Correo de los lectores de la Revista MOTOR 568

Correo de los lectores de la Revista MOTOR 568

Redacción Motor

07:56 p.m. 13 de noviembre del 2012

  Las infracciones
Nuestro comentario es a propósito de las infracciones de tránsito y específicamente de la gran cantidad que por toda Bogotá la policía está poniendo; muchas veces invalidan hasta un carril para parar las motos. Particularmente tuve que pagar una infracción por girar hacia la Caracas; la infracción era de $283.400 y pagué $141.700 porque asistí a un curso en Movilidad donde las filas para pagar las
infracciones eran muy largas. Me pregunto qué pasa con todo ese dinero, porque las vías están terribles dentro de la ciudad y fuera de ella.

Refiriéndome a la cantidad de dinero equivalente a la multa anterior, pienso que la primera vez que se comete una infracción, un tipo de error de estos, si no es algo grave, deberían inicialmente mandar a la persona al curso, porque de lo que se trata es de educar a la gente.

El policía que cobró la infracción estaba escondido en la cuadra siguiente, y le gusta estar ahí porque mucha gente comete ese error. Pienso que en lugar de estar escondido debería estar en
la cuadra donde se comete ese error con un aviso bien grande indicando que por ahí no se puede bajar y voltear a la derecha o, en su defecto, mandar a poner un aviso más grande que no tenga pegado calcomanías.

Instruir a la gente a veces lo hace Movilidad. De todas maneras transitar por Bogotá es muy complicado, comparándola con una ciudad de otro país, como Maracaibo, Venezuela, donde usted se puede mover con mayor facilidad porque las calles de los barrios son más grandes y no están tan interrumpidas por las avenidas, entonces se gasta menos tiempo y dinero al moverse en un carro.

En cambio aquí donde la gasolina es tan costosa y la ciudad es tan grande, a veces para llegar a un sitio hay que dar muchas vueltas porque no hay cruces al otro lado de la avenida. Y hablando de infracciones, es tan divertido por lo injusto ver cómo la policía comete cantidad de infracciones, ¿y a ellos quién los multa? Al mismo tiempo vemos que muchos trancones que hay en Bogotá especialmente por la Avenida 30, los forma la policía.

Un amigo que trabaja por la 30 con 3a dice que por la 5a con 30, la policía llega y forma tremendos enredos. Le añado algo más de este tema: hace como tres semanas salimos de Bogotá, al regreso por Briceño como a las 6 de la tarde había un trancón que nos mantuvo quietos como un cuarto de hora y era que la policía había cerrado con conos dos carriles de los tres que hay, así que había un solo carril para entrar a Bogotá en esa operación retorno.

Yendo hacia Tenza, la vía estaba terrible, tanto de ida como de regreso, y eso que ahí se paga el peaje de Machetá de ida y vuelta, ¿Qué pasa con la plata de los peajes?
Manuel Peñalosa.

Desfogue de la caja
Tengo un Mazda 323 modelo 96, carburado 1.300. En la parte
superior de la caja mecánica trae una válvula de alivio de aire
(Breather, Air, según catálogo pieza ME01-17-530A) que hace
algunos días empezó a realizar una especie de spray no sé si de
aceite o de valvulina.

Esto lo hace únicamente al estar en movimiento el vehículo ya que le he hecho seguimiento detenido y no lo realiza, pero al moverlo por un rato y revisar, ya está sucia la caja por el spray de este líquido. No sé a qué se deba. He preguntado pero no están muy seguros, me recomiendan cambio de valvulina a ver qué pasa. ¿Qué debo hacer?
Miller Marino.

R./ Valvulina no existe. Es un nombre comercial de un aceite que se vendió hace muchos años. Es aceite de caja, nada más. Es
probable que esté pasado el nivel de aceite en la caja y ese desfogue tiene una valvulita que abre y cierra para que no entre mugre y agua a los piñones y puede estar bloqueada.

Limpieza del radiador
En uno de sus programas de TV les puse cuidado a sus instrucciones de lavar el radiador de los carros de adentro hacia afuera para limpiarlos de toda clase de insectos que se prenden cuando los automotores viajan. En uno de mis viajes a Mariquita, le dije al dueño del lavadero que le inyectara agua a presión al radiador de mi campero Mitsubishi modelo 1996, que entre otras cosas nunca me ha fallado.

Una vez terminada la lavada fue impresionante ver la cantidad de
pequeños insectos desalojados. Este campero posiblemente de Honda a Villeta se subía unas líneas de temperatura, pero después de la lavada, si se subió una línea es mucho decir. Veo en sus acertados conceptos de los sábados cómo muchos propietarios de vehículos se quejan de recalentamiento en los mismos.

Instrucciones de su parte sobre este tipo de lavado podrían contribuir en algo a evitar estas quejas.
Gabriel Vanegas Cantor.

R./ Gracias. Me alegra haber sidoútil con el dato... No solamente
los bichos aíslan la capacidad térmica, también la tierra pegada en
las ranuras de paso del aire afecta. No está por demás que cuando los lectores vayan al lavadero pidan esta pequeña operación.

Tomas de aire
Tengo un Chevrolet Corsa modelo 97, 1.3, y hace unos días noté que se subía la temperatura más de lo normal. Cambiamos el sensor de temperatura, el carro no tenía termostato y se lo colocamos pero todo sigue igual. Quité el radiador para revisarlo y está bien, pero la situación continúa. Me dicen que al parecer es una señal falsa que va al módulo, porque el motoventilador
funciona pero se dispara a una temperatura más alta de lo que funcionaba anteriormente. Ya no encuentro qué hacer.
Andrés Mauricio Zapata.

R./ Hay que mirar bien cuánto se sube porque ese motor trabaja usualmente a 93-95 grados estable, casi en el rojo. Puede ser que tenga una pera del ventilador equivocada y no prende cuando se necesita pues las hay de varios rangos de contacto. Si estaba sin termostato, lo cual es muy malo, indica que han estado traveseando por ahí con ese tema y eso no es buen síntoma
pues indica que el recalentamiento puede venir desde antes.

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.