Correo de los lectores de la Revista MOTOR 571

Correo de los lectores de la Revista MOTOR 571

Redacción Motor

11:42 p.m. 21 de enero del 2013

ESTRENAR EL PASE
Quisiera contarle un poco acerca de mi experiencia como conductora en Colombia. Pese a haber adquirido mi licencia de conducción hace aproximadamente 5 años y dado que no había tenido la oportunidad de comprar un carro, oportunidad que solo se me dio hasta el fin del año pasado, decidí arriesgarme a todo: comprar carro, reactivar mi pase y por fin tener algo de la libertad y el estatus que da el ser la propietaria de un vehículo como el que elegí y compré con los ahorros de casi tres años de trabajo.

Conocedora de mis falencias y de mis olvidadas habilidades al volante, decidí, antes de montarme en mi carro, tomar clases de conducción nuevamente en una escuela que para mi fortuna resultó excelente. Sin embargo, he visto con suma tristeza que lo aprendido hace algunos años ha cambiado sustancialmente.

Hoy en día los conductores son más agresivos, respetan menos
las señales de tránsito y, en términos generales, se maneja a la ofensiva. No puedo negar que mis clases han sido las mejores, no solo porque he tomado más horas de las reglamentarias, sino porque mi instructor me enseñó a perder el miedo, a no dejarme cerrar, aún en el carro de la escuela que tiene avisos por todas partes indicando que una aprendiz va al volante, pero que, sin embargo, conductores osados se atreven a cerrar, pitar
o pegarse de forma casi irresponsable.

Ahora estoy lista para montarme en mi carro y empezar a conducir, pero solo me surge una duda: si al carro de la escuela lo cierran, le pitan y todas estas cosas, ¿qué pasará cuando salga en
mi carro y me cierren, o se me apague o cualquier otra situación que nos puede pasar a los novatos?

Puedo decir que la experiencia de conducir no se adquiere con 10 o 50 horas de práctica; esto se adquiere a lo largo de la vida solo manejando. ¿Cuál conductor nació aprendido o le entregaron
la licencia con la partida de nacimiento? Creo que ninguno, y todos tenemos derecho. Yo no apago el carro para armar trancón, ni lo dejo rodar para ver la cara de los demás conductores;
aún tengo muchas fallas...

Es por esto que me atrevo a escribirle estas líneas. Quisiera gritar al mundo que aún me falta práctica, que por favor no se peguen a mí, quiero protegerme y protegerlos... No tengo la pericia total para controlar mi carro y sé que un segundo puede cambiar mi destino y el de otros... He leído e indagado sobre las iniciativas que
existen frente a esto, y quisiera contarle que en países de la Unión Europea, particularmente en España, los conductores llamados noveles llevan una L (learner: aprendiz) pegada en el vidrio trasero del carro, durante un año; esto hace que todos los ciudadanos y conductores sepan que se trata de una persona poco experta al volante y que por ende exista un menor riesgo de accidentalidad
en maniobras cotidianas.

Yo propongo que en Colombia hagamos lo mismo, que todos aquellos que sabemos que tenemos deficiencias o falta de práctica podamos informar a los demás de nuestra situación. Se trata
de un acto de inteligencia vial, de protección propia y ajena. No se trata de discriminar a los novatos o de impedirles manejar. Todos tuvimos un comienzo y todos tenemos derecho a usar las vías. Se trata de protegernos unos a otros.

Esta campaña solo requiere una difusión en medios de comunicación, no requiere reformular procesos o procedimientos: una declaración en medios que indique que los novatos podemos
hacer uso de esta herramienta y que los demás la conozcan.

Espero que esta iniciativa sea una realidad, no solo por mi bienestar sino también por el de muchos conductores que queremos disfrutar nuestra ciudad y nuestro país en paz y sin accidentes.
Martha Lucía Durán.

CAJA RECALENTADA
Tengo una Hyundai Tucson 2008 automática. Viniendo de la costa parece que se recalentó la transmisión y no tomaba la sobremarcha más alta, quinta, creo yo. Me detuve y cuando
continué funcionaba bien, hasta que al parecer se calentó nuevamente. Cabe anotar que la temperatura del vehículo (motor)
estuvo normal todo el tiempo. ¿Qué puede ser?
Jorge Sepúlveda.

R./ Eso es posible que suceda y lo que hizo al dejarla enfriar fue lo correcto. Las cajas automáticas tienen un radiador de aceite
que va en el mismo panal del de agua. Muchas veces en carreteras de montaña como las nuestras, donde la caja hace muchos cambios de marcha, se da ese problema. La temperatura del motor no tiene nada qué ver con la de las transmisiones.

EL AGUA HIRVIENTE
Tengo un Grand Vitara 5 puertas y está presentando problemas con la refrigeración. El agua del radiador pasa al compartimiento auxiliar, y como pasa en estado gaseoso desplaza el agua de este compartimiento botándola en su totalidad.
Alfonso Buelvas.

R./ No es que el agua pase en estado gaseoso al recuperador sino que está hirviendo en todo el sistema pero no la ve. La temperatura es igual en todo el líquido que está fuera del recuperador y precisamente esas burbujas de aire que se hacen al hervir generan puntos rojos en los metales que deberían estar en contacto con el agua para que esta evacúe y transporte el calor.
Y como no sucede, entonces viene la dilatación de las piezas y se pegan o funden, como se conoce popularmente. Debe corregir las causas del recalentamiento en el motor o en el sistema de refrigeración antes de que tenga un daño mayor.

EL RUNT SIGUE EN PROBLEMAS
Como lo considero de gran interés por la cantidad de personas
y empresas perjudicadas en lo relacionado con el implemento del
RUNT, sería muy importante su pronunciamiento al respecto, ya
que se volvió imposible tratar con dicha entidad o con las secretarías de tránsito donde están matriculados los vehículos. En mi caso, matriculé un auto de servicio particular de placa DOA987 en la Secretaría de Tránsito de La Dorada, Caldas, el 30 de mayo de 2006 y no ha sido posible establecerlo en el RUNT, ya que dicha oficina manifiesta que es negligencia del RUNT en Bogotá −esto, a pesar de haber hecho la autodeclaración el 22 de mayo de 2009−, y en Bogotá dicen que es culpa de la oficina de tránsito de La Dorada. Por lo que he podido comprobar esta es una inquietud en todo el país y a pesar de que el Ministerio de Transporte ha emanado leyes al respecto, estas no se cumplen. Luis Hernando Correa Gallo, C.C. 3311438 de Medellín.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.