Así están conformadas las firmas automotrices en el mercado chino

Todos los fabricantes tradicionales hoy tienen uno o varios pies en el mercado de ese país, pues allí está su futuro crecimiento y los chinos necesitan adquirir la tecnología que les aportan.

Redacción Motor

05:15 a.m. 21 de agosto del 2012

La industria automotriz en China es un pulpo aplastante que surte a una clientela de millones de personas que quieren acceder al automóvil. Por ello, todos los fabricantes tradicionales quieren tener presencia masiva en ese mercado que es el que sostiene el crecimiento y el desarrollo, pero los chinos no les entregan su territorio tan liberalmente a los comerciantes extranjeros como lo hace Colombia con sus tratados.

Allá hay que comprometerse con obras civiles enormes, con aporte de capitales a las empresas chinas y con la transferencia tecnológica total para poder estar en actividad. De ahí que este cuadro nos muestre, además de las enormes cifras de producción
de cada grupo durante los primeros seis meses de este año, quién trabaja con quién desde el punto de vista de asociaciones con
extranjeros, y cuáles son las marcas con las que funcionan localmente que acá poco se conocen y cuyas especificaciones son para la venta en China.

¿Para dónde van? Por lo pronto, la producción de las enormes plantas parece estar copada con la demanda interna y los productos originales chinos aún tienen distancia con los actuales del resto del mundo. Los autos de última generación  Internacionales se venden bajo sus marcas originales allá y
con la calidad mundial, pues las plantas son las mejores del planeta. Pero seguramente se dará una amalgama de vehículos y su difusión dependerá de cómo las marcas tradicionales
protejan sus mercados actuales de las exportaciones desde China si esos carros tienen en el futuro precios competitivos.

*Con información de Chinese Automotive Intelligence Source

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.