Cuidados a la hora de comprar o vender un usado / La importancia que tiene el 'papeleo'

Pedir el certificado de tradición, no utilizar intermediarios y revisar el estado de comparendos, son sólo algunos de los consejos que Sett entrega.

Redacción Motor

05:00 a.m. 25 de marzo del 2009

Contrario a lo que ocurre con la compra que se hace en un concesionario, el negocio directo de un vehículo, es decir, porque alguien se lo recomendó o porque lo vio en un aviso clasificado, siempre es más dispendioso y ¿obviamente¿ requiere de más cuidado y tacto.

En este sentido, además de verificar el estado de la carrocería y del motor, entre otros, es mejor que ¿se cure en salud¿ y haga un estudio minucioso de la hoja de vida: si el vehículo no ha sufrido accidentes, si tiene los papeles en regla, incluso, si tanto usted como el vendedor están a paz y salvo con las entidades de tránsito encargadas; sólo así podrá llevar a cabo el traspaso.

Sett aconseja

Primero, pida un certificado de tradición en cualquiera de las oficinas de Sett En este documento ¿que cuesta 10.300 pesos y lo entregan máximo en dos días, de acuerdo con el modelo del vehículo¿ podrá verificar las características del vehículo, asegurarse que no tiene medidas cautelares inscritas pendientes. Además sabrá con certeza que quien lo vende es el propietario real del automotor.

Verifique que el auto esté al día en materia de impuestos con la Secretaría de Hacienda del Distrito, a través de la línea 195 o en el pabellón 20 de Corferias.

Así mismo, revise el estado de multas y comparendos. Eso le evitará sorpresas desagradables y problemas cuando, por ejemplo, el nombre o la cédula de otra persona sean similares al suyo. Esta consulta la puede realizar en la línea de la Secretaría de Tránsito de Bogotá (STT) 3600111.

Tenga presente que una huella borrosa o mal tomada en el Formulario Único Nacional (FUN) o en una autorización que se presente ante Sett, le puede generar problemas de rechazo en los trámites. Por eso, antes de colocarla, debe limpiar el índice derecho con un pañito de algodón y desplazar el dedo sobre el documento, en un solo sentido, bien sea derecha-izquierda o viceversa.

No corra riesgos innecesarios al utilizar intermediarios, sobre todo si usted no tiene la garantía total de que la tarea se llevará a cabo 'a carta cabal'. Hoy en día, esta diligencia no tarda más de 45 minutos y se puede hacer en cualquiera de las seis oficinas de Sett en Bogotá.

Finalmente, sin importar si usted es el comprador o el vendedor, realice siempre el traspaso. Recuerde que no existe el llamado traspaso abierto o en blanco y que, por tanto, sólo el oficial ¿que se efectúa ante un organismo de tránsito¿ es el que puede ofrecer una nueva tarjeta de propiedad, en la cual aparece el nombre del nuevo propietario.

Traslado de cuenta

Si las placas del carro no son de Bogotá y, además del traspaso, quiere trasladar la cuenta, solicite la copia de los siguientes documentos: factura de compra, certificado de empadronamiento, manifiesto de importación o de aduana y último FUN empleado en el momento de la matrícula o en el traspaso anterior, si lo hubo.

Tenga en cuenta que la copia de estos papeles la puede solicitar a través de un certificado de tradición. Esta es una medida de precaución que le puede evitar inconvenientes por pérdida de papeles durante el envío de la carpeta entre los organismos de tránsito involucrados en el trámite.

Además, recuerde que en la ciudad de origen de la matrícula cobran por efectuar el traslado. En ese caso es mejor averiguar cuánto cuesta, de tal forma que este valor no lo tome por sorpresa. Adicionalmente, radicar la cuenta en Bogotá tiene un valor de 142.400 pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.