'No dar papaya', primera opción de los conductores para proteger el carro de los ladrones

Un foro de eltiempo.com muestra que cada día son mayores los robos a conductores y aumentan los sitios de riesgo en Bogotá. Hasta con armas de alto calibre delincuentes intimidan y roban a la gente.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Un foro de eltiempo.com muestra que cada día son mayores los robos a conductores y aumentan los sitios de riesgo en Bogotá. Hasta con armas de alto calibre delincuentes intimidan y roban a la gente.

'No dar papaya'. Esa parece ser la única opción que les queda a los conductores  ante la inseguridad a que se ven expuestos a diario en las calles bogotanas; y lo peor, ante la desidia de las autoridades y la poca solidaridad de la ciudadanía con el afectado.
Las historias de atracos se cuentan por montones. Son escasos los conductores que no han tenido una amarga experiencia, sobre todo, en las noches, al regreso a casa después de un arduo día de trabajo.

Las tácticas de los delincuentes siguen siendo casi las mismas, por ejemplo, darle un golpe al carro en la parte de atrás. Cuando el conductor se baja a ver que ocurrió, otro sujeto lo deja en minutos sin sus pertenencias. El robo de espejos y de tapas de gasolina, de bolsos, son temas de conversación casi a diario.

Antes los delincuentes ¿se la montaban¿ solo a las mujeres, ahora se tienen confianza y atacan a quien ¿dé papaya¿. Después del susto, solo queda la impotencia al ver como los delincuentes escapan tranquilamente por entre la hilera de carros sin que nadie haga nada. Claro, un afilado cuchillo intimida a cualquiera.

La situación de inseguridad en Bogotá parece ser tan crítica ¿y no solo para los automovilistas-, que la plenaria de la Cámara de Representantes le hará un debate de control político al alcalde Samuel Moreno para que explique la estrategia de la administración para frenar la ola de inseguridad en la capital.

En los últimos meses la delincuencia 'ha colonizado' gran parte de la ciudad, o son muy escasos los sitios en dónde se puede andar con tranquilidad.

Así se desprende del reporte de muchos ciudadanos que participaron en un foro de eltiempo.com en el que se les preguntó:
"Como conductor, ¿cuáles cree que son los cruces y calles más peligrosas de Bogotá y cuáles son las tácticas que usan los bandidos para robar los vehículos?"

No hay norte que valga
La situación es dramática en algunos sectores, en los que ya no es la conocida rotura del vidrio con la cerámica de una bujía, sino que los delincuentes portan armas de alto calibre. Este caso fue denunciado por un lector de los barrios Chicó y Chicó Navarra, en el norte de Bogotá.

Según 'Rafael08', desde hace un año viene operando impunemente una tenebrosa banda de atracadores armados de subametralladoras en estos barrios, más exactamente entre la Avenida 19 y la Autopista (más o menos a la altura de la calle 106). Los delincuentes, narra el lector, hacen sobrepasos extraños a los vehículos, y por último proceden a atravesarles el carro a los conductores. "Además de robarle el carro y sus pertenencia de valor, les hacen el mal llamado paseo millonario".

Los robos ocurren generalmente después de las ocho de la noche, aunque también suelen actuar de día, aprovechando las congestiones del tráfico o los semáforos.

Entre los sitios más peligrosos de la ciudad, según los lectores, están la  Avenida Circunvalar, en el sector de La Perseverancia; la Avenida 68 entre la 26 y la Esperanza; la calle 63 con Avenida Caracas; la Avenida 127, entre la carrera séptima y la 15; la calle 26 entre el sector del Cementerio Central y la NQS, la calle 142 entre la Avenida 19 y la Autopista Norte.

También hay muchas quejas sobre atracos y robos en la Avenida Las Villas, en la Colina Campestre, en la Avenida 68, frente a Cafam de La Floresta, en Normadía, Modelia, y en la carrera décima, en el centro, en donde, según otro lector, "lo mejor es no transitar en carro particular".


LAS RECOMENDACIONES DE UN LECTOR
 "La opción es no dar papaya, sobre todo en los semáforos. Ojo si llega a estar de último en la fila del semáforo, y pilas cuando vea a alguien que intenta pasar la avenida si no es por la cebra. Los delincuentes actúan así. Deje espacio para acelerar frente a otro vehículo, si usted se pega al de adelante ni modo, no tiene escapatoria, y, ojo a las horas en que transita, sobre todo después de las 8 de la noche. No intente bajarse del carro, siempre son dos ladrones y por lo general van caminado uno en cada acera de la vía. Y para terminar esté pendiente si pasa alguien por detrás de su carro, ellos caen de atrás hacia delante".


PARA NO SER VÍCTIMA DE LOS LADRONES MIENTRAS CONDUCE

- Procure viajar acompañado. Los delincuentes siempre atacan a las personas que van solas en los carros.
- Evite transitar en horas de la noche y por sectores o avenidas poco concurridas o solitarias.
- No lleve paquetes, bolsos, chaquetas, computadores y, en general, toda clase de objetos que llamen la atención de los delincuentes. Ni siquiera debajo de los asientos, mejor use el baúl del automóvil.
- Cerciórese de activar los seguros de las puertas y que los vidrios estén arriba. Si hace calor, mejor use el aire acondicionado.
- Si siente un golpe en el carro y no ve nada por los espejos, no se baje del automóvil. Mejor conduzca hacia un lugar seguro y revise qué ocurrió.
-  Si sospecha que otro vehículo lo sigue, no lo haga notar. Diríjase hasta un puesto de Policía o un lugar concurrido.
- Procure mantener el automóvil siempre en movimiento. Si el semáforo está en rojo, reduzca gradualmente la velocidad e intente llegar al cruce cuando la luz esté en verde. Si tiene que parar en un semáforo, observe muy bien los alrededores.
- Mantenga una distancia prudente con el vehículo que está adelante, de tal forma que pueda arrancar y evitar o minimizar una situación de riesgo.
- Esté atento a su entorno. Evite compras en los semáforos. No se distraiga y no olvide que la sorpresa es la mejor arma del delincuente.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.