Correo Revista Motor 617

Correo Revista Motor 617

Redacción Motor

11:20 p.m. 01 de diciembre del 2014

Caldas, ¿sin prosperidad?

El departamento siempre ha sido la ovejita negra del desarrollo de vías; nos tienen pagando hace 30 años unos peajes concesionados caros que no han sido realidad, las dobles calzadas son por tramos y la iluminación es perversa, ya que nunca está completa o se ilumina por partes.

Las curvas subiendo a Manizales son macabras, exageradas y muy peligrosas, sobre todo para las motos; son vías con tráfico muy alto y curvas muy pronunciadas.

Ahora nos incluyen en las autopistas de la prosperidad para mejorar un tramo de alto tráfico y alta importancia para el país y nos van a entregar solo una ampliación de la vía. Eso es infame, y de repeso planean colocar otro peaje en dicho tramo. Esto es algo asombroso. Me comunico con usted porque, aunque me parece muy centralista en sus artículos, de pronto esto le pueda interesar y nos ayude, porque esos senadorcitos en 30 años solo han gestionado peajes, pero para ellos y en contra de nosotros.

Fernando López Peláez.


Siempre vemos que nuestro gobierno sube mensualmente el precio de la gasolina con la disculpa de que los precios subieron internacionalmente. Ahora que los precios bajaron en los últimos dos meses más de 20 dólares, aquí solo nos han rebajado 140 pesos.

Nadie se rebota, nadie dice nada y seguimos pagando la gasolina más cara, los peajes más caros, los seguros para vehículos más caros, los trámites más caros y todo lo relacionado con los automotores más caros del mundo.

Estoy por creer que muchas multinacionales del mundo quieren venir aquí, pues en Colombia le pueden poner el precio que se les dé la gana a sus productos. Nuestro gobierno no nos protege en nada, no nos ayuda en nada y así cantamos un hermoso bambuco que dice “Ay, qué orgulloso me siento de ser un buen colombiano”.

Orgullosos los japoneses o los europeos, ya que al menos sus gobiernos los protegen en muchos asuntos, por ejemplo el desempleo; también les dan dinero por cada hijo. Aquí solo dan subida de impuestos.

Nuestro país dizque está en bonanza económica, pero los impuestos y todo sube.

Orlando Bolaños.

 

Vida de los amortiguadores

Quisiera saber cuándo se deben cambiar los amortiguadores, su vida útil y cómo sé que están en mal estado.

Carlos.

Están en mal estado cuando el auto se bambolea al pasar los baches, queda como hamaqueándose o cuando producen ruidos y golpeteos al funcionar o presentan humedad por fuga de aceite en la parte superior donde sale el eje. También hay ruidos en la zona de los amortiguadores, pero pueden provenir de los cauchos gastados donde van montados.

 

No hay caballos diferentes

Me gustaría saber por qué los caballos de fuerza de una moto son diferentes o funcionan de otra manera a los de un auto. Por ejemplo, un motor de una moto de 1.000 cm3 da más de 170 caballos, pero en un auto esos 1.000 cm3 solamente dan entre 60 y 70 HP.

Orlando Bolaños.

Los caballos son los mismos… pero es que son de potencia, no de fuerza, y ahí radica la diferencia, porque otra cosa es la fuerza o torque de un motor, que se mide en newtons/metro, y en ese caso el de las motos es bajísimo por el menor peso que deben mover. A medida que se necesita torque, los elementos internos del motor son más grandes y pesados y giran más despacio por las necesidades de la aplicación.

 

Consumos por el ‘sunroof’

Tengo una duda. Mucho se ha hablado de que uno de los tips para el ahorro de gasolina es conducir con los vidrios cerrados; de hecho, vi un artículo reciente en ‘Jueves de mecánica’ sobre este aspecto. Mi duda es si con el sunroof o ‘quemacocos’ ocurre la misma situación.

Mi Renault Scénic II tiene un estupendo techo eléctrico, pero a veces me cohíbo de abrirlo, pensando en los continuos comentarios sobre los vidrios cerrados para el ahorro de gasolina.

Javier León.

Todo lo que perturbe el flujo de aire sobre la carrocería implica resistencia y aumenta el consumo. Pero si pagó por el accesorio, úselo, porque la diferencia en consumo es mínima, sobre todo a las velocidades de ciudad y carretera locales.

 

De un indignado

Estoy indignado por la calidad del combustible en Colombia. ¿Cómo nos cobran $ 8.400 por un galón de combustible con un octanaje tan bajo de solo 87, y tan caro? En Argentina la súper o corriente tiene más octanaje que la extra en Colombia. Valdría esos $ 8.400 si no fuera un octanaje tan bajo, y eso que no hablo de la porquería de diésel que nos venden.

Juan David Moreno.

Ese octanaje es correcto para la gran mayoría de los motores, pues si fuera como usted dice habría millones de máquinas fundidas por detonación. La tendencia de todos los fabricantes es a hacer motores que usen cada vez menos octanaje, como los Mazda de alta compresión, que andan con corriente. Y en motores de alto rendimiento que usan extra no hay problemas, pues acá se venden Porsche, Ferrari, Maserati sin quejas. No hay que mezclar dos costos que van metidos en el precio del galón: uno es el del combustible y otro el de la carga de impuestos que le ponen. El diésel no es ideal y estamos atrasados, pero ya no es el pésimo jarabe que antes nos vendían.

 

Más cilindrada, más gasolina

En un motor de un carro o moto que trabaja con inyección, si se le aumenta su cilindraje original, ¿hay que cambiar inyectores? Aparte del aumento de su relación de compresión, ¿qué otros problemas pueden surgir?

Hernando García.

Cuando aumenta la capacidad del motor, este chupa más aire y por consiguiente hay que agregar más cantidad de gasolina. No necesariamente se debe cambiar el tamaño del inyector, pero sí el programa del computador para que atienda esa necesidad, usualmente variando la señal electrónica de su tiempo que permanece abierto. Por consiguiente, es más importante el programa de la unidad de manejo del motor que el inyector. Una vez cambiada la unidad, se ve si el inyector original alcanza. Aumentar la relación de compresión de manera exagerada conduce a exceso de calor en la cámara, enseguida la detonación o pistoneo y luego la ruptura de los pistones.

 

¿Salón de la movilidad?

Asistí al Salón de Bogotá. Soy un apasionado por los automóviles, me encantan, y si pudiera los coleccionaría como Jay Leno. Y en general me gustan todas la máquinas: camiones, buses, aviones, bicicletas...

Pero tengo que decir que salí con la sensación que este año, respecto a la feria anterior, no me mostró nada distinto ni novedoso. El Renault Twizy sigue siendo un proyecto; en la edición anterior nos dijeron que en tres meses se estaría comercializando. Este año nos lo repitieron. Eso demuestra el poco avance real que tiene este salón en el campo de otras alternativas. Pero me sorprendió más que las empresas no dan una solución a un problema que las ciudades presentan, y es el de la movilidad. Este salón sigue con la misma teoría e idea que cada individuo tenga y se desplace en las ciudades en su propio carro, con la gran ineficiencia que esto significa. Y yo defiendo la democracia que cada familia o persona quiera tener su carro. Pero si la industria privada no piensa ni da soluciones, llegará otro gobierno como el de Petro, que arbitrariamente va a prohibir más el uso del vehículo. Ya no será pico y placa sino sencillamente: usted no puede usar su vehículo.

Imaginemos soluciones, y no hay necesidad de inventar siempre. Por ejemplo, si el carbón se lleva en bandas transportadoras que soportan gran esfuerzo, que haya andenes con bandas para que las piernas con las que ya nacimos sean más eficientes y caminar sea más rápido. U otros tipos de vehículos y formas de movilizarse. El metro de Londres se inauguró ¡en 1863! Es una solución de hace más de 100 años. ¿Sirve? Sí. Pero nos van a entregar UNA línea dentro de 30 años más y quién sabe a qué precio. Hay que pensar fuera de la caja. Medellín va por buen camino: Metro, Metro-Cable, escaleras eléctricas, tranvía...

Francisco Polo.

Yo creo que son dos misiones diferentes. La industria del automóvil se encarga de proponer aparatos para la movilidad de las personas, en diferentes tópicos como el personal, transporte público, carga, etc., y en ese aspecto siempre ofrece vehículos más eficientes, menos contaminantes, más seguros y a mejor precio. El problema de la movilidad lo debe asumir el Estado. Es su deber, y más cuando cobra por el uso de las vías en tiempo completo, así el usuario no las pueda pisar sino la mitad del tiempo en el año por las restricciones. Además, para darles rutas adecuadas al desarrollo y la economía, más allá del transporte individual.

El hecho de que haya ciudades como Medellín, que tienen mucha ventaja en las soluciones que trabajan sus gobiernos, nos indica que todo es posible siempre y cuando quienes manejan los recursos y políticas sean idóneos, conocedores y responsables con el manejo de una ciudad. El contraste con muchos años de alcaldías de Bogotá es deprimente.

 

Correa o cadena de repartición

Tengo una duda, ¿qué garantiza mayor rendimiento en un vehículo o mayor duración: la tradicional correa de repartición o la cadena? De acuerdo con los datos suministrados por el concesionario, la correa tiene una duración aproximada para 50.000 kilómetros de recorrido, pero no tengo datos exactos para el cambio de la cadena. De igual forma desconozco si la cadena se rompe igual que la correa y cuáles serían las consecuencias.

Wiston Cediel.

El rendimiento es igual porque el tiempo de los ejes de levas es solo uno, y tanto la correa como la cadena deben darle exacto. Es más durable la cadena, pues esta solo se cambia cuando se repara el motor, salvo casos de ruidos muy excepcionales o en casos conocidos como los viejos motores de Fiat o Zastava y Polsky 1300 y 1500 con ese sistema. La cadena no se revienta sin antes haber dado múltiples avisos sonoros y de falla del motor, porque si está tan cedida que el templador ya no la ajusta debidamente, el distribuidor y el tiempo de admisión y escape se descuadran. En cambio, la correa se va sin previo aviso. El daño suele ser el mismo: estrellada de las válvulas contra los pistones, etc. Además del cambio de todas las piezas de la repartición.

 

Llantas aporreadas

¿Qué hacer con una llanta con poco uso, a la cual le han salido ‘chichones’ en los costados por los huecos o alcantarillas? ¿Es inconveniente seguir usándola, así sea en el eje trasero?

Daniel Quiroga.

Esos chichones significan que las lonas y la estructura de la carcasa están rotas y la llanta es débil en esos puntos e imposible de recuperar con algún arreglo, local, salvo lo que suelen hacer de coserlas y pegarles parches por dentro para que sostengan el aire, pero eso no les restituye su integridad. Hay riesgo, claro está, y como máximo se deben usar atrás.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.