Correo de los lectores de Revista Motor 593

Correo de los lectores de Revista Motor 593

Redacción Motor

08:33 p.m. 26 de noviembre del 2013

Seguridad vs. accesorios

Procuro leer MOTOR de tapa a tapa cada miércoles, pero en esta oportunidad le pido que revise el siguiente video: http://www.youtube.com/watch?v=z8qPj9T28FY. Es de un programa que se emite en Argentina y habla de un tema muy importante: la seguridad en los automóviles. ¿Cómo algunos prefieren un radio bluetooth o unos elevavidrios eléctricos –que, en mi opinión, deberían venir de fábrica-, antes que un ABS o un par de airbags, o siquiera los apoyacabezas traseros? Por esta razón le pido realice una reflexión al respecto.

Tanto que se habla de inteligencia vial, pero aun no la usamos para seleccionar bien los accesorios al momento de adquirir un carro.

Fernando Rangel.

R./ Excelente percepción. Solo le cambio las cartas: creo que lo que debería venir de fábrica son el ABS y los airbags con obligatoriedad y los otros elementos sí dejarlos a gusto del consumidor. A comienzos de este gobierno, el Ministerio de Transporte quiso imponerlos y sacó la norma, pero se la tumbaron con el lobby de algunas marcas cuyos carros obsoletos no eran aptos para tener estos sistemas.

 

Emboscadas en carreteras

Conduciendo por las carreteras, mal llamadas autopistas, de Santander, las peores vías de Colombia, se sufre a la pata de dos o tres tractomulas en fila india, protegidas en su sobrepaso por kilómetros de demarcaciones viales de línea doble continua. Adicional a las absurdas demarcaciones, en algunos sectores se apostan policías de carretera multando a todos los que en línea a trazos, zona de permitido sobrepaso, tengamos que exceder la velocidad un poco más de 80 km/hora momentáneamente, o en largas y ligeras cuestas para aprovechar y pasar algunos de estos inmensos y pesados vehículos.

En la legislación de tránsito esta prohibición debería aplicarse solo a sobrepaso entre camiones, que en razón de longitud, carga y respuesta a la aceleración, generan riesgo de choque frontal por la demora en la operación de sobrepaso. Casi todos los controles de vigilancia y los ejercidos por los policías escondidos y apostados en las montañas como vulgares guerrilleros, violan en la mayoría de los casos las leyes al no existir señalización vial para ejercerlos de acuerdo con las normas establecidas en el Código de Tránsito.

Deberían copiar lo que bien hacen y aplican los militares con sus soldados, que saludamos con respeto y agradecimiento en nuestro paso al proteger en carreteras nuestras vidas de asaltos y secuestros.

Rafael Antonio Córdoba Ardila.

 

Tailandia vs. China

Veo que muchas marcas de autos tienen sus fábricas en Tailandia y que ese país se ha convertido en un gran exportador de las nuevas SUV, todoterreno y pick ups. Allí están grandes empresas como Toyota, Mitsubishi, Suzuki, Ford, Mazda y otras, y desde ahí exportan a todo el mundo. Pero veo que por los precios finales de esos autos parece que fueran traídos desde sus países de origen, por ejemplo, Japón. Si estas fábricas trajeran los mismos productos de China, la gente aceptaría esos precios, pues veo que muchos todavía desconfiamos de los carros chinos. ¿Será que Tailandia tiene más calidad que China? Sabemos que la globalización está presente en cada producto que compramos. Antes las máquinas de afeitar desechables las hacíamos aquí, ahora las traen de México. ¡Al paso que vamos, la panela que compramos en el supermercado llegará de la China! ¡Con furor!

Orlando Bolaños.

R./ La calidad de un producto cualquiera no es algo inherente al país sino al fabricante de la parte. No se extrañe si algún día vuela en un avión Airbus ‘hecho en China’, y será un avión conforme en todo a las especificaciones internacionales. Así, cualquier vehículo de esas marcas que cita, donde quiera que se ensamble o construye, responderá al estándar de calidad de la firma y no a la nacionalidad del operario. Esas mismas grandes casas hacen sus carros en China para el mercado interno de ese país con su tecnología internacional, por ello los carros originales y de diseño chino han perdido mucho terreno en su propio país. Por otra parte, los fabricantes buscan lugares donde el costo de mano de obra e insumos energéticos, así como los incentivos tributarios, sean los más favorables para su operación. Pero eso no quiere decir que esas variables sean un gran determinante del precio final, que siempre dependerá de la tecnología, calidad, diseño y demás elementos que constituyen el valor de un vehículo.

 

Usar las ayudas de tracción

Quisiera saber más acerca de la función del Sistema Control de Tracción de las motocicletas, pues se ha nombrado en la revista que a las motos de alto cilindraje, en su modo deportivo o sport, se prefiere desactivarles totalmente el sistema. ¿No sería lo contrario? Que el sistema esté activado al 100 por ciento evitando derrapes en las curvas causados por aceleraciones bruscas. La misma pregunta para el sistema ABS: el bloqueo de un neumático en una curva sería peligroso y el ABS evita precisamente ese caso. ¿Por qué se prefiere reducir la prestación del sistema al mínimo?

Edisson Castro.

R./ Claro que es peligroso omitir estos sistemas, y más en motos y carros muy potentes, y precisamente por eso los han desarrollado e implementado. Lo que pasa es que un piloto o conductor experto es capaz de dominar las reacciones naturales de las máquinas y aprovecha sus movimientos para inscribirse mejor en las curvas o para acelerar antes y usar esos impactos de falta de tracción para ayudar en las trayectorias de salida. Y la razón es que esos controles suelen limitar la aceleración o el paso de la potencia al piso y entonces la marcha en esas condiciones deportivas es más lenta, aunque, claro está, más segura. De ahí que sea selectivo y opcional para el piloto.

 

Precios de los repuestos

Podría colaborarnos con una campaña para que de la misma forma que baja el precio de los carros, así mismo baje el precio de los repuestos; ya que no es justo que el precio de los carros se devalúe día a día y los repuestos y su mantenimiento sean más caros.

Juan Darío Gómez.

R./ Eso no es cuestión de campañas, pues no nos corresponde intervenir en las actividades comerciales de los particulares. Eso obedece a la situación de los mercados. Los repuestos tienen un precio que se compone de muchos factores, como el costo de origen, transporte, almacenamiento, tiempo muerto en inventario, y cada vendedor de partes está en su derecho de cobrar lo que le parezca por un carro o por los componentes. Por supuesto que hay una autorregulación que nace de la competencia entre las marcas, porque la gente hoy no solamente evalúa el precio básico del carro sino también su sostenimiento en el largo plazo, y eso hace cambiar muchas decisiones de compra. Las promociones de los carros nuevos son mucho más flexibles y puntuales, pero su precio está bastante estable, aunque no es perverso pensar que el precio de todos esos descuentos y anuncios los paga después el cliente en recambio y horas de taller.

 

Cuidar el turbo:

En los nuevos automóviles chinos Brilliance los motores de 1.500 cm3 vienen acoplados con un turbocompresor. En el manual del propietario aconsejan que después de encender el motor –especialmente si está frío (en la mañana)– se deje en ralentí por algunos (?) segundos antes de iniciar la marcha para “asegurarse de que habrá suficiente lubricación en el turbocompresor” –lo mismo antes de poner en marcha el vehículo cuando se ha hecho una parada larga–. Así mismo, si el motor ha estado largo tiempo en funcionamiento, aconseja dejarlo en ralentí alrededor de UN MINUTO (sic.) para “enfriar el turbocompresor y disminuir la velocidad de giro de los álabes”. Así las cosas y como siempre ustedes y los bien entendidos en mecánica automotriz, no recomiendan ‘calentar’ ni dejar el motor en ralentí largo tiempo para iniciar la marcha porque esto genera un desgaste prematuro e innecesario del motor, pregunto lo siguiente: ¿Cómo deben conciliarse estas dos posiciones o criterios con respecto a la marcha en ralentí para estos motores y quizás cualquiera otro equipado con turbocompresor? ¿Cuántos segundos aproximadamente serán los que aconsejan dejar el motor en ralentí para asegurarse de que ya hay suficiente lubricación en el turbocompresor?

Heladio Estrada Saavedra

R./ Por partes. En el momento de encendido en frío no hay ningún problema de lubricación del turbo, pues este está detenido y cuando gira al encender el motor lo hace a muy bajas revoluciones. Apenas apaguen los bombillos de chequeo del motor en el tablero puede arrancar, pues ya el turbo estará lleno de aceite; inclusive antes que las galerías del motor, pues esa línea de lubricación es casi directa de la bomba. Las turbinas siempre giran, en altas o mínimas revoluciones, y el turbo desacelera muy rápidamente, por lo cual con el solo hecho de dejar el motor casi en vacío mientras estaciona es suficiente para que el compresor esté en su mínimo giro. En ningún carro de última generación con turbo se advierten esas limitaciones, pues no existen si el sistema es de alta calidad.

 

Error en la tarjeta

Un policía de tránsito me puso un comparendo por tener las rayas originales del Spark GT Transformers, argumentando que la tarjeta de propiedad decía solo negro, y no negro con plateado. Agradezco me informen qué se puede hacer en este caso.

Daniela Castrillón.

R./ Pues entablar una larga reclamación, porque intuyo que deberá pedirle al fabricante y al concesionario el certificado de cómo fue pintado originalmente el vehículo, y luego reclamarle al concesionario la corrección de la tarjeta de propiedad y que le devuelvan la plata del comparendo.

 

Plan Movilidad Limpia

Reciba un cordial saludo de la Secretaría General de la Alcaldía Mayor de Bogotá, agradeciéndo­le por su generosa referencia en la editorial de la revista MOTOR, titulado “¿Volverán los troles?”, donde destaca la propuesta del alcalde mayor sobre la imple­mentación de un nuevo servicio de transporte, que hace parte del nuevo enfoque de la política de movilidad limpia que presenta­mos a continuación.

Hemos logrado enfocar los esfuerzos del distrito con resul­tados ciertos y contundentes. Se trata de temas técnicos, casi intangibles, relacionados con la vida cotidiana de los bogotanos y bogotanas, como el Plan de Movilidad Limpia.

Las políticas públicas son el medio real con el que cuentan las administraciones y los gobiernos para solucionar las necesidades de las comunidades. Una de ellas es la política pública de Ascenso Tecnológico, recientemente pre­sentada y promulgada mediante el Decreto 477 de 2013. Esta política establece cómo las auto­ridades de movilidad y ambiente y el ente gestor del Sistema Integrado de Transporte Público se relacionan e interactúan para lograr que con el Plan de Ascenso Tecnológico se mejore la calidad del aire y se reduzcan los impactos en la salud pública producidos por la contaminación atmosférica.

El propósito es sustituir pro­gresivamente las tecnologías tra­dicionales de combustión interna a tecnologías de cero o bajas emisiones en ruta, aprovechando al máximo la energía que se deri­va del agua. “Necesitamos elec­trificar el transporte, cambiando los motores diésel y gasolina a motores híbridos y eléctricos, y desarrollar los modos férreos en la ciudad, dejando de usar el petróleo para utilizar la energía eléctrica, que es más económica que el petróleo”.

Las Carreras Décima y Séptima se declaran como un ‘corredor verde’ incorporando los buses híbridos como elemento complementario y transicional al tren ligero que llegará y se inser­tará en este corredor.

Édgar Oswaldo Peña Salamanca.
Asesor de Comunicaciones. Alcaldía Mayor de Bogotá, D.C.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.