Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Doble línea amarilla y poca señalización
De antemano mis felicitaciones porque son de los pocos medios de comunicación que publican las quejas sobre las deficiencias y atropellos por las normas de tránsito que aplican en el territorio colombiano y aconsejan e instruyen al lector sobre sus derechos y obligaciones.
Generalmente los fines de semana realizo el desplazamiento entre Bogotá y Silvania (Cundinamarca) y siempre observo las siguientes situaciones:
1. Al salir de Bogotá no hay ningún aviso que indique al ciudadano que debe encender las luces, situación que es muy bien aprovechada por los agentes de tránsito que se ubican en la salida exclusivamente para este fin. Me parece un acto deshonesto por parte de las autoridades ya que deben colocar la respectiva señalización y no aprovecharse de esta situación.
2. En la vía colocaron la doble línea amarilla; es inconcebible que en todo el recorrido ¿que son 46 kilómetros¿ solo exista un punto (cerca de la localidad de Subia) donde se puede adelantar y lo más increíble es que en este punto se ubican los agentes y colocan conos para evitar que adelanten. Conclusión: de Bogotá a Silvania no se puede adelantar; es decir que si nos movilizamos detrás de un camión o una tractomula, las autoridades de tránsito consideran que los vehículos deben transitar a 10 kph, o se aprovechan de esta ridícula medida para multar a los viajeros.
3. Muy oportuno resultó su artículo del 9 de agosto de 2006, en donde aclara que la Policía de carreteras no puede actuar en las ciudades de acuerdo a la Ley 769 de 2002, precepto establecido en el parágrafo 2 del artículo 6; ya que en Silvania la policía de carreteras impone comparendos dentro de esta población, aprovechando la pésima señalización que existe allí, situación que me ocurrió el 23 de julio del 2006, ya que a pesar de no ser puente festivo la Policía realiza el plan retorno sin previo aviso y los ciudadanos que deseamos trasladarnos a la ciudad de Fusagasugá debemos buscar rutas alternas, razón por la cual es necesario ingresar a Silvana, donde estratégicamente está ubicado un agente para colocar los comparendos.
Este es nuestro país y estas son nuestras autoridades de tránsito que a cambio de fomentar la tranquilidad y bienestar en el pueblo colombiano, cada vez quieren hundirnos más con los costosos comparendos.
Néstor Martínez

Parqueo alrededor de la Fundación Santa Fe
La Fundación Santa Fe construyó en sus instalaciones toda un ala de parqueaderos, que a juicio de la ciudadanía eran urgentes como complemento a los servicios que debe darle a su clientela un ente de la categoría de la Fundación, y al mismo tiempo dejar de contribuir al caos vehicular que precisamente por la presencia de la clínica se viene presentando desde el principio de su existencia.
 
Lamentablemente, lo que se patentiza es que somos una ¿Banana Republic¿. Siguen estacionando por la Av. 9° las mismas burbujas vidrios negros de siempre ¿oficiales, de los ¿buenos¿ y de los ¿malos¿¿ taxis, y quien quiera estacionar si es ¿autorizado¿ por los agentes de tránsito que de pronto se encuentren presentes.
Eduardo Rueda Peña  

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.