Así se diseñan los cruceros del futuro

Los grandes barcos tendrán réplicas de famosas calles de ciudades como Montecarlo.

Redacción Motor

07:59 p.m. 25 de junio del 2012

Ver galería de fotos de los nuevos yates de lujo

La nueva ola de los superyates de lujo ya está planteada en manos de una empresa inglesa dedicada a plasmar sueños, innovación, elegancia y hasta extravagancia sobre el mar: Yacht Island Design.

Sus diseños no tienen comparación, ni antecedentes; son realmente las islas, a propulsión, que en un futuro serán las nuevas posibles residencias sobre el océano de importantes magnates.

La historia de esta empresa ya tiene en su haber tres plataformas flotantes ganadoras de varios premios de diseño en el mundo, pues dejan realmente volar la imaginación y aterrizan las ideas en aparatos de astronómicos precios porque desafían las reglas y normas de los yates tradicionales, tanto por dentro como en su aspecto exterior.

La primera extravagancia fue el 'Streets of Mónaco', un yate
realizado en compañía de los expertos en arquitectura naval BMT
Nigel Gee, cuyo diseño es la réplica en miniatura del circuito de la
Fórmula Uno que se lleva a cabo en el principado del Mediterráneo.

La idea principal fue recrear este trazado pero con acción, pues tiene una ruta para que tres carros monoplaza corran en las "calles" en las cuales están dispuestos los puntos más famosos e importantes de la pista.

Para darle cabida a esta pista el barco tiene un largo de 155 metros y navega a una velocidad hasta de 15 nudos gracias a un motor diésel. Por supuesto su dotación incluye varios servicios y juguetes, como dos muelles en la popa para recibir lanchas más pequeñas y jet-skis, y un par de submarinos que les permitirá a
los invitados conocer el fondo del mar.

El segundo proyecto de Yacht Island Design es el Tropical Island Paradise, barco que les ofrece a sus potenciales clientes la posibilidad de, literalmente, comprar una isla y llevarla a donde quieran en el mar.

La escenografía está montada sobre una plataforma flotante de 90 metros de largo, en la cual se hizo hasta un "volcán" para escalar. Cabañas y vegetación tropical adornan el diseño exterior de un barco combinado con un diseño muy moderno. Inspirado en las islas del Caribe, el océano de la India y Polinesia, alojará a sus
pasajeros en lujosas cabañas frente a una gran piscina.

Finalmente, y aún en proyecto, esta empresa presentará muy pronto el 'Utopía', fabricado también en compañía de BMT Nigel Gee. Es un yate de diseño absolutamente futurista pues la plataforma es circular, cuyo diámetro alcanza los 100 metros, y
de estructura y funcionamiento ecológicos.

Su gran innovación, además de la forma y de que funciona como
hotel y centro comercial, son sus cuatro patas, en cada de las cuales lleva una hélice para la propulsión y desde las cuales se puede anclar para que cumpla la misión de navío o residencia.

RECUADROS:

ESTRATO ¡MÓNACO!
Los materiales de construcción: acero y aluminio en la superestructura superior. Su diseño, realizado en colaboración con los expertos en arquitectura naval BMT Nigel Gee, le da una
capacidad de transporte para 86 personas a bordo: 70
de tripulación y 16 hospedadas en las lujosas suites.

UTOPÍA DEL DISEÑO
La cúpula del 'Utopía' es una piscina con cubierta de cristal que puede abrir y cerrar el capitán. Incluye, además de un hotel, una  zona comercial, un teatro, una zona de restaurantes, bares, discotecas y un casino.

ISLA FLOTANTE
Una gran piscina con tobogán, helipuerto y un muelle para jet-skis y submarinos son algunas de las atracciones que incluye este superyate, diseñado para trabajar con el mismo motor diésel del 'Streets of Mónaco', y con capacidad para alojar a 10 exclusivos pasajeros.

FRASES:

Tanto Yacht Island Design como BTM Nigel Gee recibieron el premio 'Contribución al conocimiento de los superyates' y el de
'Superyate del futuro' en el 2010.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.