Chrysler se conecta con su clientela en Estados Unidos

Con cinco lanzamientos, le apuesta al consumidor americano más exigente, que tan solo acepta el su estilo de vida y escoge el empaque que se ajuste a su forma de ser, así el contenido sea el mismo.

Redacción Motor

10:20 p.m. 08 de marzo del 2011

Por Manuel Orduz

No en vano los anfitriones de Chrysler eligieron la base naval de San Diego (Estados Unidos) -hogar del portaaviones/ museo USS Midway- para presentar, el pasado 31 de enero, su renovado sedán 300C 2011, vehículo de lujo que su diseñador, Marc Hall, describió como "del regreso al great american motorcar (verdadero automóvil americano)" al mercado mundial.

Ambos -acorazado y sedán- le demostraron a la prensa internacional que los norteamericanos siguen pensando en 'enorme' a pesar de la crisis, pues saben que lo suyo son las carrocerías de gran tamaño, los motores superpotentes y el espacio interior de confort sin límites, cualidades que se pusieron de manifiesto al día siguiente, cuando, en un local especialmente adaptado para la ocasión, presentaron otros cuatro jugadores, esta vez con el apellido Dodge: la SUV Durango, la crossover Journey, el sedán Charger y el cupé deportivo Challenger, todos con pinta y tecnología de última generación, aunque con las mismas motorizaciones e iguales características técnicas.

Este relanzamiento de modelos clave para la gigante norteamericana fue bautizado por sus directivos como "la nueva era de Chrysler", que arrancó con una identificación más precisa de cada una de sus marcas (Chrysler: refinamiento; Dodge: deportividad; Jeep: aventura) y siguió con la consolidación del sello Ram, ahora exclusivo de las pick up de la compañía.

Cabe decir que América Latina sigue siendo la número uno en ventas internacionales de Chrysler, especialmente gracias a Jeep, la marca de más acogida por estas latitudes, e individualmente a la Dodge Journey, considerada por los directivos como su fenómeno de ventas, pues con tan solo tres años de vida logró desplazar a la imbatible Grand Cherokee y significó para la compañía el 27 por ciento de sus colocaciones 2010 en la región.

Específicamente con estos cinco lanzamientos de San Diego, Chrysler le apuesta al consumidor norteamericano más exigente, el que tan solo acepta el 'american way of life' y escoge el empaque que más se ajuste a su forma de ser, así el contenido sea el mismo. Quizás por ello son el resultado de serios estudios de mercado, en donde se tuvo en cuenta la voz del usuario, especialmente para los modelos Chrysler 300C y Dodge Journey, que de acuerdo con los resultados, estaban pidiendo a gritos más refinamiento interior.

CHRYSLER 300C, LA APUESTA DE LUJO
Es el vehículo típicamente norteamericano, o al menos así lo describió el diseñador Mark Hall durante la presentación, en donde destacó sus líneas aerodinámicas y el frente "más sofisticado" con el ala característica de la compañía dibujada a todo lo ancho de una parrilla más pequeña que la de su predecesor.

Precisamente varios de los asistentes interpretaron la disminución del frente cromado como un castigo a la personalidad del 300C, que se caracterizaba por una cara mucho más agresiva y 'norteamericana' que la de esta versión 2011. "Este diseño se proyecta, ya no hacia la parrilla, sino hacia las luces xenón enmarcadas por bombillos led de última generación y, en la parte trasera, hacia los stops que emulan los vehículos de los años 50", aseguró Mark Hall durante la presentación.

En lo mecánico es en donde más se notan los cambios del 300C, pues la versión 2011 viene con dos motores más potentes y a su vez menos contaminantes: un V6 de 3,6 litros de 292 caballos (63 por ciento más agresivo que su predecesor de 2,7 litros) y un V8 5,7 litros Hemi de 363 caballos de potencia con sistema full saver technology que le permite trabajar tan solo con cuatro cilindros cuando no requiere todo el pedal.

Ambos vienen con sistema AWD (tracción en las 4 ruedas) inteligente por pedido adicional, que reconoce si el vehículo necesita tracción total o tan solo en las ruedas traseras sin que el conductor interfiera en esa decisión. De acuerdo con sus fabricantes, permite un ahorro del 5 por ciento en el consumo.

El chasís más rígido fue concebido para mejorar la altura sobre el piso y calzarlo con llantas de 17, 18, 19 o 20 pulgadas, las cuales se adaptan a la perfección a dos tipos de suspensión (normal o deportiva) que elige el conductor con tan solo oprimir un botón.

Dodge Durango, más de 45 sistemas de seguridad
Control electrónico de estabilidad (ESC); mitigación electrónica de rodamiento (ERM) que aplica los frenos en situaciones de riesgo; asistente de pendientes (HSA); control de bamboleo del tráiler (TSC); monitoreo de puntos ciegos en los espejos; detección de obstáculos traseros y airbags frontales, laterales y de cortina son algunos de los más de 40 sistemas de seguridad de esta SUV de lujo de Chrysler, considerada por su diseñador, Joe Dehner, como "la extensión de la Grand Cherokee".

La Dodge Durango fue concebida como una SUV todoterreno familiar y en su versión 2011 fue totalmente renovada en su exterior e interior, con un diseño más aerodinámico, tres filas de asientos, guarniciones más refinadas y accesorios de seguridad y lujo de última generación.

Como los demás modelos presentados en San Diego, viene con dos tipos de motor: Pentastar V6 de 3.6 litros y 290 caballos de potencia (versión RT) y Hemi V8 de 5.7 litros y 360 caballos de potencia (Citadel), este último con sistema VVT que le permite trabajar con el mínimo de cilindros para un mayor rendimiento en el consumo.

Dodge Challenger, El más potente
Una nueva entrada de aire, babero aerodinámico y timón más deportivo son las características más destacables del Dodge Challenger, un deportivo de gran tamaño que incluye los motores V6 3.6 litros y V8 5.7 litros de sus hermanos incluidos en el lanzamiento de San Diego, aunque con más caballos de potencia: 390 y 470, respectivamente.

Es el más rápido de estos 'superamericanos' de Chrysler, de ahí  que la prueba de ruta la precedió una advertencia de los organizadores sobre el uso moderado del pedal, pues los alrededores de la ciudad, sitiada por la policía fronteriza a la espera de inmigrantes ilegales y conductores 'nerviosos', constituía un verdadero riesgo de multa.

Aunque no está programado para llegar a Colombia masivamente (el único modelo presente es la crossover Journey), sí causó admiración durante el pasado Salón del Automóvil de Bogotá, en donde fue expuesto por Chrysler con su nueva pinta que incluye luces y bómperes, un interior más refinado que el de su antecesor y sistemas de seguridad de última generación.

Dodge Charger, Deportivo de cuatro puertas
Como la mayoría de sus hermanos Dodge, el modelo Charger incluye en su parrilla la cruz distintiva de la marca y su versión 2011 es un émulo del modelo que rodaba en los años 1969 y 1970, característica que se pone de manifiesto con las luces traseras de una sola pieza y su diseño interior, de dos colores.

El nuevo Dodge Charger está siendo utilizado por diferentes departamentos de Policía de Estados Unidos, gracias a su versatilidad interior, el motor Hemi V8 de 5,7 litros que genera 375 caballos de potencia (también se ofrece con motor 3,6 litros de 292) y a la suspensión deportiva, diseñada en su totalidad por los ingenieros de BMW. Además de sus dos motorizaciones, se ofrece con paquetes que la marca denomina 'estilos de vida' y que incluye Rally, Rally Plus, R/T Road & Track, R/T Max, además de una vida a bordo full equipo, con toda la conectividad y la habitabilidad de un vehículo de gran lujo.

Dodge Journey, La más vendida
Es, para Chrysler, su vehículo estrella para la región latinoamericana, en donde ocupa el primer lugar en ventas. En Colombia, esta camioneta familiar se comercializa en la actualidad con motores de 2,4 y 2,7 litros, aunque este último fue aumentado a 3,6 de 283 caballos de potencia, en el modelo 2011.

"Sin embargo, en donde más reclamaron cambios nuestros clientes fue en su interior, que ahora incluye materiales más refinados -reconoció Steve Bartoli, ejecutivo del departamento de negocios internacionales de Dodge-. La versión 2011 de Journey trae, entre otros, ocho airbags y centro de entretenimiento con comando de voz".

Dodge Journey es un jugador muy importante en nuestro país, al punto que ya ocupa el número ocho entre las SUV más vendidas del país, con 1.980 unidades colocadas en el 2010 y un crecimiento acumulado del 164,71 por ciento.

Estuvimos en San Diego por invitación de Chrysler Colombia.

FRASES

El 300C es considerado como 'el regreso del auto americano'. Viene con motores V6 de 3.6 litros y V8 5.7 litros Hemi de 292 y 363 caballos de potencia.

Los modelos Challenger y Charger emulan modelos de los años 70 y son el regreso de la marca a los deportivos de gran tamaño y performance.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.