Siguiente
Tuercas

Después de seis años, Lewis Hamilton vuelve a reinar

A pesar de haber ganado 11 de las 19 carreras, tuvo que esperar hasta la última para coronarse campeón de la F1.

Redacción Motor

11:20 p.m. 01 de diciembre del 2014

Hamilton vuelve a reinar

Su único rival fue su compañero de equipo Nico Rosberg, quien fue el mejor clasificando en ‘poles’, pero cometió muchos errores a la hora de la verdad.

Aunque no parezca, pasaron seis años antes de que Lewis Hamilton pudiera ganar su segundo campeonato mundial de conductores.

Después de haber tomado precipitadamente el relevo de Juan Pablo Montoya cuando este dejó al equipo McLaren en el campeonato 2006 y quedó un inesperado asiento libre, Hamilton entró a la gran liga en 2007 y un año después, 2008, se ganó el primer campeonato con 5 victorias y 7 poles. Este balance no fue sino la confirmación de lo que hizo un año antes como novato cuando ganó 4 válidas, 6 poles y subió 12 veces al podio. En el torneo de su estreno su título se esfumó por un mísero punto de diferencia frente al Ferrari de Kimi Raikkönen, en un dramático final en Brasil.

Su eclipse posterior en la cabeza del torneo mundial coincide con un bajón en el performance del orgulloso equipo McLaren, del cual no se repone aún, y que explica el fugaz paso de Fernando Alonso en 2007 por sus filas.

Cuando Hamilton partió cobijas y se fue de McLaren a Mercedes para la temporada del 2013, el anuncio no dejó de tener su cuota de sorpresa, pues el equipo alemán, si bien tenía todo el potencial económico y técnico, venía en una transición porque se trataba del escuadrón de la escudería Honda que dirigía el mítico Ross Brawn, quien se fue con el cheque de su parte, pero supuestamente dejaba a Mercedes huérfano de capitán técnico.

El olfato de Hamilton y de Mercedes, que ya corría con Rosberg y necesitaba suplir la vacante de Michel Schumacher, unió dos fuerzas ocultas en ese momento. Por una parte, la necesidad de esa marca de tener al hombre más rápido de la pista para poner su divisa en el puesto que reclama su fama. Por la otra, la de Hamilton, de unirse al grupo tecnológico donde podrían darle el mejor carro para el 2014, cuando entraban las nuevas unidades de potencia híbridas.

La movida de Lewis fue perfecta porque ante un cambio de esa magnitud en la planta motriz de los carros, hay que estar en casa del fabricante de esas unidades y no recibiéndolas como cliente externo, que era el caso de McLaren que, además, ya tenía fracturadas sus relaciones técnicas e institucionales con Mercedes y preparaba el 2014 como temporada de transición mientras pone los motores Honda que veremos el año próximo.

Instalado en Mercedes, el 2013 fue para él un año grisáceo como el carro y el equipo, que tuvo que pasar por una gran poda interna de su burocracia y reclamó el regreso de su dueño, Ron Dennis, a la puerta de los pits. Hamilton terminó cuarto y solo ganó una carrera, disputó muchas y animó la incuestionable supremacía de los Red Bull y Sebastián Vettel.

Instalado en su espalda el grupo motor de Mercedes, cuya superioridad fue muy marcada, para Hamilton el 2014 se convirtió en un campeonato doméstico contra su compañero de equipo Niko Rosberg, que solo se definió en la última carrera debido a muchos altibajos motivados por la inestabilidad mecánica de los nuevos aparatos.

Hamilton, a pesar de ganar 11 de las 19 carreras, tuvo que ir hasta el último día para asegurar su título contra Rosberg, experto en poles, 11 contra siete a su favor, pero menos atinado en el pilotaje del domingo y muy propenso a la controversia por los diversos episodios que generó. En Mónaco, cuando estacionó su carro para bloquear la vuelta de clasificación de Hamilton, o cuando le cortó una rueda con su alerón delantero al seguirlo en Spa. Esto entre los más recordados lances personales que fueron noticias que le pusieron pimienta a la hegemonía de los Mercedes.

Hamilton vuelve a reinar

Debut internacional: Fórmula Renault Europa en 2002 (5º.)

CAMPEÓN:
Fórmula Renault inglesa 2003
Fórmula 3 Europa 2006
Fórmula 1: 2008 y 2014

EQUIPOS EN F1
McLaren 2007 a 2012
Mercedes 2013 y 2014
Carreras en F1: 148
Victorias: 33
Poles: 38
Podios: 70
Kilómetros corridos en F1: 41.171
Vueltas punteadas: 1.837
Transporte particular: Jet Bombardier Challenger 600.
Residencia: Mónaco.
Fanático del Arsenal y de la obra de Andy Warhol.
Pareja: Nicole Scherzinger, principal cantante de la banda americana Pussycat Doll.
Título MBE, Orden del Imperio Británico, otorgado por la Reina Isabel II en 2009.
Carro favorito: AC Cobra negro.

Lecciones del 2014

La implantación de las nuevas unidades motrices marcó profundas diferencias de tecnologías. Renault falló con sus motores y Ferrari fue un desastre total.

Los turbos y las limitaciones de revoluciones y cilindrada mataron el ruido de los motores con gran castigo para los espectadores que van a ver poco de carrera pero sí a “oír la F1”.

La caída de audiencia en la televisión y el desprecio de la influencia de las redes sociales por parte de Bernie Ecclestone.

La quiebra del equipo Marussia indica que los inversionistas rusos no son consistentes ni serios.

Caterham no pudo correr una prueba y en la última participó gracias a una colecta pública.

Alonso rompió prematuramente su contrato con Ferrari a cambio de regresar a McLaren, de donde salió mal parado, y va a asumir todo el riesgo del desarrollo de los nuevos motores de Honda. Nada raro que vuelva a aburrirse.

Vettel nunca entendió el carro del 2014 y sus cuatro títulos mundiales lo diluyeron en la apatía con la cual manejó, unida a la superioridad de su compañero Daniel Ricciardo, el único que pudo ganar tres carreras en un carro que no fuera Mercedes.

Catástrofe en Ferrari: Se fueron Montezemolo, Alonso, el director Stefano Domenicali, y su remplazo, Marco Mattiacci, duró apenas 8 meses. La marca sale a la venta el año entrante.

La “clase media”, Force India, Sauber y Lotus, reclaman más participación en las platas de la F1 para sobrevivir.

Ferrari y Renault piden liberar el desarrollo de los motores que por reglamento está congelado; Mercedes se opone para mantener su ventaja.

Fracaso rotundo del absurdo sistema del doble puntaje en la última carrera para salvar las taquillas y la TV, en detrimento de la limpieza y la equidad deportivas.

El terrible accidente de Jules Bianchi.

Las fallas mecánicas abundaron hasta en los Mercedes, por lo cual Hamilton no pudo coronarse anticipadamente.

DATOS

Los cambios técnicos de los motores mataron el ruido y son incomprensibles para el público. Las asistencias y las audiencias van en caída libre porque el espectáculo se diluyó en la tecnología, y la supremacía de mercedes le quitó cualquier otra posibilidad de emociones a la F1.

El año dejó tres verdades en la pista: Fernando Alonso es el más completo a la hora de sacarle el máximo a un carro así sea malo, como el Ferrari 2014. Hamilton, el más veloz y audaz. Rosberg, el maestro de las poles. 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.