El CST-100, un transbordador diferente para las futuras misiones espaciales

El reemplazo del histórico transbordador de la Nasa ya está en su fase final de construcción y deberá hacer los primeros vuelos de ensayo a comienzos del 2017.

Redacción Motor

07:30 p.m. 30 de septiembre del 2014

Imágenes del próximo transbordador

CST significa Crew Space Transportation y será desde ahora y por muchos años la sigla con la cual se conocerán los nuevos aparatos que se utilizarán por parte de la Nasa para las misiones a bajas órbitas, donde se encuentran y colocarán las estaciones espaciales que antes se atendían con los transbordadores que pasaron a retiro.

Los CST-100 ya están en la fase final del desarrollo, y Boeing recibió un presupuesto de 2.400 millones de dólares para terminar las cápsulas que responden a un diseño y principio totalmente diferente, pues su regreso a la Tierra será como lo hicieron los primeros aparatos espaciales, es decir, sostenidos en paracaídas y previstos para amarizajes. Obviamente irán hasta la órbita en la cabeza de un cohete.

Cada cápsula podrá llevar hasta siete personas o una mezcla de personas y carga, según los objetivos del viaje, y tendrá un servicio comercial para que otras entidades puedan con¬tratar los vuelos y también cupos para pasajeros que quieran y se puedan dar el lujo de esta experiencia.

Los CST son diseñados en Houston por varias de las entidades que antes apadrinaron a los transbordadores, y en este momento se están validando sus estructuras con pruebas reales en el Centro Espacial Kennedy, como, por ejemplo, las simulaciones de aterrizajes y amarizajes sobre bolsas de aire. Una vez pasados estos exámenes, comenzará la fabricación de las cápsulas.

La cápsula tiene un motor a bordo que le permite maniobrar, ubicarse en el espacio y acoplarse con las estaciones, y también la propulsa para el ingreso a la atmósfera, operación que será mucho menos riesgosa debido a los materiales refractarios que ahora se conocen para el manejo de las temperaturas extremas que se generan en ese proceso.

La vida a bordo

El trabajo y el viaje serán mucho más entretenidos para los astronautas y eventuales pasajeros por el uso de medios electrónicos como las tabletas y el ambiente de la cabina, inspirado en las iluminaciones que se están usando en los actuales aviones comerciales de Boeing. Es un detalle fundamental de confort y ergonomía teniendo en cuenta el reducido tamaño de la cápsula.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.