En China producirán biocombustible para vehículos con aceite de cocina usado

La ciudad de Shanghai, capital económica de China, quiere convertir el aceite usado para cocinar en una solución medioambiental, reciclándolo para fabricar biocombustible para vehículos.

Redacción Motor

08:59 p.m. 27 de mayo del 2013

El país ha sido objeto de una serie de escándalos de seguridad alimentaria, entre ellos el de la recuperación del aceite usado de los restaurantes para volver a fritar alimentos en los hogares. Ese gobierno, en colaboración con una universidad local y seis empresas privadas, prevé ahora producir biodiésel a partir de ese aceite usado en las cocinas para propulsar los autobuses, taxis y camiones de la ciudad, según lo estableció el diario The China Daily.

Y es que el manejo de este aceite ha sido muy polémico y en un problema de salud pública en China. Por ejemplo, en 2011, 32 personas fueron detenidas por haber vendido aceite usado en los restaurantes, también llamado "aceite de alcantarilla", que presuntamente contiene elementos cancerígenos y contaminantes. A

Por eso, desde marzo, el gobierno de Shanghai puso en marcha ciertas normas para la correcta recogida del aceite usado. "Por una parte, hemos puesto el énfasis en la limpieza de dispositivos de recogida ilegal de aceite. Por otra, hemos buscado las mejores formas de reciclarlo", explicó Yan Zuqiang, del Comité de Seguridad Alimentaria de la ciudad.

Cuando estalló el escándalo del aceite reutilizado para freír, en 2010, los expertos estimaron que los chinos consumen entre 2 y 3 millones de toneladas al año de aceite ilegalmente usado. El dato obligó al organismo estatal de seguridad a aumentar las inspecciones de una práctica que según los expertos es muy lucrativa.

DATO

La industria alimenticia china es conocida por sus problemas de falta de garantías de salubridad, a pesar de las severas medidas que toman las autoridades.

DATO
Con información de agencias.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.