Los cinco kilómetros de vía para visitar el río Pance (Valle del Cauca) en mal estado: ¿paseo o estrés?

Los cinco kilómetros de vía para visitar el río Pance (Valle del Cauca) en mal estado: ¿paseo o estrés?

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Cali

"Vía de muy alta accidentalidad; No apta para peatones o ciclistas; Transite bajo su responsabilidad; Amigo conductor, transite con cuidado". Paradójicamente, estas advertencias son las que leen en un gran mural quienes llegan al lugar de recreación popular más visitado por los caleños: el balneario de Pance.

Ubicado en el extremo sur de la ciudad, desde allí se divisa parte de la exuberante planicie del Valle del Cauca.

A lo largo de cinco kilómetros que se inician en la Universidad San Buenaventura, el visitante busca el mejor lugar para el esparcimiento de la familia. Llegar a una de las orilla del río Pance no es tarea fácil ni grata para los conductores que buscan, junto a sus familias, pasar una jornada de descanso.

La vía, aunque asfaltada, semeja un verdadero vía crucis para los usuarios. A pesar que por el lugar se desplazan cada domingo un promedio de 7 mil bañistas que utilizan todo medio de transporte, su trayecto no cuenta con una adecuada señalización y demarcación.

Los peatones carecen de una berma que los proteja de los vehículos, motociclistas y ciclistas. Los 7,2 metros de ancho que tiene la vía resultan insuficientes para albergar los vehículos de las dos empresas de transporte público autorizadas para movilizar pasajeros hasta el lugar.

Dada la topografía, la carretera presenta rápidos descensos en su trayecto que no son advertidos a los conductores; contrariamente, se observa una señal de peligro con deslizamientos de tierra. Usuarios y habitantes no recuerdan que se hayan presentado percances en tal sentido. Los ocurridos obedecen a otras causas como el exceso de velocidad, la embriaguez y la impericia al conducir.

Al llegar a la vereda La Vorágine, en donde culmina el asfalto, la vía adolece de mantenimiento. Grandes grietas que amenazan a los vehículos aparecen en el último medio kilómetro del trayecto en donde la línea amarilla -que indica desplazamiento sin adelantar- desaparece.

Fredy Páramo, motorista de Transportes Recreativos, que cada domingo moviliza un promedio de 200 pasajeros, dice que la vía es muy estrecha, lo que dificulta su tránsito. "Quienes más se arriesgan son ciclistas y peatones", dice este joven de 25 años.

Sonia Patricia Gómez, quien cada fin de semana recorre a pie el trayecto junto con un grupo de amigos, cuestiona el hecho que la vía carezca de berma. "Uno no tiene por dónde caminar", comenta.

La alta y variada demanda de usuarios, sumada a las difíciles características de la vía, es causal de la violación de las normas de tránsito.

David Velasco, supervisor de agentes de Tránsito, quien junto con otros dos funcionarios realiza el control vehicular del lugar, dice que el sobrecupo, el transporte de pasajeros en vehículos de carga, la embriaguez y el no uso del chaleco y el casco para motociclistas se constituyen en las mayores infracciones cometidas por los motoristas.

Precisamente la presencia semanal de los agentes busca prevenir la accidentalidad. En esa labor, que realizan los domingos entre las 8:00 a.m y las 6:00 p.m, se contabiliza un promedio de seis órdenes de comparendo cada hora.

Y mientras con su presencia semanal las autoridades de tránsito tratan de prevenir tragedias, los usuarios esperan que alguna entidad anuncie mejoramiento de la vía. EL TIEMPO trató de hablar en varias ocasiones con el secretario de Infraestructura Vial de Cali, Germán Medina, pero no fue posible.

PARA TENER EN CUENTA

El balance del operativo realizado el pasado domingo 20 de abril fue así:

En total se realizaron 48 procedimientos.

Tres automóviles fueron inmovilizados por tener el Soat vencido.

Seis motocicletas inmovilizadas por no uso de casco ni chaleco, y por no portar licencia de conducción.

Diez procedimientos contra vehículos de carga que transportaban pasajeros.

Se hicieron 38 procedimientos por luces y espejos. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.