Dirigible Aeroscraft podría revolucionar el transporte aéreo del futuro

Entre las características que ofrece esta propuesta está la posibilidad de despegar y aterrizar verticalmente, desplazarse a baja velocidad y llevar mucho peso con bajo consumo de combustible.

Redacción Motor

05:16 a.m. 04 de marzo del 2013

El Aeroscraft es un modelo a escala que fabricó la empresa californiana Aeros Corporation, el cual entrará en un periodo de pruebas hasta alcanzar el modelo final de producción que tendrá más de 150 metros de largo y una capacidad para transportar hasta 500 toneladas de carga.

Este proyecto, que se perfila como la gran revolución en el  transporte aéreo, presenta unas características innovadoras y exclusivas en este tipo de aeronaves, como la gran posibilidad de transportar decenas de kilos de carga con un consumo de combustible realmente moderado y la gran novedad de despegar y aterrizar verticalmente, llegando a lugares reconditos que no cuentan con la infraestructura terrestre necesaria para recibir a cualquier tipo de aeronave.

En realidad, el Aeroscraft es un concepto que combina las características mecánicas y tecnológicas de un avión y un dirigible al alcanzar unas medidas de 82 metros de largo con 23 metros de alto con una capacidad de carga de 66 toneladas a una velocidad de 120 nudos, equivalentes a unos 220 kilómetros por hora.

Con un esqueleto de aluminio y fibra de carbono, y recubierto de una reluciente 'piel de plata' llena de helio, este Aeroscraft alcanza una autonomía de 5.000 millas a partir de unos motores eléctricos que son alimentados por pilas de combustible de hidrógeno, y que le permiten moverse verticalmente gracias a un nuevo sistema de control de flotabilidad.

Aunque la idea fue presentada en 2011, recientemente fue terminado su primer prototipo. La configuración final del Aeroscraft y las pruebas de su sistema de integración se han realizado con una subescala del producto.

Basados en el principio de la densidad del aire, sus creadores lo hacen funcionar a partir de la posibilidad de llenar esa gigantesca cámara con helio, que permanece comprimido en unos tanques y luego se expande mientras va expulsando el aire que está hasta lograr que se sustente en el aire y vaya ganando altura.

La menor densidad del helio con respecto al aire puede elevar el peso del globo y otras 20 toneladas de carga, mientras que ofrece otra ventaja pues hay un mecanismo para recomprimir el helio y volver a llenar la cámara de aire con lo que el dirigible gana peso y empieza a desender sin necesidad de añadir un lastre desde el exterior.

Además, el Aeroscraft incorpora unos propulsores de hélices que permiten elevar, descender, maniobrar y que el vehículo vuele para la dirección que sus pilotos consideren.

Su despegue vertical lo hace ideal para actuar en zonas devastadas y llegar a lugares remotos sin provocar ningún impacto ambiental. Los usos militares y humanitarios parecen las principales utilidades de este 'monstruo' del aire, aunque las cargas extremadamente voluminosas y pesadas también son un buen candidato.

DATO:

El Aeroscraft cuenta con una cámara rígida con capacidad para albergar unos 20.000 m3 de helio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.