Después de 45 años nació una nueva generación del dirigible más famoso del mundo

El majestuoso cuerpo de la aeronave de Goodyear se fabricó con una innovadora película de poliéster de DuPont llamada Tedlar, y gracias a los cambios será más fácil de maniobrar.

Redacción Motor

03:19 p.m. 08 de abril del 2014

Vea galería de imágenes del dirigible de Goodyear

Llega con mayor potencia, más espacio y tecnología de control de vuelo y tendrá una velocidad hasta de 117 kph.

Durante casi 90 años, una de las imágenes más icónicas de la industria automotriz ha estado surcando los cielos de decenas de países hinchiendo de orgullo a la llantera más famosa de Estados Unidos: el dirigible de Goodyear.

Con su suave y silencioso paso, este gigantesco aparato ha estado presente no solo como imagen de la marca y como apoyo de múltiples programas de seguridad vial sino que además ha servido como testigo ocular para la televisión y la radio de algunas de las hazañas deportivas más importantes del planeta.

Su fiabilidad -a pesar de la famosa historia de final catastrófico del Hinderburg el 6 de mayo de 1937 en Nueva Jersey- está tan comprobada que se vino a rediseñar para una nueva generación después de acumular más de la mitad de su historia, pues desde 1969 volaba de la misma forma y con las mismas configuraciones, lo cual significa 45 años funcionando sin cambios y sin contratiempos. Todo un récord.

Pero ya era hora de relevar los antiguos mandos y la forma de operación de esta aeronave. Para ello, el ensamblaje del nuevo dirigible de Goodyear comenzó en marzo del año pasado en el hangar Wingfoot Lake de la compañía y estuvo encabezado por un equipo internacional de ingenieros y técnicos de la fabricante de llantas y la alemana ZLT, Zeppelin Luftschifftechnik, quienes trabajaron de forma conjunta en el proyecto.

Piezas como las aletas de la cola y la cabina se construyeron en Alemania y fueron enviadas a los Estados Unidos para su montaje, mientras que el fuselaje de la aeronave fue fabricado con una nueva película de poliéster de DuPont llamada Tedlar, que rodea la estructura interna, que es semirrígida por primera vez. Esta composición y el material de recubrimiento son algunas de las cosas que lo diferencian de los dirigibles anteriores.

Este aerostato también es el primero de una nueva generación de dirigibles Goodyear que serán diferentes en tamaño y funcionamiento a los de la flota actual. El nuevo modelo está inflado con helio, el mismo gas que se usó en Estados Unidos desde los principios de estos aparatos, pero mide 75 metros de largo, 15 metros más que los anteriores, y cuenta con controles electrónicos y una computadora a bordo para regular la potencia del motor y la dirección de vuelo mediante movimientos verticales y laterales, mientras que la operación de la aleta de la cola o timón se controla con una palanca de mando tipo 'joystick'.

Esta nueva tecnología le permite tener una operación más precisa durante el vuelo y facilita las tareas de aterrizaje y despegue. Además, la nueva aeronave alcanza una velocidad máxima de 117 kilómetros por hora, en comparación con la velocidad actual de 80 kilómetros, lo que le da un mayor rango de autonomía y alcance en sus desplazamientos.

Los nuevos mandos reemplazan a las palancas manuales que se implementaron desde 1925 y que apenas sí se habían modificado. Por último, su estética también es diferente en el exterior, pero mantiene el logotipo y los tradicionales colores azul y amarillo sobre un fondo plateado.

El nuevo dirigible sustituirá al modelo GZ-20, que voló durante 45 años, y tendrá los mismos usos, entre ellos, el cubrimiento de grandes encuentros deportivos y presentaciones publicitarias y filantrópicas.

Vista privilegiada

Mejor vista y mayor comodidad son los principales atributos del nuevo dirigible de Goodyear. En el diseño de la góndola o cabina se utilizaron materiales de alta calidad y un diseño más acogedor para un espacio que puede llevar hasta 12 pasajeros acomodados en puestos independientes y con una mejor vista panorámica, gracias a que las ventanas del aerostato ahora son más grandes.

Aporte colombiano

En 1887, el científico, militar y político colombiano Carlos Albán inventó un sistema de globos aerostáticos de envoltura metálica, cuya patente fue solicitada en 1887 al Ministerio de Industria de Colombia. El general Rafael Reyes, como ministro de Fomento, concedió la patente # 58 con término de veinte años, el 9 de octubre de 1888. En un acto de amistad cedió la patente a Ferdinand von Zeppelin, padre de los famosos dirigibles alemanes que tuvieron usos militares sobre todo en la Primera Guerra Mundial.

DATOS
Un dirigible es un aerostato autopropulsado y con capacidad de dirección. La sustentación se logra mediante depósitos llenos de un gas de menor densidad a la atmósfera circundante.

Los dirigibles de Goodyear surcan los cielos desde 1925 y la firma ha construido más de 300 de estas aeronaves, incluyendo dos grandes dirigibles rígidos, el USS Macon y el USS Akron.

El primer registro documentado de un vuelo de un globo aerostático propulsado data de 1784, cuando Jean Pierre Blanchard agregó un propulsor manual al que sería el padre de los dirigibles.​

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.