Correo Revista Motor 622

Correo Revista Motor 622

Redacción Motor

04:08 p.m. 10 de marzo del 2015

El bajón de la gasolina

Sobre el tema del paro camionero, pienso que usted puede dar siquiera una opinión autorizada sobre el adefesio. Todos los años los colombia-nos estamos sujetos económicamente al resultado del paro respectivo. El paro se respalda en argumentos sólidos y reales como son: el número y costo de los peajes, el costo altísimo y mala calidad de combustibles y lubricantes, llantas, baterías e insumos en general. A lo largo del asunto los protestantes se sostienen en los argumentos; de pronto, de un ‘plumazo’, en asocio con el Gobierno, la solución salomónica se sella con el alza en el precio de los fletes, un auténtico crimen contra lo más elemental de los derechos ciudadanos. La espiral del costo de vida se incrementa porque precisamente, a falta de los ferrocarriles, el transporte por carreteras es el que marca las pautas económicas en nuestro amado país.

Luis Eduardo Rueda Peña.


¿Por qué si baja la gasolina, no baja el precio del transporte público proporcionalmente?

Jairo Gómez Marulanda

 

¿Más impuestos?

Es inaudito que los colombianos aceptemos cobros innumerables de impuestos, como valorización, sobretasa a la gasolina, semaforización, rodamiento, SOAT, pico y placa, etc., de los cuales nunca hemos visto los frutos, pues para nadie es un secreto que ellos van a parar a los bolsillos de nuestros padres de la patria. Ahora el representante Carlos Guevara promueve uno nuevo, como es la sobretasa a los parqueaderos, que ya de por sí son costosísimos y, claro está, siempre en contra del carro particular y la clase media. Unámonos y al menos no paguemos impuestos de vehículos.

Maria Emilia Arango.

Al contrario. El representante Guevara fue quien “se pilló” el mico de ese impuesto escondido en el plan de desarrollo y ha asumido la defensa de los ciudadanos ante esa posibilidad.

 

¡84.589 licencias irregulares!

¿Qué sabe usted sobre los 84.589 ciudadanos a quienes les expidieron su licencia de conducción entre el 1º de julio de 2014 y el 31 de enero de 2015, que están en riesgo de que su pase sea suspendido? La noticia se conoció tras la apertura de la investigación que inició la Superintendencia de Puertos y Transporte, al encontrar que 104 centros de reconocimiento del país habrían tramitado de manera irregular este número de certificados médicos para la licencia de conducción. “Probablemente, dentro de la investigación se establecerá que pudo haber fraudes a la hora de expedir esos resultados, eso quiere decir que quizá puede haber personas no aptas para conducir que están conduciendo en el país”, explicó la Superintendencia. En ese sentido, la entidad indicó que se va a entrar a investigar a los 104 CRC que ya están identificados y luego “se va a proceder a mirar los más de 80.000 certificados médicos que se expidieron y se saltaron la norma para ver la pertinencia y de pronto llegar a suspenderlos”. Es decir, luego de la investigación, que tardaría en promedio tres meses, la Supertransporte contactaría a cada uno de estos ciudadanos para evaluar si son aptos o no para conducir y con base en ello determinaría la suspensión o no del documento. Santander está entre los 24 departamentos que se vieron relacionados con estas irregularidades y que serán investigados por la Superintendencia.

Luis Torres G.

 

Nunca bajar en neutro

En zonas montañosas rurales cercanas a Cali, como la bajada de La Calera a Bogotá, muchos choferes de busetas y carros de servicio público acostumbran a poner en neutro el vehículo en los descensos, dizque para ahorrar gasolina. ¿Qué sentido tiene esta medida, si lo tiene?

Mendoza. Cali.

No tiene sentido, pues es poner en grave riesgo a todo el mundo. Se debe bajar con el motor disponible, es decir, dejando el carro apoyado en el mismo cambio que se usaría para subir por ese sitio. Si no lo hace, recalienta los frenos y no tiene posibilidad de respuesta en caso de una maniobra. Mientras el acelerador esté cerrado, el consumo no se aumenta, y aunque lo hiciera es una cantidad despreciable a cambio de la seguridad y más si son vehículos de transporte de pasajeros, en los cuales la responsabilidad del conductor es total.

 

Coleccionistas

Vendo colección de la revista MOTOR, completa y en muy buen estado, desde la edición 115. Empastada.
Alejandro Gutiérrez Mejía. Cel.: 314 790 7866. Pereira.

 

El valle de la “silicona”

El famoso valle de la silicona en California no es otro que el Silicon Valley, que no es de silicona ni de silicón sino de silicio, el elemento 14 en la tabla periódica, que en inglés es silicon. La silicona se usa en cirugía plástica para rellenos de mamas y glúteos. Recordemos cuántas mujeres mueren por estos embellecimientos. Los chips de los computadores son hechos de silicio. Silicona, por tanto, en su artículo, es puro ‘espanglish’, infortunadamente, con un significado completamente diferente”.

Édgar Osorio V.

Muchas gracias por la lección y disculpas por el error.

 

Un cambio menos

¿Qué problemas podría presentar mi carro al que por inconvenientes mecánicos le cambié la caja de seis por una de cinco cambios?

Gustavo Brito.

Pierde la oportunidad de bajar un poco las revoluciones en crucero a alta velocidad para tener menor consumo, pero no es una gran diferencia. Si el montaje está bien hecho, no hay problemas.

 

Vuelve, pero en avión

Después de muchos años de viajes a la costa en avión, decidí ir por tierra con mi familia para disfrutar los paisajes, hacer turismo y conocer las nuevas vías y obras nacionales. A pesar de los numerosos y costosos peajes, el alto precio de la gasolina que encarece el viaje y lo largo de la jornada, más de 2.000 kilómetros de ida y regreso hasta Cartagena, relato los lunares de esta travesía, que dudo volver a repetir, como aviso para aquellos que, como yo, se las den de aventureros:

- No se le ocurra dejar de tanquear a la salida de San Alberto y salida de Ciénaga, pues en ninguna estación de servicio sobre esta vía le venden gasolina para obligarlo a comprar en las improvisadas casetas a lo largo de la ruta, de contrabando y con varada incluida al no ser filtrada y tener agua. Parece que a los dueños de las estaciones les es más rentable vender esta que la del surtidor con impuestos.

- Falta de señalización entre Pailitas y Bucaramanga. Muchos carros alcanzan a circular por la vía en contravía buenos tramos hasta que se dan cuenta de que se pasaron un desvío que indicaba doble carril.

- Antes del peaje Morrison, vía Bucaramanga, de doble carril, con separador central, excelente visibilidad y avisos de máximo 90 kilómetros, la policía estaba haciendo su navidad con todos los que regresábamos hacia Bogotá, por exceso de velocidad. Al pedir explicaciones, pues pasaba a solo 85 kph, nos dicen que la velocidad es la que indica un tablero con luces al lado de la patrulla que dice 50 kph. Pero, coincidencia o mala suerte, los más de ocho carros detenidos teníamos placas de Bogotá, porque los de placas de Barranquilla, Bucaramanga, etc., pasaban a más de 100. Obvio, se nos impuso comparendo.

En la vía Chiquinquirá – Bogotá, a las 8 p.m., sobre una recta sin peligro alguno, una patrulla con luces apagadas enciende al paso de los vehículos de manera ocasional su licuadora y coloca partes por no tener precaución en zona demarcada de paso peatonal.

Ya en casa, con el mal recuerdo, llegan por correo certificado con gran prontitud, cuatro comparendos por cámara por transitar entre la vía de salida a Barranquilla a Cartagena a 59 y 61 kilómetros, respectivamente, porque la velocidad permitida es solo de 50 kph. Se pregunta uno si las autoridades conciben que la calidad de esta vía, con separador central, sin peligro para peatones y excelente visibilidad aplique para esta absurda velocidad o todo se limita a recaudar dinero de los indefensos conductores.

Por ahora, y desde ya, empezaré a comprar nuevamente mis tiquetes aéreos, porque viajar por tierra es un premio a la corrupción de nuestros dirigentes locales.

Jesús Gómez A.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.