Chevrolet Beat, tres en uno

La nueva propuesta de Chevrolet para el mercado popular se resume en un amplio baúl de 390 litros incorporado a la carrocería del Spark GT.

Revista Motor

02:35 p.m. 21 de febrero del 2018
Chevrolet Beat 2018

Chevrolet Beat 2018

Con el Spark GT comparte tren motor y soluciones tecnológicas de última generación, pero armado en una carrocería de tres volúmenes. La marca pretende movilizar familias jóvenes, de ahí sus accesorios de seguridad y confort.

En total fueron 22.000 millones de pesos los que invirtió GM Colmotores para ensamblar en su planta este sedán, bautizado Beat Notchback en otros países, pero que en el nuestro circulará como Beat, a secas, para cautivar a un público diferente al que rueda ya en el Sail o en el Sonic, más grandes y conservadores que este.

Chevrolet Beat Notchback 2017

.

El Beat, como la SUV Equinox, el sedán Cruze o la pick-up Colorado, responde a la renovación profunda del portafolio emprendida por Colmotores para ajustar sus propuestas a la cambiante realidad de nuestro mercado y darles paso a nuevas piezas que, como esta, pretenden competir con mejores argumentos en segmentos en donde ha visto mermada su participación.

Esta ‘libertad’ de movimiento ha sido posible también gracias a la reestructuración de la matriz de Detroit, que dividió el mundo en tres grandes bloques: Estados Unidos, China e ‘Internacional’.

Colmotores se ubica en este último grupo y, por su posición estratégica y el liderazgo de la marca en nuestro país, se convirtió en la cabeza de un subgrupo de plazas compuesto por Ecuador, Chile, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay y, por supuesto, Colombia.

El Beat es, precisamente, un vehículo pensado para mercados como estos. ¿Qué tiene de especial? Sin duda, la ‘cola’, pues guarda un maletero de 390 litros, muy generoso si se tiene en cuenta que se trata de un pequeñín de 3.995 milímetros de largo, 1.910 de ancho y 1.522 de alto, con capacidad para cinco adultos incómodos y cuatro cómodos, con un buen espacio entre las cabezas y el cielorraso y puertas generosas para facilitar las maniobras de entrada y salida.

Chevrolet Beat 2018

.

Chevrolet lo ofrece en sus tradicionales variantes LS, LT y LTZ, las cuales se distinguen entre sí por el equipamiento, aunque guardan bajo el capó el motor de 1,2 litros de 80,5 caballos de potencia conocido de marras (tal cual el de su hermano Spark GT), amarrado a una transmisión mecánica de cinco velocidades e impulsado desde las ruedas delanteras.

Aquí es clave anotar que la máquina fue armada con cadena y no con correa de repartición y que la dirección, como en el renovado Spark GT, es electroasistida, es decir, se adapta a la velocidad de circulación del vehículo: endurece el timón cuando se aprieta el acelerador con decisión y lo ablanda a bajas velocidades o durante las maniobras de parqueo, sin alterar la potencia del motor.

Su peso, 957 kilos, es otra aceptable carta de presentación, pues redunda en un manejo fácil en ciudad y carretera y en el consumo de combustible, que Colmotores fija en 70 kilómetros por cada galón en carretera y 40 en ciudad. Naturalmente, habría que mirar y comprobar con más juicio esta cifra en nuestras calles y carreteras, que suelen diferir ampliamente de la tabla estadística de las pruebas realizadas por las ensambladoras de vehículos.

Chevrolet Beat 2018

.

Salvo la cámara de reversa (exclusiva de la variante LTZ), todos los modelos llegan con el mismo paquete de seguridad: los dos airbags y los frenos ABS exigidos por las autoridades nacionales y regionales, cinturones de seguridad retráctiles en los cinco puestos, columna de dirección colapsible, anclajes Isofix para sillas infantiles y barras de protección en las cuatro puertas. Todo esto es de regulación obligatoria más que un paquete de accesorios.

La tecnología también es un diferenciador porque el modelo de entrada carece de computador a bordo y de la pantalla de siete pulgadas con sistema Mylink patentado por la marca, que posibilita la conexión al teléfono inteligente a través de Android Auto y Apple Car Play y permite el accionamiento del audio y las comunica ciones desde el timón, presentes en variantes más costosas.

Por la carrocería tipo sedán y el tamaño de su motor, no es fácil ubicar el Chevrolet Beat al lado de otros modelos similares, pues ingresa a un segmento tradicionalmente dominado por carrocerías tipo hatchback, como Nissan March Active, Kia Picanto o Hyundai Ion. Sin embargo, ahí está, disponible, con un baúl como diferencia y precios que obligan a compararlo con sedanes más robustos: 36 millones de pesos (LS), 38,6 millones (LT) y 41,6 millones de pesos el LTZ.

Manuel Antonio Orduz

beat

.

Claves del Beat

LAS CUATRO ventanas eléctricas son exclusivas del modelo LTZ, pues la variante LT incluye este accesorio solo en las de conductor y copiloto, y el modelo LS ofrece vidrios de accionamiento manual.

LOS RINES DE 14 PULGADAS de aluminio son propios de las versiones LT y LTZ (de acero los del Beat LS), al igual que las chapas del color de la carrocería, que fueron pintadas de negro en la variante LS.

LA TAPA DEL BAÚL se abre desde el filo del parachoques hasta el vidrio posterior y permite un acceso fácil a su interior. Se desbloquea manualmente desde una palanca ubicada al lado del asiento del conductor.

LAS LUCES exploradoras son exclusivas del modelo LTZ, al igual que los detalles cromados en la parrilla y la entrada de aire. Los espejos son del color de la carrocería en los modelos LT y LTZ, y negros en el LS.

EL FRENTE DEL BEAT responde al nuevo lenguaje de diseño de Chevrolet, de parrilla ‘panal de abejas’ dividida en dos secciones, unidades de luz envolventes y parachoques prominentes adelante y atrás.

Chevrolet Beat 2018

.

DATO
Los voceros de Colmotores consideran el Chevrolet beat como uno de los modelos clave para enderezar las cifras de ventas. Para ensamblarlo en nuestro país les apostaron a 29 proveedores nacionales e invirtieron 3 millones de dólares en herramientas especializadas.

Algunos competidores

RENAULT LOGAN LIVE
Esta versión tiene motor 16V de 1.598 cm3, de 85 caballos de potencia a 5.250 rpm y 131 Nm de torque a 2.750 rpm y caja manual de cinco marchas. Incluye doble airbag, frenos ABS, ventanas eléctricas delanteras, radio MP3 con Bluetooth y rines de 15 pulgadas. Origen: Colombia. $34,5 MILLONES

RENAULT LOGAN LIVE

.

SUZUKI SWIFT SEDÁN
Lo mueve una máquina de 1,2 litros, de 85 caballos de potencia a 6.000 rpm y 114 Nm de torque a 4.200 rpm, unido a una caja de cinco marchas. Rueda con rines de 15 pulgadas con frenos ABS y, en seguridad, ofrece dos airbags, dirección asistida y radio con Bluetooth. Origen: India. $46 MILLONES

SUZUKI SWIFT SEDÁN

.

HYUNDAI GRAND I10
Ofrece un motor de 1.248 cm3, de 88 caballos de potencia a 6.000 rpm, con un torque de 120 Nm a 4.000 rpm, al lado de una transmisión de cinco velocidades. Equipa rines de acero de 14 pulgadas, dos airbags, frenos ABS, radio con mandos en el volante y Bluetooth. Origen: Corea. $41 MILLONES

HYUNDAI GRAND I10

.

VW VOYAGE TRENDLINE
Su máquina de 1.598 cm3 genera 99 caballos de potencia a 5.250 rpm y 143 Nm de torque a 2.400 rpm, con caja manual o automatizada de cinco marchas, rines de acero de 14 pulgadas, radio MP3, ventanas eléctricas delanteras, doble airbag y frenos ABS. Origen: Brasil. $37 MILLONES

VW VOYAGE TRENDLINE

.

Ficha técnica
Motor: 4 cilindros DOHC 16v
Desplazamiento: 1,2 litros
Potencia: 80,5 caballos a 6.400 rpm
Torque: 108 Nm a 4.800 rpm
Transmisión: 5 marchas manual

Noticias recomendadas

Más noticias

Agenda de actividades a motor

Información sobre la cuarta versión de MotoFest, el Gran Premio de Alemania en Fórmula 1 y de pilotos colombianos en el exterior.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.