Cirugía estética al Mercedes GLA

El 'facelift' de este vehículo asomará en las mismas dos versiones de su antecesor: GLA 200 y AMG GLA 45 4Matic.

Revista motor

04:24 p.m. 18 de abril del 2017
Mercedes-Benz GLA

Mercedes-Benz GLA

El modelo más urbano de la clase G de Mercedes-Benz, en donde ruedan también las referencias GLC, GLE, GLS y G, recibió una serie de cambios estéticos para seguir figurando en uno de los segmentos más competidos del mercado automotor actual.

Es lo que está ocurriendo en el mercado automotor: mientras las marcas masivas se concentran en fabricar dos o tres modelos con un poco más de pedigrí del acostumbrado (los llaman ‘aspiracionales’), las casas automotrices premium dedican gran parte de su esfuerzo a sacar de sus líneas de producción unidades menos exclusivas que les permitan atrapar consumidores en mercados más ‘populares’.

El segmento A de Mercedes-Benz es un claro ejemplo de esta tendencia, que sin duda le ha traído a la matriz Daimler AG excelentes resultados comerciales en todo el mundo, específicamente con el compacto A, el sedán y la camioneta tipo Shooting Breake de la Clase CLA y esta, la SUV deportiva GLA, la cual recibió retoques en su estética exterior e interior después de cuatro años de existencia.

Lo más evidente está en los parachoques, que lucen más grandes y agresivos, al igual que en los rines de aleación de 18 pulgadas, los faros delanteros (ahora de tecnología led) y las unidades de luz traseras, las cuales alumbran diferente a como lo hacen las de su antecesora, e incorporan tres grados de luminosidad de acuerdo con la hora del día en que se está circulando: es una tecnología especialmente útil durante los atascos nocturnos, pues de noche los diodos bajan su intensidad lumínica para no deslumbrar a los conductores que circulan atrás, especialmente a la hora de aplicar el pedal del freno.

Mercedes-Benz GLA

.

Los representantes de Mercedes-Benz en Colombia seguirán comercializándola en las versiones GLA 200, con motor turbo de 1.6 litros, de 154 caballos de potencia y tracción delantera, y GLA 45 4Matic, equipada con una máquina diseñada por AMG, de 2.0 litros con turbo y la nada despreciable cifra de 376 caballos de potencia y 475 Nm de torque.

Específicamente, el modelo GLA 200 no es un vehículo todoterreno en toda la extensión de la palabra, pero sí incluye, opcional-mente, un tren de rodaje llamado Confort Offroad, que modifica la altura de la carrocería en 30 centímetros para sobrepasar obstáculos irregulares sin temor a golpearlo, y de serie, difusor delantero y trasero, asistente de frenado activo que advierte o -llegado el caso- ayuda al conductor a detener el vehículo cuando nota que él no aplica el freno con decisión, y Attention Assist, dedicado a detectar una conducción errática producto del cansancio.

Mercedes-Benz GLA

.

El bólido AMG GLA 45, por su parte, sí rueda con motricidad en las cuatro ruedas, gracias a un sistema bautizado Performance 4Matic, que distribuye el torque de forma progresiva entre los ejes delantero y trasero para un agarre óptimo a altas velocidades, el cual trabaja con un embrague de discos múltiples ubicado en el diferencial del eje trasero, que permite actuar rápidamente sobre las ruedas posteriores cuando las delanteras pierden tracción.

Todo esto va unido a una transmisión de siete marchas, diseñada por AMG, con una desmultiplicación corta entre cambio y cambio y, consecuentemente, tiempos de respuesta mínimos que permiten acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de cinco segundos para aprovechar al máximo la potencia del motor.

El interior de ambos modelos también fue modificado ligeramente. El GLA 200 luce nuevos tapizados (de símil cuero ártico combinado con tela negra), unidades de mando cromadas, regulación eléctrica de los asientos a través de botones ubicados en las puertas, y portaobjetos central con marco cromado; mientras el AMG GLA 45 ostenta un tablero forrado en el mismo cuero del modelo 200, pero con costuras de color rojo que le dan mayor exclusividad.

El cuadro de instrumentos del modelo GLA 45 también es nuevo, con un velocímetro que marca de 30 en 30 kilómetros por hora y nuevas agujas indicadoras sobre fondo negro para darle al centro de mando un toque de gran deportividad, como ya es costumbre en todos los modelos AMG de la casa de la estrella.

Mercedes-Benz GLA

.

Al interior del GLA 200
La cabina del modelo GLA 200 recibió acabados de alta calidad y sistemas de confort básicos, como volante multifunción forrado en cuero, sistema de audio accionado desde una pantalla flotante de siete pulgadas (con dos puertos USB, audio streaming y Bluetooth), aire acondicionado, control crucero con limitador de velocidad, techo corredizo panorámico y controlador de modos de manejo Dynamic Select.

DATOS

Siete airbags suma el modelo GLA 200, que incorpora también levas de cambios en el volante, cámara de reversa, ayuda de parqueo en paralelo y en perpendicular, encendido del motor sin intervención de la llave y anclajes isofix para sillas infantiles.

A diferencia del GLA 200, el AMG GLA 45 4Matic ostenta un frontal más afilado, con un faldón prominente. También, luces ledes ‘high performance’ de serie (en el AMG anterior eran opcionales) y un nuevo perfil del alerón trasero que le permite un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0.33.

Noticias recomendadas

Más noticias

El BMW X2 se puso de moda en Milán

Aunque el nuevo BMW X2 todavía no sale al mercado, el futuro integrante de la familia BMW X ya se dejó ver camuflado en la selva urbana. Adelanto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.