Correo de los lectores de revista Motor 525

Correo de los lectores de revista Motor 525

Redacción Motor

05:59 a.m. 26 de enero del 2011

  Bitácoras de las vacaciones
"Esto del tránsito por nuestras carreteras y la velocidad máxima en ellas parece un drama de nunca acabar. Recientemente hice un viaje al norte de Boyacá y quise aprovechar la única vía de doble carril que registra verdadero avance en las obras en el país y encontré lo siguiente entre Bogotá y Duitama:

1o. Cantidad de avisos que muestran seguramente la velocidad máxima a la que uno puede avanzar: ninguno supera los 60 kph. Si me hubiera guiado por estos avisos habría gastado el doble de tiempo del que duró mi viaje.
2o. Esos avisos no permiten saber en dónde termina e inicia el tope de velocidad. Creo que he debido conducir desde cerca de Tunja hasta Bogotá a máximo 50 kph ¡Eso mostraba el último aviso que vi! ¿No es inaudito? Con ello se da pie para que en cualquier momento te pare un agente de tránsito y te imponga un comparendo del precio que ya sabemos.
3o. El carril izquierdo se usa para tráfico lento, lo que aumenta el riesgo en los sobrepasos (Eso lo hacen incluso los conductores de buses, supuestos "profesionales del volante"). Muy pocos tienen la costumbre de sobrepasar y retornar al carril derecho.
4o. Ausencia total de agentes de tránsito. Parece que el desestímulo a la imposición de multas por velocidad, les afecta de manera dramática su vocación de prestar el servicio de orientación a los viajeros por carretera.
5o. En la nueva vía que elude la entrada a Tunja se observa el alistamiento de varios terrenos para edificaciones futuras. En dos o tres años esa vía expresa se habrá convertido en una calle más de la ciudad. ¿Qué se puede hacer para lograr que esa vía expresa continúe siendo lo que es?

En el recorrido se encuentran muchas tractomulas que circulan por la vía Soatá-Duitama como alternativa a los problemas de la carretera Cúcuta-Bucaramanga-Bogotá. Esta carretera no tiene peaje y es una ventaja para esos transportadores.

Desafortunadamente, el tránsito pesado daña mucho la ruta que no está acondicionada para ello. Le están haciendo unos arreglos que ojalá permitan su recuperación y en el próximo futuro, su adecuación como verdadera alternativa a los viajeros entre Bogotá y Cúcuta.

Sin comentarios es el regalo de año nuevo para limitar la máxima velocidad a 100 kph ¿Será que acaso en los países desarrollados el límite de velocidad está en función de los puntos críticos de las carreteras? ¿No será acaso que la mejor solución es colocar una buena señalización de manera que se pueda conducir de manera prudente y reducir la velocidad en esos puntos?

Lamentable que en lugar de luchar por adecuar las vías para transitar a 120, limitemos la velocidad a 100 kph. ¿Este último será el parámetro de referencia para el desarrollo futuro de las vías en nuestro país? ¿Cuándo dejaremos atrás ese límite? ¿Cuánto le cuesta eso al desarrollo de nuestro país? ¿Seremos más competitivos a nivel internacional con vías de altas o de bajas especificaciones? En un país en el cual la carga se transporta por carretera ¿cuánto ayuda a su competitividad viajar a menos de 100 kph? ¿A qué velocidad viaja un gran camión en una autopista de un país con vías de altas especificaciones?"
Carlos Vargas

"Deben ser muchas las anécdotas que hay para contar después de las festividades decembrinas en cuanto a paseos y salidas por las vías colombianas. Hice el recorrido de Cali a Buenaventura por motivo de la visita de mis familiares del Tolima, a quienes les fascina disfrutar de las vías del Valle del Cauca de las cuales nos sentimos muy orgullosos. Pero, gran sorpresa, al llegar a Loboguerrero termina la vía que se convierte en una trocha. Supuestamente este tramo de la vía se encuentra en adecuación para la doble calzada, pero no hay derecho a que mientras se construyen los puentes el resto de la carretera literalmente desaparezca.

Es inaudito que en la mitad de los túneles (que son una atracción de la ruta) existan huecos de gran magnitud que solo permiten el uso de un carril generando los trancones que se hacen monumentales. Los camioneros pierden la paciencia y las tractomulas los muelles, troques y llantas. Pero eso sí: al iniciar y al terminar la odisea, el paso por el peaje para una aventura no tan buena nos hace sentir estafados calculando la millonada que se genera con un flujo vehicular tan alto.
El peaje cuenta con ruta de evasión propia y que los lugareños indican con linternas en la noche con total permisividad de las autoridades policiales que tienen en frente su caseta de retén.
¿Será que el Ministerio de Transporte llega solo hasta Loboguerrero?
Diego Fernando Sedano

"La discusión en torno a la doble raya en las carreteras colombianas sobre rectas de 200, 300, 400 metros o más, las cuales por norma impiden hacer sobrepasos, no tiene mayor sentido. Para la autoridad es así, sin criterio unificado, porque hay otras realmente cortas, criterio que aún no entiendo y que difícilmente cambiará.

La tortura de no poder sobrepasar vehículos o camiones que en algunos casos botan sangre de carne, aceite de sus viejas trasmisiones, por no decir las peligrosas piedras que se clavan entre las llantas de los tráileres que amenazan con salir volando para atentar con la integridad de los vehículos o sus ocupantes, o incluso los carros que, sin ser amenaza, parecieran deleitarse por lograr el mayor número de carros tras de sí, no pueden tener derechos superiores y torpedear con o sin intención el viaje de quienes quieren transitar a mayor velocidad sin exceder los límites
establecidos.

Por lo anterior sugiero que dentro de la campaña de inteligencia vial se incluya que "vehículo que sea alcanzado por otro además de reducir su velocidad facilite el paso de quien lo alcanzó".
Jorge Hernán Correa

>> Frenos recalentados
"Mi carro es Sprint modelo 89 que compré hace poco, le mandé reparar el motor y la caja; pero este fin de año me ocurrió un susto con los frenos ya que me iba desplazando hacia Girardot. Como el terreno es bajando, en el momento de accionar los frenos no me respondieron y casi colisiono con otro carro, pero después del susto los frenos quedaron trabajando bien, mi pregunta es la siguiente: ¿A qué se debe la falla de los frenos? Me acerqué a un taller de la zona y me dijeron que era porque se calentaba mucho el líquido y por eso no frenaba bien, todo eso debido a la viscosidad del líquido y a las pastillas pero hace poco las cambié. Además en ese momento le revisaron los conductos del líquido y no tenían ninguna fuga; por ese motivo no logro entender lo que sucedió si tengo entendido que por más temperatura que tengan los frenos y el líquido no deben dejar de funcionar. Además las ruedas delanteras tienen freno de disco y las traseras de campana".
Sebastián Fonseca

R/ Seguramente el problema se debe a un mal manejo, con exceso de uso de los frenos que recalienta el sistema y llega a un momento en el cual hierve el líquido y esas burbujas que se producen impiden la acción de presión sobre los elementos de fricción y el carro no para, cualquiera que sea su tipo o marca. El líquido para frenos no responde solamente a normas de viscosidad
para su funcionamiento sino fundamentalmente a su resistencia al calor y cuando este es malo o está viejo, causa esos problemas y dejan de funcionar los frenos. Los discos generan más calor que las campanas y esto hace más crítico el uso en condiciones extremas. Hay que bajar apoyado en el poder de frenado del motor usando un cambio corto y sin abusar del pedal del freno. Cambie de todas maneras el líquido pues luego de esa recalentada sus propiedades están aún más afectadas y use uno de primera calidad y marca. Cuando baja la temperatura los frenos se estabilizan y vuelven a funcionar, pero el líquido va perdiendo condiciones. Puede suceder esto también cuando se detiene, que es cuando más calor se transfiere al líquido pues cesa el flujo de aire que los refrigera y es posible que al volver a arrancar, el pedal esté casi inoperativo. Es una precaución correcta tantear los frenos cuando se detiene luego de un uso prolongado e intensivo para saber que el líquido está bien y no hirviendo.

Equipos de seguridad
"Durante el pasado Salón de Bogotá noté que una gran parte de los vehículos utilitarios y 4 x 4 de gama media y alta que hoy día se comercializan en Colombia no vienen totalmente equipados como lo exigen los estándares internacionales para una completa o mejor seguridad pasiva: dos airbags frontales, airbags laterales y
airbags de cortina. Estos vehículos se ofrecen en su mayoría solo con dos airbags frontales lo cual genera debilidades en seguridad para los otros ocupantes que solo se protegerían en caso de un choque lateral o un volcamiento por los cinturones de seguridad y obviamente por la protección de la cabina. Como ejemplo de algunos de estos vehículos con incompleto equipamiento tenemos: Toyota RAV-4, Toyota Fortuner, Mitsubishi ASX y Mitsubishi New Nativa, Hyundai Tucson y Santa Fe, Kia Sportage, Nissan Xtrail y Suzuki Grand Vitara SZ entre otros.
Lo curioso es que en otros países algunos algunos de estos vehículos como el Kia Sportage y el Hyundai Tucson modelo 2011 han alcanzado las más altas calificaciones en seguridad gracias a que vienen dotados con todos los airbags reglamentarios. ( De acuerdo con Euro NCAP y el IIHS: Insurance Institute for Highway
Safety de los EE.UU.)
En contraste con estos vehículos que son diseñados para terrenos agrestes y condiciones difíciles de conducción, encontramos automóviles en el mercado colombiano que vienen dotados con todos los airbags reglamentarios.
También es alentador saber que otras empresas en Colombia le apuestan a la calidad y seguridad y ofrecen el equipo completo de seguridad pasiva en los autos 4 x 4 y utilitarios, como ejemplo en la gama mencionada están estos autos: ( aclaro que no soy socio ni empleado de ninguna de estas empresas ) Honda CRV, Subaru Forester ( también vende un modelo equipado con solo 2 airbags ), Renault Koleos, Ford Escape, Chevrolet Captiva y VW Tiguan entre otros. Invitemos entonces a nuestras autoridades a que mejoren las normas de importación de vehículos exigiendo el equipamiento completo de seguridad pasiva como en la mayoría de los países del mundo y estimulando esta práctica con una reducción de aranceles para los mejor dotados en seguridad y no lo contrario".
Nelson F. Rocha Urbina

R/ Hay que precisar que la presencia y cantidad de airbags es una norma privativa de la homologación de autos en cada país de acuerdo con el grado de conciencia y responsabilidad de sus autoridades respectivas. Hay marcas que por principios no venden sus carros sin una dotación mínima de airbags. Lo que sucede es que estos elementos son costosos y en mercados tan cortos de poder adquisitivo como el nuestro, el precio del vehículo es más determinante que muchas de sus características técnicas y por eso se ofrecen con lo mínimo. Sería excelente que los airbags frontales al menos fueran obligatorios para todos los carros y también el ABS de frenos. Aprovecho para una aclaración: los airbags no son elementos de sustentación en una volcada. Primero porque se activan por el diferencial de velocidad del carro o desaceleración que no se da siempre en las volcadas donde el vehículo gira sobre la capota sin detenerse súbitamente. Todo lo contrario. Y segundo porque el airbag permanece inflado sólo unos instantes que sirven para sostener el cuerpo de la persona en su movimiento hacia el tablero o costados del carro pero de inmediato se desactivan ya que la aprisionaría y hasta podrían asfixiarla. Por lo tanto en la volcada podría darse el caso de que se abran en un primer instante pero luego dejar de actuar como soporte, tarea que corresponde a los cinturones de seguridad exclusivamente.

MOTORES ENCENDIDOS
"Al hacer uso de un bus interdepartamental en la ruta Santa Marta - Medellín, tuve oportunidad de comprobar, una vez más, la costumbre de los tripulantes de este tipo de vehículos diésel y que se extiende a los de carga, de dejar encendidos durante mucho rato sus motores al llegar a la terminal para realizar todo el proceso de embarque y en las paradas a comer, lo que en ocasiones puede durar hasta una hora. Ante esta situación me surgen algunas inquietudes: ¿las consecuencias para el motor son las mismas que para los que funcionan a gasolina y sobre lo cual usted ya ha hecho referencia en varias ocasiones? ¿En qué medida repercute en los costos operacionales del vehículo? Pues si el argumento es mantener la cabina climatizada, ¿no es pertinente y más económico encenderlo cuando inicie el recorrido?
Y finalmente ¿de qué manera esta práctica incide en el medio ambiente?"
Fabio Alberto Uribe Gaviria

R/ Oportunas observaciones. La única razón válida para dejar el motor encendido es sostener el aire acondicionado. Por lo demás, no hay motivos para hacerlo pues solamente se producen alta contaminación, mayor consumo de Acpm, exceso de carbón en el motor y hasta desgaste por mala lubricación debido a que a esas revoluciones el flujo y presión de aceite son menores. Además, agrega horas de trabajo al motor innecesariamente, Usualmente, en el transporte hay la creencia de que no se deben apagar los motores cuando están calientes porque puede dañarse el turbocargador. Pero esto no es cierto ya que el compresor está previsto para ese trabajo y el sistema de refrigeración mantiene las temperaturas de funcionamiento estables gracias al termostato. Sí conviene dejar estabilizar, en esos grandes motores, la temperatura dejándolo un par de minutos encendido antes de apagar el motor y cortar la lubricación, pero nada más. En los motores de gasolina y los modernos diésel de automóvil, esta precaución no es necesaria pues con el tiempo de estacionamiento es suficiente para que el turbo desacelere -y más en los camiones o buses- y se pueda apagar la máquina por lo cual no se requieren temporizadores ni cuidados adicionales. En algunos casos, los vendedores sugieren instalar estos sistemas (turbo timers) pero pienso que es más por dudas de la calidad de sus sistemas turbo que por necesidad específica de elementos como estos, que de ser obligatorios para el buen funcionamiento del turbo, vendrían instalados de fábrica, lo cual no he visto en ningún vehículo de ese tipo.

CARTA AL ALCALDE MORENO
"Dirijo esta carta al Alcalde de Bogotá: Usted tiene la responsabilidad de aumentar su imagen como Alcalde y de mejorar la calidad de vida de los habitantes de Bogotá mediante la siguiente sugerencia: Buscando la solución al problema de la movilidad de nuestra ciudad, quiero hacer la siguiente propuesta que consiste en cambiar los horarios de entrada de trabajadores oficiales y privados, de estudiantes de universidad y comercio escalonados a partir de las 7:00 a.m, es decir, al lograr que el 40 o 50% de las personas que se movilizan en transporte público y carros particulares, inicien sus labores entre 1 hora y 2 horas después de lo habitual se aumentará la movilidad, el transporte público no andará tan lleno de pasajeros y las calles con menos carros particulares. Según las cifras oficiales, más de siete millones de pasajeros se movilizan en Bogotá en 5 millones 705 mil viajes que realiza el transporte público colectivo diariamente.
El 20 por ciento de los viajes que se generan por la red vial de Bogotá lo realiza un millón de vehículos particulares que circula por la red vial. El 64 por ciento de los viajes está a cargo del servicio público colectivo (20 mil buses, busetas y microbuses colectivos).
El 16 por ciento de los viajes los cubren TransMilenio y el servicio público individual (39 mil taxis). Por lógica al lograr que de esos 7 millones de pasajeros solamente lo hagan en 2 o 3 turnos, mejoraría ostensiblemente la movilidad en la ciudad. El ejemplo es una ciudad de Brasil la cual no recuerdo en este momento, que lo hizo desde hace varios años y la calidad de vida de sus habitantes mejoró. También hay que hacer otros ajustes a las normas para aumentar la movilidad como son:
- No permitir que ningún vehículo estacione en las principales vías como son la calle 80, autopistas Norte y Sur, las diferentes avenidas, que sucede que al parar un carro automáticamente las vías pasan de 3 carriles a 2 y así se disminuye la movilidad por esa avenida, ejemplo Carrefour calle 80, Portal de la 80 siempre hay
taxis estacionados.
- Hacer cumplir los pares existentes en la ciudad, muchos accidentes son por la pereza de los conductores de no hacer esta simple regla de tránsito.
- Exigirles a los conductores el respeto por la velocidad dentro de la ciudad, ya que al disminuir en las horas pico los vehículos se va a aumentar la velocidad.
- Aumentar el pie de fuerza de la policía de tránsito para realizar los controles pertinentes.
- Campañas en general por el respeto y acatamiento de las normas de tránsito de Bogotá".
Germán Pulido

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.