Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

El carro no cumple con las expectativas y no le resuelven nada
Compré un vehículo nuevo con unas especificaciones que verbalmente me aseguró el vendedor de una compañía con sucursal en Manizales. Después de retirado el vehículo me di cuenta que no cumplía con lo que el vendedor me dijo; a los dos días lo llamé y me dijo: "hay que exigirle, pero eso no me convenció. Luego le reclamé a la jefe de ventas, corridos unos ocho días, y no me resolvió nada". ¿Qué puedo hacer? Hace ya ocho meces que tengo el carro.
Edelberto Toro Vélez

En las relaciones de consumo hay asimetría entre las partes (desequilibrio) y el sistema de protección al consumidor tiene en cuenta esa variable. Al comprador le basta afirmar y el vendedor tiene la carga de probar que no incurrió en una falta, que puede ser una de estas, o ambas:

Por falta de idoneidad del vehículo, porque no es apto para satisfacer la necesidad que usted requiere al adquirirlo. La Superintendencia de Industria y Comercio, División de Protección al consumidor (Carrera 13 No. 27-00, Piso 5, Bogotá, con Samuel Ricardo Perea, Jefe del Grupo de Instrucción e Investigación) puede investigar el caso como un juez y llegar a una decisión de cambio del vehículo o de devolución de lo que pagó por él.
Por información del vendedor que lo indujo en error. La Superintendencia puede investigar el caso pidiéndole explicaciones al concesionario, y multarlo a favor del Tesoro Nacional hasta por 100 salarios mínimos. También el Alcalde de Manizales (Oficina de Precios, Pesas y Medidas) cumple esa función administrativa.
Comience por enviarle una PQR (queja por escrito) al responsable local de PQR del concesionario haciendo el reclamo con un recuento claro de los hechos, y pidiendo lo que usted estime que corresponde (no hable de perjuicios, porque eso no se ventila en esta clase de justicia del consumidor sino ante el juez civil, si usted opta por demandar al concesionario ante la justicia civil). Si no llegan a una solución con el concesionario (pueden hacer un arreglo comercial que les sirva a ambos), presente la queja ante la Superintendencia de Industria y Comercio relatando lo que el vendedor le ofreció y lo que el vehículo es en la práctica. La decisión toma al menos ocho (8) meses, pero si el asunto es por una falencia de importancia, puede ser a su favor.
Rodrigo Bueno Vásquez, B&L Abogados, rodrigo@buenolopez.com

Se presume culpable, a menos que se demuestre lo contrario
Hace unos días obtuve mi primer -e injustificado- comparendo después de llevar conduciendo más de 20 años sin problemas. Según el agente que me detuvo, yo realicé un giro a la izquierda sobre una avenida principal. Desde luego, si este hecho hubiera sido real, no tendría ninguna objeción.

Presenté mi apelación en la Secretaría de Movilidad, donde después de hacer fila y esperar por dos días enteros y -luego de un careo con el agente de tránsito y de presentar mis descargos- fui finalmente declarado culpable y tuve que pagar.

Mi reclamo ante el asesor jurídico y el agente de tránsito no era por tener que pagar una multa, sino porque me parece muy grave tener que aceptar que uno violó una ley (aceptar un delito que no se cometió).

Imaginémonos ser culpados de una falta grave que pueda llevarnos a la cárcel, solo porque no se tienen testigos o pruebas que verifiquen lo contrario.

Mi pregunta concreta es, ¿para qué sirve la Secretaría de Movilidad si solo le preocupa recoger el dinero de las multas? ¿Para qué sirve el supuesto derecho de apelación si uno como ciudadano lleva siempre las de perder, pues no tiene cómo demostrar que no cometió un delito? Partamos de la base que pesa más la palabra de un policía que la de un ciudadano común y corriente.

Según las leyes, todos somos inocentes hasta que se nos demuestre lo contrario. ¿Será entonces que ahora uno debe viajar para donde vaya con dos o tres acompañantes que en caso dado juren que uno no cometió ninguna falta? ¿Será que los señores policías no son ante todo humanos y pueden también equivocarse, metiendo de paso en líos a gente inocente?

¿Es verdad que los agentes de tránsito deben cumplir con una cuota mínima diaria de comparendos, razón por la cual están a la caza de infractores pudiendo por la prisa y el estrés cometer equivocaciones?

¿Quién protege en estos casos a los ciudadanos honestos e inocentes que creo somos la gran mayoría?
Darío Pinilla


Abuso de la policía
Salí de mi casa (barrio Cedritos) a mi trabajo; tomé la vía del caño hacia el norte (que está en pésimas condiciones) y en la esquina de la 147 con el caño, hay un cruce que hoy es permitido, debido a que la calle 147 costado norte esta en reparación. Los trabajadores de la obra colaboran organizando el tráfico y dando vía para tener acceso a la avenida del caño hacia el sur.

Este cruce lo realicé debido a que seguí varios automóviles que lo estaban haciendo, y durante 15 días he venido observando este desvío. Cuando estaba cerca de la paralela de la autopista con calle 146, me paró una patrulla de la policía, exigiéndome una requisa de una manera agresiva y me amenazaron que me llevarían a un CAI porque ese cruce estaba prohibido, o se llevarían mi vehículo en una grúa y me pondrían un comparendo (no eran policías de tránsito). Me pidieron papeles, pase, cédula, me preguntaron dónde trabajo, dónde vivo, etc. Yo les comenté que vivía en este barrio y que conocía este cruce y que estaba autorizado. Ellos me comentaron que si yo sabia más que ellos y que me callara, e insistían en llevarme a un CAI (no se el porqué de la amenaza, ¿acaso da para tanto hacer un cruce supuestamente indebido?). Después de unos minutos me devolvieron mis documentos y me dijeron que me pondrían un comparendo para que aprendiera a no hacer esos cruces y que si no me lo ponían, yo seguiría haciéndolo. Luego de unos minutos resolvieron entregarme mis documentos y pude seguir mi camino. 
Si este cruce no está autorizado, ¿por qué no han puesto señales de tránsito para indicar lo contrario? ¿Por qué hay una persona de la obra organizando y guiando el cruce?
Nosotros los propietarios de vehículos somos la gallina de los huevos de oro sobre la cual el Estado se basa en leyes para cobrar cualquier multa o impuesto de gasolina mientras que Ecopetrol gana billones de pesos para llenar sus arcas. Ahora también tenemos que aguantarnos al abuso de la policía cuando quieren mostrar su poder y autoridad.
No le dejo mi nombre por temor a que estos tomen represalias, pero vivo muy cerca de la antigua carrera 25 con calle 144.
OVV


Un carro que no solo tiene problemas estéticos sino de seguridad
Compré un vehículo que desde el principio tuvo problemas: vidrios con pegante, biseles y marcos de las ventanas opacos, se cae el gato hidráulico de su ubicación,  película de seguridad con burbujas, se cayó un parlante de la parte posterior que aparentemente es difícil de retirar, etc. El concesionario hizo las correcciones de forma parcial; posteriormente fue llevado en varias ocasiones por ruido en las puertas traseras y que se relacionaban con las chapas, ruido al frenar, freno que no funciona adecuadamente, lo que provocó un accidente que no pasó a mayores (¿) El día 8 de agosto mientras pasé sobre un bache normal del pavimento y la dirección se enloqueció, dio un trompo y me di contra un muro pequeño, dañando el rin. Gracias a Dios no venía otro vehículo, porque el daño además de material sería humano. El mismo día solicité una nueva revisión por personal diferente y me diagnosticaron problemas en la dirección hidráulica (¿) El fin de semana usé el vehículo y en varias ocasiones ocurrió lo mismo. Considero que bajo ese estado no se puede conducir de forma segura (¿). Estos inconvenientes me han generado gastos que no estaban presupuestados ¿como el de transporte¿ y enfermedad: por la vibración se me agudizó un síndrome de túnel del carpo incipiente que tenía controlado y que lo noto después de conducir largos periodos. La vibración es continua y no se relaciona con alta velocidad (¿).
El carro, en mi caso, es una necesidad y en este momento además de generarme gastos que no tenia visualizados al comprarlo, está exponiendo mi vida (¿) creo que he sido muy paciente y en muchos casos decidí callar y encender el radio para hacerme oídos sordos y evitar conflictos con el área de servicio al cliente donde no siento apoyo a mi caso, pero ahora donde no solo es la incomodidad de los ruidos y del aspecto exterior sino mi vida es cuando solicito la devolución de mi dinero o el cambio del vehículo, con esto doy a entender que no dudo de la marca pero sí específicamente del origen de este vehículo.
Amparo López

Su consulta versa sobre un vehículo amparado por la garantía del fabricante, ya que no ha alcanzado ni el kilometraje ni el tiempo de uso que aparecen en el certificado de garantía, y dentro de esos extremos, tanto el fabricante como el concesionario que se lo vendió, tienen la obligación de repararle los defectos de fabricación o ensamble sin costo alguno por mano de obra, repuestos o insumos que se usen durante la reparación.

Aunque la ley dice que si se repite la falla el consumidor afectado podrá solicitar el cambio del bien o la devolución del dinero pagado por el vehículo, hay que mirar la norma con beneficio de inventario.

Eso significa que el comprador no puede pedir que le cambien el vehículo o le devuelvan el 'parné' si se producen fallas que no son graves y que el concesionario bien puede reparar en forma juiciosa y en un número razonable de ingresos del vehículo al taller, o que el concesionario y el productor puedan limitarse a recomendarle que lleve su vehículo al pueblo de Bojacá, para que se lo bendigan y quizás el párroco remedie sus males.

A la obligación de reparar sin costo se añade la del respeto por el cliente, que en su caso, después de casi un año de visitas al taller, brilla por su ausencia. Las reparaciones deben ser prontas, bien diagnosticadas y efectivas.

Si definitivamente los defectos del vehículo, mayores y menores, se escapan al control y los mejores esfuerzos del productor y del concesionario, es mejor que se dirija a la División de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio en la Carrera 7 No. 27-00 (Piso 5) de Bogotá, para que tomen cartas en el asunto e inicien una investigación en uso de sus facultades administrativas, o en ejercicio de sus facultades jurisdiccionales (de juez).

En el primer caso pueden imponerle una multa al productor y al taller que no ha solucionado la inexplicable vibración de la dirección del automóvil, y en el segundo caso le pueden ordenar a ambos que se lo cambien por uno que no vibre y que frene correctamente.
El síndrome del túnel del carpio que usted dice que se le ha agravado por la vibración de la dirección no se lo puede reclamar al productor y al concesionario ante la Superintendencia, sino ante un juez de la ciudad donde usted vive, y debe probar la relación de causa y efecto que exista entre dicha vibración de la dirección y el dolor en las manos.
Rodrigo Bueno Vásquez, B&L Abogados, rodrigobueno@etb.net.co o www.buenolopez.com

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.