Correo de los lectores de Revista Motor 581

Correo de los lectores de Revista Motor 581

Redacción Motor

05:20 a.m. 11 de junio del 2013

>> NORMAS ESTÚPIDAS

Reciba por parte de nuestra empresa www.piquesvelocidadyemocion.com sinceras felicitaciones por su editorial ‘Por fin, chatarrización voluntaria’. La verdad, usted tiene toda la razón en el tema, sobre todo en la parte que dice "más estúpida no puede ser la legislación", porque ¿cómo es posible que le estén exigiendo SOAT a un vehículo que "ya ningún riesgo causa"? Pero ahí se le olvidó a usted mencionar otro tema que también exigen las oficinas de tránsito, incluso hasta para chatarrizar o dar de baja un vehículo, y es la revisión técnico-mecánica y de gases. Cómo se le ocurre a una oficina de tránsito exigir revisión técnico-mecánica vigente para un vehículo que se va a dar de baja por destrucción o se va a chatarrizar, si por lógica y sentido común se sabe que no estará circulando. Me parece algo completamente absurdo desde todo punto de vista. Lo apoyo y una vez más tiene toda la razón.
Ariel Osvaldo de Ávila D.

>> LA ALTURA Y EL ACEITE

¿Es cierto que el aceite del motor tiene una duración de 50 por ciento menos en Barranquilla que en Bogotá por la corrosión y la temperatura?
edwfer9@gmail.com

R./Todo lo contrario. Por una parte, la corrosión por sal no afecta el interior del motor si este está en uso. De otro lado, como la combustión es mucho mejor porque está a nivel del mar y en condiciones ideales de mezcla y temperatura de funcionamiento, la contaminación del aceite es mucho menor. La temperatura de trabajo del motor debe ser la misma porque la regula el termostato, y si en algo se aumenta, está dentro del rango, lo mismo que la del aceite.

>> ARTERIAS VITALES

No es por casualidad que ambas tienen el mismo nombre: ‘arterias’. Las dos llevan vida, unas al cuerpo y las otras, a la ciudad o al país. Frecuentemente oímos que las primeras se tapan y se produce el famoso y poco deseado infarto, que se debe atender a la mayor brevedad posible para salvar al afectado. Qué bueno que a las segundas, las vías, se les pudiera dar el mismo tratamiento y no se esperaran meses para arreglarlas, para destaparlas. Qué bueno que todos entendiéramos que los vehículos mal estacionados son como placas de colesterol que bloquean la circulación, que los huecos hacen lo mismo y que los embotellamientos afectan la vida de la ciudad y de la misma manera aumentan la presión arterial. Ojalá se entendiera que los arreglos de las vías requieren la misma celeridad con que se tratan las arterias corporales en las unidades de cuidados intensivos de hospitales y clínicas. Pueda ser que algún día nuestros gobernantes y directores de obras civiles entiendan que por las arterias de las ciudades y del país viaja la vida de este, como lo es la sangre en los cuerpos vivos.
Fernando Arango.

>> CUBRIMIENTO DEL SOAT

Si tengo el SOAT vigente y me ocurre un accidente por el cual consumo los 500 salarios mínimos legales diarios, ¿es cierto que ese SOAT se agota, es decir, se acaba y por ende debo comprar uno nuevo? La misma pregunta: ¿Cuántos eventos o accidentes posibles me cubre el SOAT durante toda su vigencia de 12 meses?
Toshiro Arango. Palmira (Valle)

R./ Esto nos responde Fasecolda: De acuerdo con las modificaciones que introdujo el Decreto Ley 019 de 2012 Anti-Trámite, el amparo de gastos médicos pasó de 500 a 800 salarios mínimos legales diarios vigentes (SMLDV), y las coberturas de muerte y gastos funerarios fueron unificadas, estableciendo la indemnización en 750 SMLDV, con el fin de minimizar los trámites que deben hacer tanto asegurados como centros de atención médica para reclamar sus indemnizaciones o pago de servicios, respectivamente. Un peatón, conductor de vehículo o pasajero víctima de accidente de tránsito tiene derecho a recibir servicios médicos hospitalarios en cualquier centro de salud, que va desde la atención inicial de urgencias hasta la rehabilitación final, según cada caso. Todos los hospitales del país tienen la obligación de brindar los servicios que requieren las víctimas de accidentes de tránsito. Estos servicios están cubiertos por la póliza SOAT y no generan ningún costo para los usuarios. En total, la póliza SOAT cubre hasta 800 SMLDV ($ 15’720.000) para cada persona. En caso de agotarse la anterior cuantía y el paciente necesite atenciones adicionales, será atendido con cargo a su póliza de EPS o ARL, según el origen del accidente, sin límite de cobertura. Mientras la póliza esté vigente, esta cubre todos los eventos que se presenten. No hay límite.

>> CONTROL AL SERVICIO PÚBLICO

Me resulta incomprensible ver cómo las autoridades pertinentes no actúan de manera coherente con las exigencias legales para poder conducir un vehículo de servicio público; ver cómo el Estado vuelca todos sus esfuerzos para desestimular el uso del vehículo particular; ver cómo no existen normas claras aplicables para la utilización de motocicletas.

Fundamento mi comentario teniendo en cuenta las siguientes conclusiones:

1. ¿Cómo es posible que un conductor de servicio público tenga deudas tan altas por concepto de comparendos? Esto nos hace pensar que una multa menos o una multa más no tiene la menor relevancia para un señor de estos. Para cada profesión existe un documento que acredita al profesional para ejercerla, en este caso es la licencia de conducción, pero de qué sirve si las autoridades y las empresas de transporte no exigen que los conductores de servicio público se encuentren a paz y salvo para poder trabajar. ¿Por qué el Estado no realiza una amnistía y se da la oportunidad para que las personas queden a paz y salvo?, de esta manera las autoridades y las empresas pueden exigir mantenerse a paz y salvo. Seguramente así los conductores de servicio público se abstendrán de cometer tantas infracciones.

2. Es lamentable observar cómo un alto porcentaje de vehículos de servicio público no cumplen con las medidas técnicas, ambientales y de confort para ejercer su tarea. Presenciar escenas funestas donde conductores de servicio público, en su gran mayoría taxistas, no tienen reparo en hacer doble fila en un giro de semáforo, en transitar de manera demente y arriesgada; advertir cómo estos señores se sienten dueños de las vías y de las vidas del resto de los conductores que las transitamos. Pero es indignante saber que los impuestos reales los pagamos los propietarios de vehículos particulares, ya que las cifras que cancelan los públicos son ínfimas con respecto a los particulares, y ni hablar de las jornadas de trancón que se inventan para paralizar la vías.

3. Otro latigazo de los usuarios de vehículo particular es el de los minúsculos vehículos de dos ruedas, en su mayoría con cilindrajes inferiores a 125 cm3, que han venido inundando y contaminando nuestras calles. Tampoco pagan impuestos, transitan por todos los carriles, realizan maniobras que atentan contra sus propias vidas y las de los demás. Pero esta es la consecuencia de no tener una normativa clara y eficaz que permita reglamentar el debido uso de estos vehículos, y la expedición de las licencias de tránsito para los mismos.
Carlos Rojas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.