Chevrolet presentó la versión automática del modelo compacto Cobalt

La serie CO lanza una nueva transmisión de seis velocidades, con mando automático o manual y en dos niveles de equipo, a 34 y 38 millones de pesos, respectivamente.

Redacción Motor

03:50 p.m. 03 de septiembre del 2013

El Chevrolet Cobalt será el segundo automóvil que se distinga en algunos modelos con la sigla CO, que representa las primeras series de autos cuyas carrocerías son estampadas localmente. Al igual que el Sail, que tuvo la primicia de llevar el CO, este Cobalt es el primer carro con caja automática que saldrá por esta nueva línea de manufactura de Colmotores.

Y esta es la novedad del modelo que está tomando el lugar del Optra, cuya producción terminó, y con la opción de la caja automática extiende su oferta en un segmento en el cual esta característica mecánica es muy solicitada. La nueva transmisión le cae muy bien a la zona motriz del vehículo, pues es de seis velocidades adelante, utilizable en modo automático o manual, a gusto del piloto, y debe mover muy bien el carro que continúa con el motor 1,8 llamado EconoFlex, de 104 caballos, lo cual no es gran dosis para la cilindrada pero da una buena carga de torque desde las 2.500 vueltas. Obviamente, cayendo en seis relaciones de caja el avance va a ser mucho mejor.

Colmotores fijó un precio de 34 millones para la versión de nivel de equipo y sube a 38 millones para el LTZ, con los cuales entra de manera muy atractiva en ese competido sector del mercado.

Los carros CO
Desde la puesta en marcha de la planta de estampado, en la cual se invirtieron 380 millones de pesos, se han generado varios modelos de autos que utilizan estas partes. Son el Sail, el Cobalt y el reciente Cobalt Elite, destinado al servicio de taxi, con cuyo volumen se busca darle mayor cadencia a la línea de producción.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.