¿Conoce sus derechos y deberes como comprador de vehículos?

Como sucede con cualquier bien, con la compra de vehículo se adquiere una serie de ventajas y responsabilidades frente a fabricantes y vendedore. Guía de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Toda transacción comercial entre un sujeto y otro es susceptible de tener problemas, no solo cuando el bien no cumple con las expectativas del comprador, sino cuando éste último no deja claro qué necesita.

Específicamente frente al comprador, la Superintendencia de Industria y Comercio, la Andi y Fenalco, editaron un documento llamado 'Guía del consumidor de vehículos automotores', que pretende mostrarles a los conductores a qué se deben acoger, desde el punto de vista comercial, cuando compran carro.

"El objetivo (de la guía) es informar a los consumidores de vehículos acerca de sus derechos y deberes, a través de un listado complementado con una selección de preguntas y respuestas (¿), que ilustran diferentes situaciones que se pueden presentar antes, durante y después de la adquisición de un vehículo", aclara el documento.

Se refiere específicamente a temas como la garantía que, por ley, deben tener los vehículos, los repuestos y las intervenciones que se les realicen, pero también al deber de los conductores de seguir las recomendaciones de los fabricantes para darles un uso adecuado a sus carros.

Dado el creciente interés que está despertando el tema de las garantías entre nuestros lectores, decidimos reproducir lo que, a ojos de las entidades en cuestión, deben considerar los compradores de vehículos en Colombia en cuanto a sus derechos y sus deberes.

 

DERECHOS DEL CONSUMIDOR DE VEHÍCULOS

  • Tener una variedad de opciones para realizar una libre escogencia de los productos, conociendo características, precios y condiciones de garantía.
  • Recibir información veraz y suficiente sobre los productos y servicios que desea adquirir.
  • Obtener productos seguros y confiables.
  • Que fabricantes, ensambladoras y comercializadoras de vehículos, partes, accesorios y repuestos obren de buena fe.
  • Recibir con la compra de cada vehículo un certificado de garantía y su correspondiente factura.
  • Recibir con cada producto (repuesto, parte, accesorio o servicio) una factura y las condiciones de garantía.
  • Recibir información sobre las características de las garantías de vehículos y repuestos, sobre sus derechos y las formas de hacerlos efectivos en el sector automotor.
  • Contar con mecanismos sencillos y ágiles para reclamar por los defectos de calidad de los productos o servicios que se adquieran.
  • Presentar sus peticiones, quejas o reclamos ante el punto de venta del bien o del servicio que adquiera o pretenda adquirir, y recibir una respuesta de ellos.
  • Acudir ante las autoridades para obtener la protección de sus derechos.

Fuente: Guía del consumidor de vehículos automotores. 

 

DEBERES DEL CONSUMIDOR DE VEHÍCULOS

  • Informarse sobre las características, especificaciones y precio de los bienes y servicios ofrecidos y de las condiciones de contratación.
  • Informarse sobre las garantías que amparan los bienes, sobre el servicio técnico y sus condiciones.
  • Informarse y poner en práctica las recomendaciones del fabricante sobre el uso adecuado que debe darse a cada tipo de vehículo.
  • Conocer el impacto que tiene sobre la garantía el desconocimiento de las recomendaciones del productor.
  • Celebrar las transacciones de bienes y servicios del sector automotor dentro del comercio legalmente establecido.
  • Conocer la forma adecuada de reclamar la garantía.
  • Permitir al taller hacer las intervenciones necesarias para que le vehículo quede en adecuadas condiciones de funcionamiento, dentro de los tiempos establecidos e informados, utilizando siempre repuestos originales.
  • Realizar las acciones y actividades que le corresponden como propietario del vehículo.

Fuente: Guía del consumidor de vehículos automotores.

 
ALGUNAS DUDAS FRECUENTES

Las entidades promotoras de la 'Guía del consumidor de vehículos automotores' tienen identificadas una serie de dudas que les asaltan a quienes compran carro. A continuación, algunos ejemplos.

¿Qué hacer frente a fallas de calidad?

El consumidor debe solicitar que se le haga efectiva la garantía ofrecida.

¿A quién reclamar en caso de falla del vehículo?

El expendedor y el fabricante o importador son solidarios en la atención de la garantía, de manera que el consumidor podrá dirigirse a cualquiera de ellos, dentro del término de la garantía, para exigir la reparación del bien.

¿A qué tiene derecho el consumidor dentro del período de garantía?

Puede reclamar la sustitución, sin costo para él, de los elementos del vehículo, partes, accesorios o repuestos que presenten un defecto de calidad o de montaje de planta.

¿Una reparación o intervención tiene garantía?

Sí. El consumidor puede acudir al punto de servicio para reclamar por la calidad de la parte instalada o del servicio prestado.

¿Si uso con poca frecuencia mi vehículo, se amplían los términos de la garantía o evito que se presenten fallas?

Los términos de la garantía ofrecidos por el fabricante no se alteran por el poco uso del fabricante. Por el contrario, este recomienda utilizar el vehículo con frecuencia.

¿Qué debo pagar en las revisiones periódicas?

El valor de la revisión (mano de obra) y de los repuestos consumibles (lubricantes, fluidos, filtros¿) están a cargo del consumidor.

¿El vehículo usado tiene garantía?

No hay obligatoriedad legal de dar garantía sobre un bien usado, pero puede tenerla si su garantía original no ha expirado o si el vendedor decide darla.

¿Quién ordena que se responda sobre la garantía?

Los jueces de la República o la Superintendencia de Industria y Comercio. 

SABÍA QUE¿

Si por causa de la reparación y por culpa del productor un consumidor no puede usar su vehículo por un tiempo superior a una semana, el plazo de la garantía se interrumpirá automáticamente y se debe computar luego como prolongación del plazo inicial. 

HAY QUE ADVERTIRLE AL CLIENTE

En las relaciones de consumo se presume que el comprador no conoce el producto y que el vendedor (experto en la materia) le debe enseñar a utilizarlo correctamente. 

Por eso, los propietarios de los vehículos nuevos tienen derecho a que los productores y los concesionarios les proporcionen asesoría para darle buen mantenimiento al vehículo, para evitar que se produzcan fallas por ignorancia.

Para cumplir esa obligación, los fabricantes e importadores le entregan al comprador el Certificado de Garantía del Vehículo y el Manual del Conductor, y le informan sobre el alcance y exclusiones de la garantía, y sobre la importancia de las revisiones programadas que se deben hacer en el concesionario.

Al momento de la venta, los asesores comerciales deben complementar la información del Manual del Conductor advirtiéndole al propietario cuando existan operaciones de mantenimiento que son vitales para evitar daños al vehículo.

Sucede con los rodantes que utilizan Acpm, los cuales cuentan con un mecanismo para expulsar el agua que a veces trae el combustible y que daña los inyectores y la bomba (son repuestos costosos).

Usualmente, basta con hundir un botón en el habitáculo o halar un cable debajo del vehículo para que salga el agua del sistema, y eso se le debe enseñar al primer propietario, aunque parezca de Perogrullo.

El productor siempre podrá argumentar ¿válidamente¿ que el comprador encuentra en el Manual del Conductor suficiente información para que no se produzcan daños como ese, pero, por ética y responsabilidad de marca, deben advertirle sobre esos riesgos, porque con el Manual del Conductor pasa lo mismo que con mi tesis de grado, que no la leyeron ni los examinadores.

A su vez, el propietario está obligado a conocer el vehículo y la forma como debe darle buen mantenimiento. La ignorancia de la ley no sirve de excusa.

Rodrigo Bueno, abogado experto en derechos del consumidor de vehículos: rodrigo@buenolopez.com 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.