Correo de los lectores de Revista MOTOR 556

Correo de los lectores de Revista MOTOR 556

Redacción Motor

07:14 p.m. 28 de mayo del 2012

¿LAS MOTOS CIRCULAN SOLAS POR LAS VÍAS?

En diferentes medios y en especial en EL TIEMPO salen artículos sobre la accidentalidad de las motos y se da como un hecho que los motociclistas son imprudentes y causan la mayoría de accidentes. Ahora me pregunto, ¿las motos circulan solas por las
vías? ¿Cuántos accidentes son causados por un tercero? ¿Es la malla vial apta para la circulación de las motos? Otro de los puntos clave de estas notas es la facilidad de obtener la licencia de conducción de moto. ¿No pasa lo mismo con los carros? ¿No es irresponsable que una persona no calificada salga a 'manejar' un bus o un camión?

En este punto el Estado es el responsable directo por no controlar las escuelas de conducción, y de estas por su corrupción. ¿Cuántas generaciones de conductores han pagado la licencia y no tienen una mínima idea de las normas?

Por último, conducir en Bogotá no es fácil. Falta mucha educación por parte de todos los actores de la vía, desde los peatones hasta los conductores de mula se ven irresponsables y esto no se soluciona con artículos que generen estigmatización sino con artículos que aporten educación y tolerancia.                           Andrés Botía Carreño

R/ Hay una gran diferencia entre los requisitos para obtener el pase de automóvil y vehículos superiores y los del pase de las motos. Para todos los primeros hay escuelas, exámenes médicos y, mal que bien, alguna capacitación. Para las motos, cero. No hay
escuelas y el pase lo entregan con el recibo de pago. En realidad no es una posición de la prensa para estigmatizar.

Los certificados de tradición

Comparto esta información que puede ser de utilidad para muchas personas. En el año 2001, vendí un vehículo de mi propiedad. En abril del 2010 (nueve años después) recibí un requerimiento de la división de rentas del Tolima por el no pago de los impuestos de dicho vehículo correspondientes a los años desde 2005 hasta 2008. Radiqué en ese mismo mes en dicha división una comunicación donde manifestaba que no soy el dueño ni el poseedor de dicho vehículo, y adjunté fotocopia del formulario de traspaso.

En mayo del año 2011 nuevamente recibo el mismo requerimiento pero de otra dependencia. En vista de lo anterior me dirigí a la oficina donde se encuentra matriculado el vehículo y solicité un Certificado de Tradición.

Gran sorpresa me llevé al observar que en dicho documento aparecen cuatro propietarios después de mí (recuerden que lo vendí en 2001), el último de estos cuatro es quien adeuda los impuestos (lo adquirió en el 2005).

Con una copia de este certificado nuevamente radiqué una comunicación en la dependencia que me requería, demostrando una vez más que no soy el actual propietario del vehículo en mención (aún conservo en mi poder una copia de este certificado junto con las copias firmadas como recibidas en esas dependencias).

Queda evidenciada la ineficiencia de algunas entidades estatales, pues en la oficina de Tránsito la información está actualizada y en la división de rentas aún figuraba yo como propietario. Además, para vender y traspasar la propiedad de un vehículo este debe estar al día por todo concepto, incluidos obviamente los impuestos.
Para quienes tengan este problema, el Certificado de Tradición puede ser la solución, pero si en este documento aún figura usted
como propietario, pues ni modo, le tocó pagar.
Ernesto García

Los carburadores

¿Es sensato comprar un auto con motor de carburador, de buena marca, magnífico estado y precio atractivo? ¿Hasta cuándo serán permitidos por el gobierno? ¿Puede repetir su explicación sobre el torque de un motor? Que sea más entendible para el ignorante en el tema. ¿En qué consisten sus valores? ¿Por qué un motor diésel, con la tercera cantidad de revoluciones, es más potente que uno de carburación?

Dice el director de Renault que piensan volver a construir autos sencillos, básicos, sólidos, de mecánica sencilla, sin lujos ni electrónica, a precio asequible para el empleado a sueldo, no millonario, a remembranza del fiel R-4 o la estupenda R-12".
Carlos A. Díaz.

R/ Los carburadores nunca serán prohibidos mientras los motores que los usan pasen las revisiones de emisiones obligatorias. Un motor diésel genera menos caballos pero mucho más torque. Los caballos son la potencia final de la máquina, pero el torque es la fuerza con la cual se aplica esa potencia al eje motor.

En ese caso, los motores diésel tienen una presión mucho mayor en la combustión, que es encendiendo la mezcla por temperatura, por consiguiente la biela baja con mucha más fuerza o torque que en los de gasolina.

Pero para soportar esas cargas de compresión en las cámaras, sus componentes son mucho más pesados y giran a muy bajo régimen de revoluciones, por lo cual son ideales para maquinaria y servicio pesado.

Dependiendo de las relaciones de la caja y el diferencial, un vehículo con diésel puede ser mucho más rápido que con motor a gasolina, tal como se vio en las pasadas 24 Horas de Le Mans, donde ganaron la general con esa motorización. Ningún carro que se fabrique actualmente será sin electrónica básica al menos, pues es la única forma de controlar emisiones y parámetros de seguridad que son obligatorios.

Administración incompetente

Le solicito respetuosamente considerar la posibilidad de liderar una campaña específicamente sobre las condiciones de las vías en Bogotá. A la ausencia de una infraestructura vial acorde con el tamaño de la ciudad y, como bien menciona usted, a pesar de tener todavía uno de los índices más bajos de vehículos por habitante de Latinoamérica, debemos sumar la absoluta irresponsabilidad e incompetencia de las autoridades distritales.

Los cuantiosos impuestos en esta ciudad, amable en todo menos en esta característica, se pagan, y esa es una pregunta de fondo, ¿a cambio de qué? Ni siquiera en su mezquindad son capaces de, al menos, mantener las pocas vías que tenemos, salvo los dudosos contratos de reparación de tramos en aceptable estado o el despilfarro que se observa en la reparación o construcción de andenes en los cuales, por supuesto, colapsan las vías aledañas y se demoran eternidades, etc. Ni modo de hablar en este momento de un auténtico plan de inversión en vías que de verdad resuelvan de fondo la falta de movilidad.

Toca, para comenzar de verdad a afrontar la responsabilidad que le compete al distrito, darle mantenimiento a lo que tenemos, pero a fondo y con técnicas constructivas eficientes.

No es aceptable el esquema de desidia y abierta mediocridad que se observa en este tema: Unos pocos frentes de mantenimiento que con técnica más que precaria se demoran semanas o meses en unas obritas que en otros países se resuelven en días e incluso en unas horas. Otros, brindando mantenimiento igualmente mediocre, pero enfocados en vías que están en aceptable estado, cuando muchas de las paralelas a ellas están gravemente deterioradas.

El resto de la ciudad con las vías en pésima condición y sin atención ninguna y los casos son abundantes: el hueco, cada vez mayor de la Pepe Sierra antes del puente sobre la 7a. lleva meses contribuyendo al caos de esa vía, especialmente grave en horas pico; los huecos de la 19, los de la 9a., los de la autopista Norte, los de la Boyacá, los de la 170, sumados a los del resto de la ciudad, para no alargarme más en el inventario.

Antes que los megaplanes de movilidad, que algún día veremos, tarde como siempre en esta generalizada ausencia de planeación y previsión, debemos exigir que nuestros aportes al distrito signifiquen al menos una acción responsable de mantenimiento, pero con la técnica adecuada en vez de -como hoy se observa- a pico y pala con unos pocos y muy aburridos obreros.
Néstor A. Salazar D. C.C. 16.617.874

"Colombianadas"

Propongo una lista de las 10 "colombianadas" automotrices:
- La gasolina en "galones". La única unidad de medida verdadera es el metro, y un litro es 0.001 metros cúbicos, simple, directo. Pero aquí alguien se inventó vender la gasolina por galones, que nadie sabe cuánto son.

- Las placas. ¿En qué otro país del mundo los carros llevan el nombre del municipio en la placa, como si no pudieran circular por todo el país? Y qué decir de las placas blancas, de servicio público. Es difícil saber qué es eso, porque hay todo tipo de vehículos, ambulancias, volquetas, camiones, buses, taxis y hasta carros particulares, algunos incluso de lujo, con las dichosas placas blancas, reproducidas en los paneles laterales. Qué decir de las placas de las motos, que sí llevan el nombre de Colombia, pero tienen unos números diminutos que solo se ven a menos de dos metros de distancia.

- Los chalecos reflectivos para las motos. Quizás se puede aceptar que la seguridad de los motociclistas puede mejorar de noche si llevan ropa reflectiva, pero a algún genio se le ocurrió que debían llevar los dichosos chalecos a todas horas y, lo peor, que tenían que estar marcados con el número de la placa; entonces ¿para qué es la placa si no para mostrar el código? Y para añadir injuria al insulto también se inventaron que los cascos debían estar marcados de la misma forma, como si fueran exclusivos para cada moto.

- Los yipaos. Los muestran como algo muy folclórico y simpático, pero en realidad es una muestra de la miseria que se vive en el campo. Los caficultores están tan mal que tienen que mantener unos carros de 50 y 60 años de edad funcionando, porque ni modo de conseguir la millonada que cuesta un campero nuevo.

- Las carrocerías de estacas. Los carros están hechos de metal por una buena razón: es el material que ofrece mejor resistencia respecto a su peso. Pero aquí ese conocimiento no parece haber llegado, y a las camionetas, camiones y tractomulas les montan unos armazones de palos pesadísimos que terminan pudriéndose con los años, las famosas estacas. Con todo lo que cuesta un camión, ¿nadie hace cuentas del sobrepeso y la debilidad estructural de una cosa de esas?

- Las chivas. Para ser justos, cumplen una función social, igual que los yipaos, pero es otra muestra de nuestro atraso. Las carreteras rurales son espantosas y la única opción es enviar a ese matadero buses viejos con carrocerías de madera. Pero aquí también les han encontrado un uso urbano, en Cali, llenarlas de borrachos para dar vueltas de noche.

- Las busetas. Excepto los de Transmilenio, en este país no hay buses de servicio urbano, sino busetas, unos engendros construidos sobre la base de un chasis de camión al que desbaratan para montarle 20, 30 y más puestos en el sitio pensado para llevar carga. El resultado es que el motor queda dentro del habitáculo, con un ruido espantoso, la puerta queda dos metros detrás del chofer, que tiene que torcerse el brazo derecho para recibir a los pasajes, y los pasajeros tienen que saltar para entrar y salir porque el suelo queda a la misma altura que la bodega de un camión. Recordemos, el armatoste iba a ser un camión originalmente.

- Los colectivos. Concebidos para hacer transporte por encargo, pero aquí reemplazan a los buses, y el pobre chofer tiene que manejar, recibir y contar plata, todo a la vez, mientras que atrás 16 seres humanos tratan de respirar con las rodillas cerca al pecho. Los colectivos son un atentado a la dignidad humana, solo comparables con las busetas.

- Las mototaxis. Ir de parrillero en una moto es incómodo y peligroso, pero el transporte público es tan espantoso, tan malo, que las mototaxis son un mal menor comparado con las busetas y los colectivos.

- El pase, sin pasar. Para obtener una licencia de conducción, en forma legal se entiende, hay que hacer todo tipo de trámites y exámenes, pero omiten el único examen que de verdad cuenta: el examen de manejo. Para que le permitan manejar un carro o una moto en Colombia, la única cosa que usted no está obligado a demostrar es que sabe manejar carro o moto.

También iba a incluir las zorras, pero no cuentan porque no tienen motor, y sobre las carreteras y calles se podría hacer otra lista completa de 'colombianadas', pero no es el punto aquí.
Gabriel Ospina.

Las formas de los motores

"¿Qué diferencia en función y desempeño hay entre un
motor normal, como un V8 o V6, con un motor boxster que
es Porsche?"
Edwin Anderson

R/ La diferencia es la forma como se colocan los cilindros
en el bloque del motor. Puede ser único, de dos, tres, cuatro,
cinco, seis y más en línea; dos, cuatro, seis, ocho, diez, doce, 16
y los que quiera en V, como también los puede poner de manera
opuesta horizontal, como es el caso de los viejos VW, los
Porsche y los Subaru. También los hay radiales y en W. Cada
tipo tiene sus pros y sus contras y su escogencia se determina
por espacios en el carro y tamaños de los motores. Es posible
obtener rendimientos muy parecidos en cada uno de ellos.

Ruidos extraños

Tengo dos preguntas: Un Renault Clio Expression, 2006, tiene un ruido en la parte derecha delantera, ya se le revisó la dirección hidráulica y está bien, pero el ruido se presenta más cuando está parado y se gira la dirección hacia ese lado, ¿qué debo hacer? Segundo, ¿el ruido del aire acondicionado es normal? Es que suena como si tuviera una lavadora encendida y hace vibrar la
carrocería y, además, cuanto más se le sube el nivel de
enfriamiento, mayor el ruido, ¿qué debo hacer?
almaho29@hotmail.com

R/ Pensaría que puede estar confundiendo la unidad de aire acondicionado, que es un compresor que va adosado al motor y que se regula solo, con el ventilador de la cabina. Por lo tanto la vibración que siente debe provenir de este último, que puede estar suelto o roto y cuanto más rápido lo pone, más vibra. Ese va en la unidad de calefacción. Si es una vibración en el compresor y se origina en la zona del motor, debe estar suelto en sus anclajes.

En cuanto al ruido de la dirección, le sugiero mover el mecanismo con el carro en un elevador y ver si hay juegos en las piezas, con el motor encendido y apagado, y luego también apoyado en el piso, poniendo las manos sobre los componentes para notar de dónde proviene el ruido. Hay muchos elementos que pueden sonar.

El hidráulico dañado tendría tendencia a sonar en ambos sentidos de giro, y va a saber si el fenómeno desaparece cuando mueva
el mecanismo con el motor apagado.

Que el RUNT dé las cifras

Estoy leyendo el editorial de la Revista MOTOR, el cual me gusta muchísimo, y comparto plenamente que podamos desarrollarnos
como país y mejorar nuestra información del parque automotor
de manera oficial. En la medida en que todos contribuyamos, tendremos una mejor cadena automotriz que jalone y apoye el desarrollo de nuestro país.
Jorge Andrés Isaza Betancur,
gerente general Sufi-Bancolombia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.