la Hafei Luzun con más de 14 millones de pesos en su paso por el taller. Esta camioneta tuvo la sección delantera más costosa debido al valor del guardafango, el marco frontal y la persiana, así como también la sección trasera más cara por el alto costo de la puerta posterior, el costado izquierdo y el panel trasero. También afectaron su promedio el retrovisor izquierdo y la mangueta.

FRASES:

El repuesto más económico fue la persiana de la camioneta Lifan, y el más costoso el costado izquierdo de la Hafei Luzun.

Entre el primero y el cuarto lugar hay apenas una diferencia de 450 mil pesos.

RECUADROS:

Cesvi pasó a su rampa de choque a siete vanes para pasajeros de origen chino, cuyos precios oscilan entre 24 y 35 millones de pesos. La más económica de reparar resultó ser la Lifan Minivan Pass, y la más costosa la Hafei Luzun 1.1 para siete pasajeros.

En sus justas proporciones

Proporcionalmente, el marco frontal de la Hafei Luzun fue el más caro ya que su valor está un 156 por ciento por encima del promedio. Este mismo repuesto, pero para la Chevrolet N300, fue el más barato, en proporción, ya que su precio estuvo un 90 por ciento por debajo del promedio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.