Daihatsu 'recarga' el Sirion

Daihatsu 'recarga' el Sirion

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

La marca sorprende con un modelo 1.3 de segunda generación de líneas más estilizadas y una versión 1.5 con aire deportivo.

Hace poco más de un año, el Daihatsu Sirion llegó a Colombia como una rareza que poco a poco se fue posicionando entre los usuarios por su personalidad, buen desempeño y calidad de su planta motriz.

Y para reforzar dicha aceptación, la marca puso en el mercado un modelo remozado en sus líneas y algunos detalles de su interior para ponerlo a competir en el segmento de los 37 millones de pesos.

Es un alternativa interesante, si se consideran su originalidad, buen rendimiento, economía de consumo y suficiente espacio interior para un carro que se mueve en el segmento de los pequeños.

Por otro lado, Daihatsu se anotó un buen punto con la introducción este año de un modelo para aquellos que quieren una versión un poco más deportiva. Se trata del Sirion GTI, con motor de 1.5 litros.

Como lo hacen otras marcas, Daihatsu quiso retomar la sigla GTI para dar la sensación de deportividad y lo logra gracias a un carro que se diferencia de su hermano menor de 1.3 litros en detalles como la inclusión de faldones y un spoiler trasero que logran dar un efecto más agresivo y deportivo, sin caer en excesos. 

Pica con sobradez

El modelo que Vehículos manejó, el GTI, tiene un estupendo comportamiento en la ciudad, pues es del tipo de carro ligero y vivaz, que arranca bien y se tiene bien en la oreja de un puente, si la toma rápido.

Según el fabricante, el GTI va de cero a 100 kph en tan solo 10,9 segundos y logra una velocidad tope de 170 kph.

Pero que se comporte con especial decoro en la ciudad no quiere decir que no lo haga en carretera, pues el espacio es amplio para llevar a cuatro adultos con cierta holgura en un viaje largo; o a cinco, más apretados.

Como en casi todo vehículo tipo 'hatchback', el Sirion no se caracteriza por ofrecer gran cantidad de espacio en el baúl, sobre todo cuando va con el cupo de pasajeros lleno y no permite el abatimiento de los espaldares de la banca trasera.

Ya en el habitáculo la sensación es placentera gracias a detalles de muy buen aspecto, como el tablero de grandes mandos y botones, y la cojinería. Cabe destacar que el tacómetro sube y baja cuando se varía la altura del timón, para que siempre haya perfecta visualización de ese reloj.

En cuanto a la seguridad, el Sirion cuenta con cuatro estrellas en las pruebas de choque Euro NCAP, de cinco posibles.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.