Deportivos que fueron robados y que aparecen varias décadas después convertidos en clásicos

Un Chevrolet Camaro de 1969 y un Jaguar E-Type de 1968 aparecieron después de más de tres décadas de que les fueran hurtados a sus dueños. Curiosamente regresaron a sus manos convertidos en clásicos.

Redacción Motor

06:10 p.m. 18 de septiembre del 2014

Hay situaciones curiosas que precisamente son noticia por su escasa ocurrencia y más aún cuando vuelven a repetirse en un corto periodo de tiempo. Esta es precisamente el tema que nos ocupa, la reaparición de dos deportivos emblemáticos de los años 60 luego de varias décadas de haber sido robados y con un intervalo de cuatro meses en ambos casos y ocurridos en EE.UU.

El primero de ellos fue el de un Chevrolet Camaro de 1969 que le robaron a su dueña en 1975. Este auto reapareció luego de que una persona comprará a través de eBay un Camaro SS de 1969. Al ir por el deportivo el comprador de nombre Keith Williams comprobó que el modelo no se correspondía con el que él había pagado y puso la denuncia en la policía.

En medio de la investigación, las autoridades descubrieron que este carro había sido robado hacía 36 años en Nueva Jersey. Entonces el comprador, aunque no perdió el dinero porque había pagado un seguro de compra, se quedó sin el auto pues se informó a la primera dueña de la aparición de su deportivo.

La señora, que casi no cree en su suerte, recibió un carro clásico y además mejorado puesto que a su deportivo le habían puesto el motor más grande de la serie, un V8 de 6.9 litros, y quien lo tuvo lo conservó en un gran porcentaje de originalidad y pintura. Mejor dicho, el tiempo se encargó de premiar su angustia.

 

Una situación similar le pasó a Ivan Schneider cuyo Jaguar E-Type de 1968 le fue robado a las pocas semanas de haber sido comprado pero hace un par de días la policía le notificó que su deportivo había sido recuperado de un contenedor.

Tras 46 años de haber visto desaparecer su convertible, Schneider lo recibe ahora como un clásico de un alto valor en el mercado que con facilidad podría alcanzar los 100 mil dólares. Sin embargo, a diferencia del caso anterior su estado no es tan bueno ni fue repotenciado.

Y es que las autoridades encontraron este deportivo inglés en un contenedor que iba rumbo hacia Holanda y al inspeccionar sus papeles descubrieron que tenía una denuncia por robo desde 1968 en Nueva York. Y este caso es aún más enredado porque en el historial aparecen dos dueños, además de Schneider, uno de los cuales lo tuvo durante 40 años.

Ahora este E-Type tendrá una segunda oportunidad pero matriculado como un carro clásico de gran estirpe y al lado del Camaro, tendrá una curiosa historia que contar, que aunque no es irrepetible, si muy valiosa por lo escasa, volver a las manos de su dueño original después de tantos años.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.