Comunicación en el arte de manejar: Manual de conductores (VII)

Comunicación en el arte de manejar: Manual de conductores (VII)

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El lenguaje sin palabras entre conductores, mediante las señales del carro, es esencial para ir seguros y evitar accidentes.

¿Los buenos conductores manejan siempre a la defensiva¿, según el manual de conductores. De esta manera siempre deben mirar la carretera, los objetos que se encuentran a los lados y por detrás, y estar alerta a los problemas u obstáculos que se les presente en el camino.

Pero esto no basta. También hay que saber comunicarse con los demás. Los conductores deben ser siempre concientes de que los demás no saben lo que otro conductor intenta hacer, ni lo que dice dentro de su respectivo carro.

El Manual de Conductores del Automóvil Club explica unos puntos que hay que tener en cuenta siempre al momento de conducir, para no sólo estar seguro de lo que se está haciendo sino siempre alertar a los demás de cuáles son y serán sus movimientos.

La mayoría de los conductores ha olvidado alguna vez poner una luz direccional antes de voltear y a todos les molesta tener un conductor adelante que no las ponga.

La solución es que siempre haga uso de esta señal, con la debida anticipación (en vías lentas de la ciudad, es más o menos 50 metros antes de girar) y la quite después de usarla, para no confundir a los demás conductores.

El caso más común en el que se utilizan las direccionales es antes de hacer un giro para avisar a los demás, pero ese no es su único uso. Se debe poner también al cambiar de carril en una autopista o al pasar un carro en una carretera, de manera que le avise al conductor de adelante y éste pueda disminuir su velocidad, o no le invada el espacio que usted utilizará para adelantar.

Hay más señales luminosas
Otras luces que pocos conductores son concientes de utilizar para comunicarse con los demás son las luces de pare. El Manual de Conductores del Automóvil Club dice: ¿Advierta a los conductores que van detrás de usted cuando vea que necesita disminuir la velocidad. Unos toques ligeros al pedal del freno son suficientes para advertir a los conductores que lo siguen.¿

Para lograr una buena comunicación que sirva para su propio beneficio y para ayudar a los demás, es necesario tener en cuenta siempre que:

Su vehículo puede ser un obstáculo para que los de atrás vean que hay adelante, por eso siempre avise con luces direccionales para cambiar de carril (de ser necesario) o con el freno.

En caso de haber una curva muy cerrada frene con anticipación y así sus luces avisarán al que viene atrás y éste también podrá disminuir su velocidad.

Para que los demás conductores sepan que usted está manejando lentamente por alguna necesidad o problema mecánico, adviértales poniendo las luces intermitentes.

No le indique a los demás conductores, con sus luces o manos, cuando puede pasar el carro de enfrente. Eso puede causar un grave accidente.

En caso de que esté en un lugar donde sea difícil verlo o ese conduciendo bajo la lluvia, encienda las luces, así no este de noche.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.