La cuarta generación del Clio aumenta en proporciones y sube un estrato en equipamiento

Renault presentó por Internet esta generación del Clio que se esperaba para el Salón del Automóvil de París. Llega con carrocería de 5 puertas, nuevos motores Energy y un diseño muy avanzado.

Redacción Motor

09:20 p.m. 09 de julio del 2012

Ver galería de fotos del nuevo Clio

Tener apenas 4 generaciones en los 22 años que cumplió el Clio, del cual se han vendido casi 12 millones de unidades en el mundo, significa que Renault manejó con prudencia cada cambio de línea para mantener intacto su espíritu durante tanto tiempo.

Sin embargo, para la presente evolución Renault se arriesgó e hizo un carro nuevo que mira de forma exclusiva hacia el futuro, sin ataduras. Esta cuarta generación del Clio, que se estrenó a nivel
mundial la semana pasada, a través de la página de la marca, con líneas y superficies más dinámicas y agresivas, además de nuevas proporciones, pues es más largo, más ancho pero más bajo que la tercera edición. Incluso, hasta ofrece un nuevo estrato en materia de equipamiento.

Bajo sus trazos, muy curvos y musculosos, se plasma la misma presentación frontal que la marca mostró en el nuevo Twingo y en el eléctrico Zoé, con una parrilla que tiene un gran logo central y cuya línea se estira y adelgaza hacia los costados encontrándose con unas luces frontales enormes que respetan un capó minimalista, pero que invaden ambos costados delanteros del carro.

Como detalle estilístico único está la aplicación de led para las luces día, camufladas entre la gran hoja negra. El bómper no comparte elementos con la parte superior pero acoge la entrada inferior de aire y se vuelve una sola pieza junto con las  exploradoras, que le dan una sonrisa baja en forma de óvalo alargado.

Así, la nueva cara tiene un estilo curvo y suave, armónico. Pero si el frente tiene detalles únicos, el cuerpo del Clio IV es generoso en novedades y trazos de escultura que por primera vez tiene un  enault de estas proporciones.

Posee grandes hombros, tanto adelante como atrás de la carrocería, que parecen sostenerse de las luces y los stops, y además luce una estrecha y baja cintura que tiene una moldura lateral dramática y oscura que la resalta y pronuncia un pliegue que da un giro inusual hacia abajo.

Estos trazos le dan un enorme volumen a la parte posterior, muy deportivo. Un detalle para resaltar: la manija de la quinta puerta se esconde en el paral trasero y junto con la forma de las ventanas le dan un corte de cupé tan acertado que se dice que con este aspecto se habría podido ahorrar la edición de tres puertas.

Pero bajo este ropaje también hay novedades tecnológicas, pues el Clio estrena nuevos motores de bajo consumo denominados Energy. Contará con un motor diésel 1,5 de 90 caballos de potencia que fue mejorado, ya que viene con la función Start&Stop y 20 Nm más de torque.

Este motor consume menos de un galón por cada 100 kilómetros y tiene unas emisiones de CO2 de solo 83 g/km, según el  laboratorio. En gasolina estrena el nuevo motor Energy TCe 90.

Este es un propulsor de tres cilindros, el primero que fabrica Renault en su historia, con un turbo pequeño con el que infla sus menos de 900 cm3 de cilindrada. También tiene una potencia de 90 caballos a 5.000 rpm y 135 Nm de par a 2.500 vueltas, el 90 por ciento del cual está disponible desde las 1.650. Consume galón
y cuarto por cada 100 kilómetros y genera 99 g/ km de CO2 en emisiones.

El más potente de la familia será el Energy TCe 120, que es a gasolina, con inyección directa y turbo, de 120 caballos, el cual podría estar asociado a una caja de cambios automática de doble embrague EDC de seis velocidades, cosa que también sería primicia en este segmento.

Se repiten los motores diésel 1,5 dCi de 75 caballos, y el de gasolina 1,2 de 16v y la misma potencia, destinados para las versiones más económicas. Y el arsenal tecnológico sigue en el interior, ya que a pesar de que su habitáculo es sencillo y ergonómico, este vehículo no solo cuenta con un modo Eco, a partir del cual se puede hacer un ahorro hasta del 10 por ciento de combustible, sino que traerá como opcional el sistema de info-entretenimiento R-Link, cuya médula depende de una pantalla táctil de 7 pulgadas en la consola central desde la cual se manejan
las funciones multimedia, la navegación, la cámara de reversa y el sistema de climatización.

Estas funciones se activan de tres formas: por comandos de voz que se usan para personalizar la información y recibir incidentes de tráfico, mediante los mandos en el volante o desde la misma consola. Pero lo más descrestante de esta interfaz es que tiene un emulador de sonidos capaz de reproducir el rugido sintetizado
hasta de 6 de los motores famosos, los cuales están sincronizados con la velocidad y la aceleración del carro, tal como el que registramos en el nuevo M5, pero que en un auto de este tipo se vuelve una sorpresa diferente y lo hace único y divertido.

La cuarta generación del Renault Clio se fabricará en Flins (Francia) y en Bursa (Turquía) y se espera que llegue a los concesionarios europeos en octubre, luego del Salón del Automóvil de París.

Broche de oro
Con las manijas escondidas de las puertas traseras, el enorme alerón posterior que le da suavidad a la caída del techo y hace que esta parte se vea elegante y agresiva al mismo tiempo, la hoja de la quinta puerta casi recta que integra los stops alargados y compactos y un falso difusor negro bajo el bómper voluminoso, se cierra con broche de oro una de las carrocerías más atléticas de este segmento.

FRASES:

Por primera vez Renault ofrece un motor de 3 cilindros, 900 cm3 y turbocargado que llega a los 90 caballos, para la versión más ecológica del Clio IV.

Todo el carro viene modernizado y con avanzadas funciones multimedia, como el sonido interior de motores más potentes
sincronizados con el del carro para mayor placer al conducirlo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.