El 'chip' del gas, su seguro de vida: revela información valiosa al Suic

El 'chip' del gas, su seguro de vida: revela información valiosa al Suic

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Si lo deja 'vencer', no puede tanquear gas en ninguna estación: su función es informar a los surtidores si el carro tiene el sistema al día.

Colombia es uno de los pocos países del mundo que decidió promover una normatividad alrededor del gas, ajustada a estándares internacionales y con un contenido unificado para el control de seguridad.

Precisamente, la resolución 7909 del 2001 estableció como obligatorio un Sistema único de información conjunta (Suic), que deben portar los vehículos dedicados o convertidos a gas natural comprimido vehicular (GNCV) como requisito para funcionar.

Es lo que los usuarios de este combustible conocen como el 'chip del gas', especie de 'enchufe' electrónico, que contiene un microchip con toda la información del vehículo referida a la instalación, el tanqueo y, más importante aún, a la hoja de vida del sistema.

"Este chip lo debe revisar toda estación de servicio que opera con gas natural ¿asegura Jaime Solano, director regional centro de Gazel-. El surtidor toma lectura del vehículo, lo identifica, se asegura de que esté vigente la certificación y da la orden para surtir. Por el contrario, si no está vigente, el sistema bloquea automáticamente el vehículo y no hay forma de autorizar el tanqueo".

Esa lectura se hace a través de un contacto electrónico que tiene la 'manguera' del gas y que se conecta al chip, mientras la 'pistola' entra al sistema.

Si el vehículo está al día en todo, es decir, si continúa certificado, el surtidor se pone en 'ceros' y arranca el tanqueo; pero si no recibe la información solicitada, el gas simplemente no sale.

Una vez suministrado el combustible, se imprime una factura a través de una especie de datáfono, en donde quedan registrados la placa del vehículo, la cantidad de combustible que recibió, la estación de servicio en donde fue atendido, el número del surtidor, la fecha y la hora, entre otros datos.

Es todo un control que sirve no solo para las cifras estadísticas de las empresas y las autoridades locales y nacionales, sino para tener datos clave, como el nivel de consumo del auto y los lugares del país por donde más rueda.
 

Solo talleres autorizados

Sobra decir que las estadísticas no son suministradas por el 'islero' (el que llena el tanque del carro), sino por el mismo chip, que guarda toda la hoja de vida del vehículo y registra cada tanqueada y revisión que se le hace.

También está programado para que, pasado un año, 'expire' y obligue al usuario a revisar todo el sistema en un taller autorizado, so pena de no volver a tanquear.

Esa revisión conduce al aval que le dan las empresas certificadoras (Icontec, BVQI, SGS¿) al módulo de información; de ahí que cada taller autorizado tenga entre sus 'filas' a un experto de esas casas certificadoras, que revisa minuciosamente todos los elementos del sistema y obliga a ajustar determinado protocolo cuando nota alguna imperfección. Una vez puesto el visto bueno, 'recertifica' el vehículo y reconecta el chip.  


DATOS QUE CONTIENE EL CHIP

La resolución 7909 obliga al chip a funcionar bajo control y supervisión de las empresas comercializadoras de GNCV, pero deja abierta la posibilidad de que se amplíe su contenido, si las autoridades lo creen conveniente. Por lo pronto, provee la siguiente información:

  • Placa del vehículo, marca, modelo y año.
  • Tipo de vehículo (camioneta, camión, automóvil¿).
  • Identificación del taller instalador, con su respectivo número de registro.
  • Identificación del proveedor de los equipos completos (kit y componentes), para el caso de los vehículos convertidos.
  • Identificación del fabricante, para el caso de los vehículos dedicados a GNCV.
  • Cantidad de cilindros instalados y el serial de los mismos.
  • Fecha de conversión o de fabricación del vehículo.
  • Fecha de vencimiento de la revisión de mantenimiento de los componentes del sistema.

Fuente: Resolución 7909 del 2001 del Ministerio de Transporte

 

ESTRUCTURA DEL SUIC

El artículo tercero de la resolución 7909 del 2001 define la finalidad del Sistema único de información conjunta (Suic) como la de "garantizar la seguridad del funcionamiento de los vehículos impulsados por GNCV, mediante un control y enlace entre los talleres de conversión y la estación de servicio (¿)". 

Está compuesto por módulos de información encargados de recibir los datos de los chips, y para lograrlo deben ser compatibles, "de tal manera que permitan la recepción de información en el ámbito nacional, sin aplicar condiciones excluyentes entre sí". 

CAMPAÑA DE GAZEL

Esta empresa es pionera en distribución de GNCV en el país y propietaria de 174 de las 400 estaciones de servicio que funcionan en todo el territorio nacional, así como de 40 talleres autorizados para conversiones y certificaciones.

Gazel acaba de lanzar una campaña que busca crear conciencia hacia el uso seguro de ese combustible, teniendo en cuenta tres áreas específicas: 

El uso seguro y obligatorio del chip.

La exigencia y verificación del llenado: el usuario debe exigir una presión de llenado máxima de 3.075 psi, equivalente a 212 bares, que es lo autorizado por la resolución 1809228 del 2006 del Ministerio de Minas y Energía.

La utilización de técnicos avalados: no solo los equipos y la instalación están certificados por empresas especializadas. Los mismos talleres y sus funcionarios deben contar con ese visto bueno para la revisión anual.
 

¿POR QUÉ 'SÍ' AL GAS?

  • Es más liviano y se disipa más fácilmente en la atmósfera.
  • Es menos inflamable.
  • No es manipulable.
  • Es más seguro porque la cadena del gas está certificada.
  • Es más ecológico porque hay una reducción de emisiones contaminantes de más del 40 por ciento. 
  • A pesar de que la autonomía es menor que la de la de la gasolina y el Acpm, sigue siendo más económico que aquellos.
     
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.