Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Licencia de conducción con dos cédulas distintas
Me dirijo a ustedes ya que son mi última esperanza de desenredar mi situación actual; a finales del año pasado estaba en el trámite de sacar mi licencia de conducción por primera vez, pero la escuela de conducción verificó que en la página web del Ministerio de Transporte aparece ya una licencia con dos números de cedula diferentes, uno de los cuales es el mío. Aparecen como expedidas en octubre de 1992. Debo ser enfático en que yo nunca he solicitado una licencia de conducción y me parece absurdo que en el Ministerio aparezcan este tipo de situaciones, de una licencia con dos cédulas expedidas por la Secretaría de Tránsito. En el ministerio me dicen que necesitan una constancia de la Secretaría de Movilidad de que yo nunca he hecho el trámite, pero en la Secretaría no ha habido forma de que me den respuesta; y eso habiendo hecho un derecho de petición desde febrero 6. ¿Me podrían orientar sobre qué acción tomar?, ya que he postergado la compra de mi carro por tres meses y aún no tengo solución a la vista.
Max Manrique

En atención a la consulta efectuada por el señor Max Manrique, y verificada la información registrada en la página web del Ministerio, efectivamente aparece registrada la expedición de la licencia de conducción No. 1560288 a dos cédulas de ciudadanía distintas, una de las cuales pertenece al señor Manrique.
Sin embargo, la expedición de estas licencias fue realizada directamente por parte de la STT en el mes de octubre del año 1992, tal como lo registra la información del Ministerio. En consecuencia, le corresponde a esa entidad certificar sobre la expedición de dichos documentos, por cuanto la concesión Sett no existía aún para esa fecha y por tal razón no puede certificar sobre un hecho que no conoció.
Por lo tanto, el usuario debe dirigirse directamente a la STT, para que sea esa entidad quien le certifique sobre la expedición del documento en cuestión, pues si solicita dicha certificación a esta concesión, solamente se le podrá certificar que esta concesión nunca ha expedido licencia de conducción a nombre del señor Manrique, y que el documento que aparece en los archivos que administra esta concesión fue expedido por la STT en el mes de octubre de 1992.
Oficina Jurídica Sett

TransMilenio se queja, ¿y los usuarios, qué?
Resulta maquiavélico el raciocinio que hacen TransMilenio y la Alcaldía de Bogotá, respecto a que la empresa está dando pérdidas porque no movilizan los pasajeros requeridos por las troncales donde aún hay servicio de buses y busetas corrientes.
Lo que quieren es atiborrarnos a los usuarios en los poquitos buses que ellos ponen en funcionamiento para ahorrarse la plata de los choferes y del diesel, y robarnos legalmente cobrando un pasaje de ¡1.300 pesos!, el cual sin ruborizarse han anunciado aumentarlo en mayo, a 1.400 pesos. ¿Qué tal esto? Da grima montarse en esos buses tan llenos, cuando hay 20 estacionados en los portales sin hacer nada.
Así es como quieren este alcalde y el ¿genio¿ de Peñalosa (en caso de ser elegido) incentivar el uso del carro particular.
Arturo E. Cujía

No le llega a tiempo la factura de GNV
El mal servicio de facturación del combustible Gas Natural Vehicular es una triste realidad. La factura mensual nunca, en los 18 meses que llevo pagando mi cuota, ha llegado a tiempo y, por el contrario, siempre llega vencida, por lo cual hay que ir al Cade a congestionar esa dependencia. Por si fuera poco, el sábado pasado recibí una llamada de GNV en la que se me informaba que mi crédito estaba de nuevo en mora. La señorita me informó que podía ir a cualquier oficina de Gas Natural a aclarar la inconsistencia, tal como tuve que hacerlo varias veces en el pasado. Pues esta mañana, al llegar a la oficina de la carrera 13 con 69, la señorita de caja me dice que Gas Natural vendió la cartera a Asodatos y me dio un número telefónico. Al llamar, me informan que está en reestructuración y que la diligencia debe hacerse personalmente. ¿Qué clase de servicio es ese? ¿Acaso no existen los medios electrónicos para hacer el pago en línea y ahorrar tiempo y dinero?
Juan Carlos Vargas


Peligro, ciclista en la carretera
Quiero manifestar mi preocupación por los ciclistas que transitan por las carreteras colombianas. Hace tres años casi atropello ¿en medio de un aguacero¿ a un ciclista en la vía Panamericana; afortunadamente no sucedió el accidente pero siento la gran necesidad de conocer si existe en Colombia legislación para estos conductores.
Me preocupa que la Policía de Carreteras no haga nada para obligarlos a usar algún tipo de elementos preventivos, ni casco, chalecos reflectivos, pedales con reflectivos, luces en la parte delantera y trasera de las bicicletas, etc. 
De igual forma, es impresionante la cantidad de motociclistas que manejan sin luces traseras y a veces sin las delanteras, para no hablar de exceso de personas transportadas, ni de los cascos que se suponen son obligatorios para todos los ocupantes.
Cada día nos exigen más y más cosas a los conductores de vehículos que obligatoriamente cumplimos, pero estamos en grave riesgo de generar un accidente porque sin ningún tipo de exigencias del Gobierno algunos ciclistas y motociclistas hacen lo que quieren, aún arriesgando sus vidas.
Esteban Moncayo Guerrero


Obras en donde no se necesitan
Aún no se sabe qué intereses hay detrás de la insistente y absurda propuesta de echar a rodar el TransMilenio por la carrera séptima pero, si llegara a ocurrir, sería una replica de la lenta Avenida Caracas con semáforos cada tres cuadras y solo dos carriles en cada sentido para los demás vehículos, provocando congestiones hasta en el mismo sistema T.M.; y ni qué decir de la nefasta idea de convertir la avenida El Dorado ¿la mejor de Bogotá¿ en una troncal más de T.M. Definitivamente hay que estar ciegos para no darse cuenta de que por dicha avenida no hay problemas de movilidad y además está en excelentes condiciones. Señores dirigentes, el 99 por ciento de quienes viajan en avión llegan al aeropuerto en carro particular o en taxi.
Por eso considero que el distrito debería invertir en los sectores de la ciudad que realmente lo necesitan, por ejemplo, en lugar de invertir recursos en la construcción del T.M. de la avenida El Dorado, deberían darle continuidad a la troncal de la calle 13 para que el sistema de transporte masivo llegue hasta Fontibón. La razón es que existe el espacio necesario para adecuarla sin afectar el flujo de los demás vehículos, cuenta con puentes en las intersecciones más importantes y si es necesario comprar predios, les aseguro que en Fontibón son más baratos que en el Nogal o en el Chicó. Pero claro, los señores responsables de planear las obras no conocen el pésimo estado en que se encuentran las calles del sector y mucho menos padecen el caos que existe para entrar o salir de esta zona de la ciudad a cualquier hora del día.
Por eso mismo estoy de acuerdo con una troncal de T.M. por la avenida Boyacá, en lugar de construirla por la carrera séptima, pues esta última estaría a una o dos cuadras de la troncal Caracas en varios puntos de la ciudad. De hecho, la construcción de T.M. por la avenida Boyacá ayudaría a descongestionar la avenida Caracas y ahorraría tiempo a los pasajeros. La verdad no creo que la idea sea descabellada, pues esta avenida también cuenta con espacio suficiente en el 90 por ciento de su trayecto y tiene puentes en las principales intersecciones ¿faltarían tres o cuatro¿ que le brindarían buena fluidez a los articulados y al tráfico en general. Sólo espero que lo que se haga se haga bien hecho y no a medías, como el ¿round point¿  que intersecta Las Américas con la avenida Ciudad de Cali; Allí debieron hacer una obra como la de la calle 63 con avenida 68. Los ciudadanos deberíamos hacer algo para evitar que se hagan las obras donde no se necesitan.

Comparendo con amenaza a bordo
En días pasados estacioné sobre la bahía del centro comercial Portoalegre de la calle 138 con 52 donde no existe ninguna señalización que prohíba el parqueo sobre dicha zona, cuando fui infraccionado por un agente de tránsito que me impuso un comparendo por cometer la infracción Número 35 que dice: "Estacionar un vehículo en sitios prohibidos". Grabé con mi filmadora la zona sobre la cual se me estaba imponiendo el comparendo y, posteriormente, cuando transitaba con mi carro, fui detenido por el mismo agente de tránsito para amenazarme que si mostraba el video me iba a meter en un problema, que igualmente en el comparendo estaban sus datos y los míos, y que no tenía por qué grabarlo. A lo que respondí que estaba grabando la zona donde se me había puesto el comparendo pues no había señalización, ni el policía estaba haciendo labor informativa por medio de la cual los conductores tuviéramos conocimiento de lo que la policía de tránsito define como zona prohibida. Igualmente, en el video aparece que minutos después de haberme colocado el comparendo la zona está llena de taxis y particulares enfrente del agente, lo que me hace preguntarme: ¿Las zonas prohibidas son para ciertas marcas de vehículos o cómo se aplica dicha norma?
Andrés Arévalo

Incentivar el uso del gas natural vehicular
En carta enviada a la Secretaria de Transporte, Patricia González, el presidente de Asocor, Saulo Arboleda, le pide tener en cuenta la importancia de incentivar el uso de gas natural vehicular, sobre todo en los taxis.
¿Fue muy útil para los Concesionarios Renault de Bogotá afiliados a Asocor la reunión celebrada con usted y su asesor de movilidad, Dr. Mauricio Camacho, el pasado 14 de marzo en la que intercambiamos opiniones sobre el ¿Plan Maestro de Movilidad¿ diseñado por la secretaría a su cargo (¿).
(¿) Para los taxis, al registrar la ratificación del Gobierno Distrital de mantener prohibido el ingreso de vehículos (taxis) por incremento, limitándolo sólo a reposición y ejerciendo un severo y estricto control para garantizar ¿tanto en los ya autorizados como para los que ingresen¿ el cumplimiento de medidas vigentes al respecto, queremos reiterarle nuestra petición al Gobierno Distrital de establecer incentivos impositivos para promover el uso de gas natural comprimido como combustible en sustitución de derivados del petróleo, disminuyendo el valor de la matrícula y el impuesto de rodamiento, pues el uso de gas comprimido no solo trae un beneficio ecológico dado que no es contaminante del medio ambiente, sino económico, pues se reduce el costo por kilometraje debido a su inferior valor¿.

Saulo Arboleda
Presidente de Asocor

Parqueadero abusivo
El pasado jueves estacioné mi vehículo en el Centro Empresarial El Paseo Real, centro que queda sobre la carrera 7, entre calles 121 y 123, de las 10:13 a.m. (marzo 22/07) a las 11:30 a.m., una hora y 17 minutos aproximadamente, y me cobraron 5.200 pesos. Había que cancelar en un punto de pago; yo iba con mi madre, una persona mayor, de 87 años de edad. Del sitio del punto de pago hasta donde tenía mi vehículo calculo que había unos 100 metros. Cuando fui a salir me dijo el vigilante que me había pasado de los 10 minutos que disponía para salir y que tenía que volver a cancelar en el punto de pago 2.600 pesos. Yo le expliqué que iba con mi madre ¿una persona mayor, con bastón¿ y que del sitio de pago a donde estaba mi vehículo era imposible alcanzar el tiempo de los 10 minutos; le dije además que en la mayoría de los parqueaderos el tiempo que se disponía para salir era de 15 minutos; él me dijo que ya venía la administradora para resolverme el problema. Llegó la mencionada administradora y me dijo que tenía que pagar los 2.600 o que de lo contrario no me dejaba sacar el carro. Yo le contesté: ¿Perfecto; no saco mi carro pero llamamos a policía de tránsito¿. Marqué desde mi celular al 127 y con el operador que me comuniqué le explique la situación y dónde me encontraba. El operador me contestó que ya enviaba una patrulla para allá. En ese momento la administradora me dijo: ¿Por esta vez la voy a dejar ir; pero eso sí, voy a anotar las placas de su vehículo por si vuelve, porque este es un parqueadero privado¿.
¡Qué tal esto! Me cobran 17 minutos como si fuera una hora, y por un minuto de más que me demoré en salir me cobran como si fuera otra hora. Y además del abuso de que solo dan 10 minutos para abandonar el parqueadero después de cancelar, sin tener en cuenta que el parqueadero es grande y sobre todo, como en mi caso, iba yo con una persona anciana que camina con ayuda de bastón y muy lento. Me gustaría que este caso se publicara y se pudiera hacer un seguimiento de estos abusos.
Elizabeth Monsalve Correal.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.