Conozca las alternativas que hay en el mercado para mejorar el sistema de sonido de su carro

Actualizar el radio del carro no es tan solo quitar y poner. Hay que tener cuidado que sea compatible con el espacio en el tablero y no altere el sistema eléctrico.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

MAURICIO ROMERO
REDACTOR DE EL TIEMPO

Sin necesidad de que usted sea un gomoso del sonido, de aquellos que invierten millones y al final dejan un equipo de sonido con carro, es posible mejorar el radio actual de su auto, si requiere una calidad un poco mejor o un toque más de potencia.

Hay que tener en cuenta que hay diferentes presupuestos y distintos componentes que mejoran el sonido dentro del habitáculo, pero que la instalación debe ser hecha por un experto en un sitio reconocido.

Según Yury Bustos, experto en sonido y gerente de Galaxi Sound, en Bogotá, ¿por 500 mil pesos podemos cambiar los cuatro parlantes del vehículo colocando un set de componentes (medios, ¿tweeters¿ o altos, ¿crossovers¿, etc.) adelante y atrás, y un juego de parlantes coaxiales de buena marca, en su línea económica¿.

Uno de los radios que se ajustan a este presupuesto es el modelo KD G320, de JVC, que reconoce los formatos MP3 y WMA. Estos formatos de compresión de audio son los más comunes y cualquier programa de computador para quemar CD los graba.

Andrés Garzón, de JVC Latin America, asegura que ¿una de las características principales de este radio es que es 100 por ciento compatible con el reproductor portátil de música digital iPod, es decir que los botones con los que viene el radio se encuentran en la misma posición en la que están en el iPod, así que el conductor no necesita mirar el teclado del radio para manejarlo¿. El radio cuesta 388 mil pesos.

Garzón agrega que en el mercado se consigue un adaptador para iPod que cuesta aproximadamente 250 mil pesos, para aquellos radios que no incorporan un conector para ese dispositivo.

En el rango de 1 millón de pesos se encuentran radios que además de MP3 y WMA reproducen DVD, Mpeg 1 y Mpeg 2 (que son formatos de fotos y video). Yury Bustos dice que algunos de los radios en esta gama incorporan puertos USB, que hacen posible leer contenido (música, fotos o video) desde una memoria USB portátil.

Los usuarios que quieren gastar un poco más, por ejemplo 2 millones de pesos, encuentran en el mercado sistemas que leen todos los formatos, incorporan pantallas LCD más grandes y de mejor resolución y que incluso reproducen sonido 5.1, que es la tecnología de audio que incorporan, en su mayoría, las películas en discos de DVD y que producen sonido envolvente o ¿surround¿. Así, es posible tener un teatro de cine en el auto.

Bustos, de Galaxi Sound, explica que con esa misma plata también se puede poner un radio sin pantalla pero que dé mayor potencia y, con la plata sobrante, se le puede instalar un buen amplificador (comúnmente conocido como planta).

El de fábrica también clasifica
Los radios que vienen montados de fábrica también se pueden actualizar, pero hay que ser cuidadosos de que no quede un trabajo mal hecho, sino que el radio nuevo tenga el mismo tamaño del original y que no se afecte el sistema eléctrico del vehículo.

Por ejemplo, si se quiere mejorar la calidad de sonido de un Renault Twingo o Clio, un Mazda Demio o un Chevrolet Aveo, se pueden instalar parlantes un poco más grandes y, si eso no satisface al usuario, puede optar por hacerle instalar un amplificador que vaya con la potencia del radio (que no lo vaya a quemar) y un reproductor de bajos.

Estos trabajos los realizan expertos y no alteran en nada la instalación eléctrica ni el funcionamiento del vehículo y, por lo tanto, no afectan la garantía.

Muchos de los radios de los carros en Colombia son instalados después de que el vehículo ingresa al país, pues el hecho de venir sin ese componente ahorra costos en impuestos; es decir que sale más barato para los importadores instalar el radio localmente e incluso pueden colocar uno de características más avanzadas que el original.

El Twingo Plus, por citar un ejemplo, trae un buen radio MP3 pero el sonido no es de lo mejor, pues solo incorpora dos pequeños parlantes frontales que no le hacen ¿honor¿ a la unidad. Sin embargo, la solución para mejorar de forma ostensible el sonido de Twingo es colocarle unos parlantes traseros, pues el carro trae las conexiones listas para hacer de esa tarea ¿un suspiro¿.

Los mandos de sonido en el timón, como los del Twingo y muchos otros modelos, dejan de funcionar si se cambia el radio. Sin embargo, en el país se consiguen interfaces o adaptadores que hacen posible que radios de diferentes marcas en distintos modelos de vehículos sigan funcionando sin problema. Dichos adaptadores operan de manera inalámbrica y hay que comprarlos por separado. 

RADIOS, SEGÚN EL BOLSILLO
500 mil pesos: un modelo KD G320, marca JVC, que lee formatos MP3 y WMA, más cuatro buenos parlantes y reproductores de tonos altos y medios.

Un millón de pesos: puede instalar el modelo KD ADV6270, que tiene un valor de 940 mil pesos. Tiene una entrada para memoria USB en la parte frontal e incorpora un sistema de reproducción conocido como Giga MP3, que reproduce DVD audio. Este formato se puede grabar con calidad 5.1 y le caben unas 1.200 canciones en MP3.

Dos millones de pesos: se consiguen los modelos KD AVX2 (vale 2¿044.000 pesos) y KW AVX706 (cuesta 200 mil pesos más que el anterior), también de JVC. El primero tiene pantalla de 3,5 pulgadas, lee formatos MP3, WMA, WAV, DVD, Mpeg1 y 2, y Giga MP3. Viene con el sistema de 5.1 canales (sonido envolvente, como en un teatro).

El segundo tiene pantalla de tamaño doble DIN (DIN es el tamaño de un radio, y doble DIN es el tamaño de dos radios, uno sobre otro) de 6,5 pulgadas no sensible al tacto. Según JVC, por no ser sensible tiene mejor calidad de imagen, pues las ¿touch screen¿ tienen mayor degradación de los pixeles que componen la imagen.
El radio tiene ranuras para tarjetas de memorias flash, tipo Secure Digital (SD, que es la más difundida) con fotos o música.

PILAS CON EL CABLEADO
Los expertos de Galaxi Sound advierten que el amplificador debe tener un buen cableado profesional para obtener una excelente calidad de sonido y una garantía responsable en la instalación; ya que para no afectar la garantía del vehículo, la corriente que maneja este equipo se toma desde el poste positivo de la batería, con un sistema totalmente aislado al sistema eléctrico del carro. Dentro de las marcas de amplificadores, parlantes y bajos que Galaxi Sound recomienda están Kicker, Rockford, Fosgate y Better, por su buena relación entre calidad y precio.
Fuente: Galaxi Sound, Dg. 109 No. 17 ¿ 03, Bogotá. Teléfonos: 214 3512 y 629 8909.

PARA LOS DE FÁBRICA
Al radio de fábrica que no se quiera cambiar se le pueden acondicionar adaptadores de altas a baja; eso quiere decir tomar los cables de potencia de los parlantes, y por medio de un convertidor se pasa a señal de RCA, que son las entradas que traen los amplificadores.

ALTERNATIVA PARA EL IPOD
Existe en el mercado un dispositivo que se conecta al iPod y que lleva la señal al sistema del carro por frecuencia modulada (FM), normalmente usando una frecuencia libre (por ejemplo, 88.7). Sin embargo, estos sistemas generan cierta interferencia y a veces se interrumpe la señal.

LLÉVELO AL CONCESIONARIO
¿Lo ideal es que si desea cambiar el radio y agregar más productos, como son parlantes y amplificadores, lo haga en el mismo concesionario. Hoy en día, la mayoría de concesionarios tiene boutique de sonido¿.
Es la recomendación de expertos de marcas de radios presentes en Chevrolet, Kia, Renault y Toyota.

EL CAMBIO MÁS FRECUENTE
¿El 80 por ciento de las personas cambian por lo menos el radio y los cuatro parlantes a la mayoría de los vehículos de gama media hacia arriba; en el concesionario les instalan sistemas de video o les cambian el radio colocando una unidad de MP3¿.
Es la percepción general de los sitios especializados en sonido. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.