Club de Pico y Placa, una forma de compartir el carro para ayudar a las personas afectadas por esta norma

Ir al trabajo y volver a casa puede resultar más económico y menos traumático si varias personas se turnan para llevar a otras. En Colombia ya hay un club que coordina este servicio.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El pesado tráfico bogotano se puede sobrellevar si usted logra ponerse de acuerdo con otras personas que vivan y trabajen cerca de usted, y que tengan horarios similares.

Todo es cuestión de ajustar los horarios y establecer reglas. De esa forma se contribuye con un grano de arena a aliviar el tráfico de la ciudad y quien usa el servicio ahorra plata en gasolina y parqueaderos, ahorra tiempo, conoce a otras personas, se libera del tedio de manejar en el tráfico, viaja acompañado y expande su red profesional, entre otros beneficios.

Según el proyecto de acuerdo No. 019 de 2007, en los países en que se ha adoptado esta forma de transporte se ha demostrado que las personas que comparten el carro manejan un 55 por ciento menos; el 25 por ciento quienes comparten el carro abandonaron sus planes de comprar un segundo vehículo y la actividad también incrementa el uso de la bicicleta y los viajes a pie para llegar a los puntos de encuentro convenidos.

Club de Pico y Placa
Pero si no le gusta ir de puerta en puerta preguntando quién quiere viajar con usted, no se trasnoche. Existe en Bogotá un club, llamado Club Pico y Placa, que hace ese trabajo por el usuario.

El club, que pertenece a la empresa Carro Club EPS, contacta a las personas de una base de datos propia, cuadra los horarios y las zonas de trabajo y residencia, y conecta a los interesados.
Incluso, cuando no hay disponibilidad de un vehículo, el club lo recoge en la casa y lo lleva al trabajo sin ningún costo. ¿La suscripción, por tiempo limitado, es gratuita hasta completar un número considerable de abonados¿, comenta Juan Manuel Corredor, gerente de la empresa.

Así, el trabajo de Carro Club EPS y la Fundación Salud
Comunitaria, a través del Club de Pico y Placa, consiste en poner en contacto a personas que se desplazan solas a un mismo destino y que desean viajar con otras personas para así compartir los gastos derivados de usar el carro.

Este tipo de acuerdo funciona con buenos resultados en Estados Unidos, Alemania, España, Holanda, Francia y Suiza, y se conocen con el nombre de ¿carpooling¿, ¿carsharing¿ o programa de auto compartido.

En los países en los cuales se ha implementado funciona como alternativa a usar el carro cuando se viaja solo, o a utilizar medios de transporte masivo, y en ningún momento se considera un desestímulo total del uso del carro particular.

Reglas claras
Compartir el carro no es fácil, pues supone un cambio de cultura y de la forma de usar el vehículo particular para transportarse todos los días. Para que funcione, se deben establecer reglas clara y los usuarios deben cumplir con cierto perfil.

Por ejemplo, los usuarios deben cumplir los horarios establecidos, deben usar el carro de la mejor manera (no comer, beber o fumar adentro). Por su lado, el conductor tiene que manejar correctamente, cumplir con las normas de seguridad y tráfico, y mantener la compostura (ser respetuoso en su vocabulario y en sus acciones para con los pasajeros y otros conductores).

Adicionalmente, clubes como el del Pico y Placa tratan de que si algún día algo sale mal, la entidad esté detrás del buen funcionamiento del esquema para garantizar el traslado de los afiliados.

Una vez se tenga el perfil y la información del abonado, el club programa una entrevista con las personas interesadas y la persona decide si acepta compartir su carro. El paso siguiente es firmar el reglamento de adhesión al club.

La afiliación al programa es gratuita para aquellas personas que se inscriban hasta el 30 de junio de 2007. Lo puede hacer en la dirección web www.picoyplaca.com

La suscripción al servicio también se puede hacer a nombre de una empresa u organización. Puede escribir a la dirección de correo info@picoyplaca.com o llamar al celular 310 787 8698.

PERFIL DEL USUARIO
Compartir el carro no es fácil y por eso la persona que acepte hacerlo debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Que cumpla los horarios establecidos.
  • Que respete el buen uso del carro.
  • Que conduzca correctamente y respete las normas de tráfico.
  • Que sea respetuosa.

LA LEY APOYARÁ ESTA INICIATIVA
Existe el proyecto de acuerdo No. 019 de 2007 por el cual ¿se obliga a las entidades públicas distritales a apoyar y facilitar conductas que permitan a sus empleados compartir sus vehículos particulares¿. Y agrega: ¿esta iniciativa pretende fomentar la actividad gratuita de compartir el carro¿.

Este tipo de iniciativa tiene varias ventajas y objetivos:

  • Fomentar alternativas de transporte para optimizar el uso del carro particular.
  • Consolidar vínculos sociales.
  • Fortalecer la cultura de la cooperación.
  • Disminuir la congestión vehicular.
  • Reducir el número total de viajes por vehículo particular (se reducen los viajes de carros con un solo ocupante).
  • Facilitar ahorros individuales y sociales. Se aprovechan mejor los recursos, como el espacio vial y el petróleo, y se preserva el aire.
  • Disminuir la demanda por sitios de estacionamiento y la consiguiente congestión.
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.